Tiempo en movimiento  2 horas 10 minutos

Tiempo  3 horas

Coordenadas 1126

Fecha de subida 25 de agosto de 2018

Fecha de realización agosto 2018

-
-
712 m
457 m
0
2,0
3,9
7,81 km

Vista 109 veces, descargada 4 veces

cerca de Valsequillo de Gran Canaria, Canarias (España)

En esta ocasión nos decidimos a hacer la conocida y muy concurrida ruta del Barranco de los Cernícalos. Salimos muy pronto por la mañana para evitar el calor de agosto en el barranco y la previsible abundancia de presencia humana.

Empezamos la ruta en el aparcamiento que hay poco antes de la señal de prohibido el paso que da acceso al barranco. El primer tramo se hace sobre una pista de cemento hasta que se llega al primer indicador con un plano del barranco (WP 2). A partir de ahí continúa un camino bien marcado hasta alcanzar una acequia (WP 5) y un antiguo pozo (WP 6). La ruta continúa unos metros sobre la acequia antes de volver a ser camino.

Al poco rato el camino se encuentra con el arroyo sin canalizar y ya, en general, sigue su curso ascendiendo por el barranco, topándose de cuando en cuando con pequeñas cascadas que rompen la uniformidad del ya de por si agradable sonido del agua corriendo.

Nos encontramos en nuestro avance con bastantes ejemplares de acebuches, higueras, tabaibas, tajinastes y algún resto del bosque de laurisilva que debió cubrir estos parajes en tiempos pretéritos. También nos vemos obligados a atravesar túneles formados entre cañaverales que nos cubren completamente y que esconden también algunas zarzas poco amistosas (WP 11).

Siguiendo el curso del arroyo se llega al WP 14: una cascada que parece señalar el fin del camino, por lo que uno se siente tentado de escalar por la pared situada a la derecha, a averiguar si el camino continúa en la parte superior. Pero no, no continúa por ahí. Cien metros antes de la cascada hay una bifurcación del camino que asciende por la ladera, y que es el sendero que hay que seguir para llegar al fondo del barranco.

A partir de ese punto hay un par de tramos en los que el ascenso se hace un poco más complicado, principalmente por la arena suelta, pero que se pasan sin gran dificultad, y que son la antesala del final del barranco, al menos de su parte accesible. Las paredes del barranco se van juntando (WP 17) hasta llegar a un punto en el que se cierran totalmente detrás de la última cascada (WP 18).

El regreso lo hicimos por el mismo camino, fijándonos en otros aspectos, como la fauna, ya que no vimos ni un cernícalo, pero sí lagartos, mariposas y libélulas (WP 20).

Por cierto, que en algunos puntos parece que el GPS se disparata un poco, porque no dimos ni de lejos tantas vueltas como parece indicar el mapa de la ruta.
Una vez superada la pista de cemento, empieza el camino propiamente dicho
En los cruces sobre el arroyo normalmente hay troncos para facilitar el paso.
Al avanzar por el barranco, el camino discurre normalmente entre vegetación, paralelo al curso del arroyo. En ocasiones atraviesa cañaverales de gran densidad que casi forman un túnel.
No se debe intentar escalar por el lateral de la cascada, porque se puede seguir el barranco por una desviación que hay un poco antes.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta