Tiempo en movimiento  3 horas 18 minutos

Tiempo  4 horas 17 minutos

Coordenadas 2186

Fecha de subida 11 de mayo de 2018

Fecha de realización mayo 2018

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.044 m
694 m
0
3,1
6,1
12,27 km

Vista 306 veces, descargada 12 veces

cerca de Benassal, Valencia (España)

El Barranc dels Horts es una de las excursiones recomendadas en las proximidades de uno de los más bonitos pueblos de la Comunidad Valenciana: Ares del Maestre. Está en manos de una Fundación privada, que tiene establecidas normas de acceso que obligan a solicitar permiso previamente para visitarlo, y la ruta incluye zonas de propiedad privada alternativa, para las que no conozco la manera de solicitar autorización (aunque yo no tuve ningún problema para pasar por ellas, otros visitantes han encontrado propietarios que concedieron permiso para pasar sin problemas; en cualquier caso el respeto a la propiedad de otros debe ser absoluto si queremos seguir manteniendo la situación actual).
Para llegar al barranco salí de Valencia por la A-7, cogiendo el desvío a la Puebla Tornesa y Ares del Maestre. En el km. 41,3 de la carretera de la Puebla Tornesa a Ares del Maestre (CV-15), se abre a mano derecha una entrada marcada como Barranc dels Horts, por la que se entra a una pequeña zona de aparcamiento. A unos escasos 100 metros, una caseta de piedra, cerrada, muestra carteles indicando que en esa zona comienza una ruta por un Bosque Monumental, donde hay muy antiguos y grandes ejemplares de robles agrupados en un valle de bosque relicto. Esta es la zona que visito hoy, tras solicitar permiso a la Fundación Caja Castellón; normalmente sólo se dan permisos en fines de semana o festivos, pero mi petición fue atendida por ir sólo a hacer la visita. Quiero expresar mi agradecimiento a Dña. Isabel Queral, a quien no tengo el gusto de conocer, por autorizar mi visita en un día no habitual.
El bosque no es lo único digno de atención en este itinerario, aunque sí lo más interesante. Diversas construcciones de pedra en sec (bastantes más de las citadas en otras rutas) aparecen a lo largo de la ruta, y la parte final, a través del barranco, es también muy bella aunque buena parte de esa belleza puede ser atribuida a los robles en parte del trayecto. En el diseño de la ruta a seguir tuve muy en cuenta la excelente presentación de Ignacio.ds (8866195), aunque luego sobre el terreno introduje varias modificaciones sobre las que ya tenía pensado hacer, en parte por las características del terreno, pero sobre todo para maximizar el número de puntos interesantes a visitar, y en parte también porque el acceso cercano al Roure Gros está limitado por riesgo de caída de ramas, como se anuncia en un cartel en la caseta de entrada.
Desde la caseta de entrada seguí la senda principal del barranco hasta un punto en el que la pista por la que venía se desvía a la derecha, pasa a ser de hormigón y aparece una señal de zona de reserva (y se aprecia un sendero que se introduce en la misma). Abandoné, pues, el trazado que seguía para entrar en la zona de reserva y durante un buen rato (unos 30') disfruté de la visión de una gran cantidad de grandes robles, cuyas dimensiones, formas y asociaciones con los árboles vecinos resultaban muy llamativas (las fotos ayudan a entender mi impresión). Poco a poco el terreno fue haciéndose más difícil para el avance, por la vegetación y las piedras, y no encontraba evidencias claras de sendero en la vecindad (estaba muy cerca de la ruta de vuelta situada a mi izquierda, pero esta utilizaba el fondo del barranco, al que me pareció arriesgado descender); en su lugar opté por dirigirme hacia la derecha, en busca del sendero que abandoné antes para introducirme en la zona de reserva, lo que conseguí en poco tiempo y sin ninguna incidencia gracias en parte a que al poco rato vi unas casas, por delante de las cuales cruzaba una pista que me llevó directamente al sendero. Una vez en este seguí subiendo, pasando por varias puertas valladas, que dejé convenientemente cerradas una vez pasadas; aunque supongo que esta es la zona de propiedad privada a la que se refieren los autores de varias rutas por esta zona, en mi caso no vi a nadie en todo el trayecto. Progresivamente la densidad de robles fue disminuyendo, hasta desaparecer en la parte alta de la paramera, donde el matorral y la carrasca se enseñorean del ambiente.
En la zona donde debía desviarme a la izquierda para cambiar la dirección de avance, e ir a buscar el barranco por el que se realiza la mayoría del trayecto de vuelta, vi a lo lejos algunas construcciones de pedra en sec, por lo que me acerqué para fotografiarlas; el número de estas construcciones en la zona es realmente notable y, aunque el énfasis se coloque en los refugios, no son despreciables los muros y paredes edificadas, y en perfecto estado en muchos casos, con esa técnica.
Como he dicho, el itinerario gira hacia la izquierda, para pasar a través de nuevas zonas valladas e ir descendiendo progresivamente hasta el lecho del barranco. Una vez alcanzado este, se gira a la izquierda y se continúa por el un buen rato. En general el barranco no plantea ningún problema serio al avance, aunque en algunos sitios la vegetación o el tamaño de las piedras dificulta algo el avance. En un par de puntos parece haber senderos que salen del barranco; en ambos casos, tras seguirlos unos cuantos metros, tuve que volver al barranco porque la vegetación hacía más difícil el avance de lo que era en el barranco. Al final, el sendero sale del barranco en el momento en que su cauce se hace menos profundo, y va a unirse con el sendero de subida y el sendero de la zona de reserva en la zona donde seguí por el sendero de reserva. Desde aquí se trata solo de volver a la entrada del barranco, por una pista en excelente estado, por la que podrían subir los coches de los visitantes si estuviese autorizado.
En conjunto, una fantástica experiencia en un lugar mágico, cuya visita recomiendo incondicionalmente. Aunque he marcado su dificultad como moderada (sobre todo por las zonas de trayecto sin camino definido o por barranco), no plantea ningún problema significativo e incluso podría ser visitado con niños teniendo buen cuidado de evitar dispersiones que conduzcan a extravíos, y de evitar exposición a situaciones de riesgo de caida. No hay fuentes y en verano el calor aprieta en la zona, por lo que no se debe olvidar llevar una provisión suficiente de agua y protegerse en lo posible del sol.
El bosque monumental del Barranc dels Horts es descrito a veces como un bosque relicto. El término relicto tiene muchas acepciones en español. Remite a los remanentes supervivientes de fenómenos naturales, o a especies vivas con una distribución muy reducida comparada a la que tenían previsamente por causas naturales o por la acción del ser humano. Los bosques relictos son aquellos que quedan como vestigio de algún tipo de flora que alguna vez hubo y que actualmente sólo está presente en un área reducida comparada con la que ocupaba en el pasado. En biología, un relicto es un organismo que en otro tiempo fue abundante en una gran área, y que ahora está solo en pequeñas áreas.
Piedra seca, pared seca, piedra en seco o albarrada​ son términos que se aplican a una técnica constructiva de origen tradicional que se realiza mediante el uso de piedras, pero sin utilizar ningún tipo de mortero o argamasa. En ocasiones se usa arena seca para rellenar los huecos de la pared y de ahí viene el nombre. Las piedras, cortadas o no, se encajan a conveniencia; simplemente se busca una correcta y adecuada disposición intentando encontrar el máximo contacto entre las piezas, buscando el lugar apropiado para evitar los derrumbamientos. En su nivel más básico, esta técnica no requiere ninguna herramienta.; en el polo opuesto está el trabajo con sillares tallados que encajan y se asientan sin necesidad de argamasa alguna. La técnica de la piedra en seco se emplea en la construcción de refugios, calzadas, bancales, majanos, pozos, barracas y puentes.

5 comentarios

  • César Argilés 28-may-2018

    Perfecto recorrido......Ares no se puede dejar de conocerla

  • Foto de eoc

    eoc 31-may-2018

    Efectivamente, César. Es una población de gran belleza, pero los alrededores son igual de interesantes

  • javeadeverano 18-oct-2018

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Robledal maravilloso. Gran ejemplo de bosque relicto.

  • luis.perecruz 29-mar-2019

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Fantástico lugar.

  • César Argilés 06-abr-2019

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Perfecto recorrido......Ares no se puede dejar de conocerla

Si quieres, puedes o esta ruta