-
-
2.252 m
1.373 m
0
4,7
9,4
18,83 km

Vista 53 veces, descargada 6 veces

cerca de Navacerrada, Madrid (España)

La tenía pendiente, lo intente hace dos semanas y la nueva normalidad esta llenando la sierra cada fin de semana, o madrugas o no accedes a rutas que necesitas dejar el coche en el aparcamiento. Los días de entre semana siempre han resultado diferentes, tienen otro ritmo, como otra luz y en las zonas de recreo o en plena naturaleza se respira paz. Apenas hay coches en el aparcamiento, los perezoso como yo nos vamos juntando sobre las 10 de la mañana para salir con la no tan fresca, mira por lo menos dejo la camiseta de manga larga y voy con la corta, hace ese calor acompañado de la caricia helada que solo la montaña sabe darte.

Dejo a atrás los embalses de la barranca por sendas algo secas que van clamando algo de humedad, helechos bordados por los claro oscuros de una senda que serpentea ascendiendo por la montaña, ganando altura a su hermana que encauza el arroyo hoy silencioso y paciente en primavera ensordecedor, bravo y con la curiosidad que la juventud te regala. Voy enlazando sendas hasta llegar a la fuente de la campanilla, tomo el agua helada de su caño, son los mejores besos fríos que puedes llevar a tus labios en la naturaleza todo es frío, cuando te besa con sus aguas cristalinas o te abraza con el viento helado de las cumbres, pero a su vez todo es cálido, vivo y apacible. Apenas hay gente pero un montañero, Luis creo recordar, me da alcance, subimos juntos por la endiablada senda que nos dejara el ventisquero de la condesa. Nos cuesta ascender, el confinamiento ha sido la gran escusa este año para los que no estamos a tono y todo nos cuesta mucho mas, lo confieso este año estoy peor que el pasado.  Con la charla amena llegamos a hacer cumbre en la Maliciosa, unas fotos, reponemos líquido y tomo una barrita energética vigilado por dos cabras con esos ojos del demonio que te miran fijamente y que no los encuentro para nada tiernos, mas bien inquisidores, no me gustan las miradas de las cabras salvajes.

Bajamos y nos despedimos en el ventisquero, a mi me queda subir la bola y a el desandar lo andado. Retomo la subida, la senda es muy buena ..... Continua en el blog

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta