Dificultad técnica   Fácil

Tiempo  5 horas 22 minutos

Coordenadas 511

Fecha de subida 18 de marzo de 2013

Fecha de realización abril 2012

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
749 m
422 m
0
1,5
2,9
5,85 km

Vista 25269 veces, descargada 406 veces

cerca de Valsequillo de Gran Canaria, Canarias (España)

El Barranco de Los Cernícalos es uno de los dos enclaves de la isla de Gran Canaria que puede presumir de tener agua corriendo durante todo el año. Se trata de un arroyo que tras las lluvias, como ocurre con todos, incrementa su caudal adquiriendo un carácter más vistoso gracias a los distintos saltos de agua que nos podemos ir encontrando. No son saltos de gran envergadura pero tienen un gran encanto dado el carácter cerrado y angosto que tiene el barranco en la mayor parte del recorrido. La ruta aquí representada es más un paseo que otra cosa, ya que se hizo un día de lluvia intermitente, llegando hasta el doble salto que hay y que está marcado como "salto de agua 5". A partir de este punto el camino continúa un cierto tramo, volviéndose algo más peligroso y atractivo hasta alcanzar la última de las cascadas desde la que ya no hay salida. Si bien lo he recorrido íntegramente en varias ocasiones, esta vez sólo llegamos hasta el doble salto, aunque continuar es bastante recomendable siempre que mantengamos las mínimas condiciones de seguridad.

Dejamos el coche en el aparcamiento que se ubica junto a la zona recreativa que hay instalada al inicio del camino. Andaremos unos minutos todavía por asfalto hasta llegar finalmente a la entrada. El cartel indicador nos recuerda que estamos penetrando en un espacio natural protegido, en concreto en la Reserva Natural Especial de Los Marteles. Nos salimos del asfalto por la derecha y por clara vereda llegaremos a una zona más amplia de eucaliptos que nos enlazará con la acequia por la que corre el agua, la cual seguiremos tras pasar junto a las ruinas de un pozo abandonado. En esta zona el barranco es amplio pero un poco más adelante se irá estrechando, siendo envueltos por la frondosidad de la vegetación.

Me llama la atención el estado en el que ha quedado este tramo tras las tareas de acondicionamiento desarrolladas por el Cabildo Insular. Han remodelado tanto la zona que casi no la reconozco, ya que por lo que puedo comprobar han despejado el camino, retrazado la senda, colocado piedras en los bordes y pequeños pasos de troncos para cruzar el cauce. Antes era más frondoso y espeso, incluso con un toque salvaje, y había puntos donde incluso dudabas sobre si el que estabas tomando era el camino correcto. A la vista queda que lo han habilitado para todo tipo de público, al menos este tramo bajo, siendo los accesos más fáciles y sin posibilidad de perderse.

No tardaremos en irnos encontrando los diferentes saltos de agua y vale la pena irnos parando a disfrutarlos. El camino sube lentamente sin esfuerzo aunque si el suelo está mojado debemos tener cuidado en algunos puntos de no resbalarnos o llenarnos de barro. Algún repecho introduce variedad a la senda, que en algunas áreas goza de una vista más panorámica. El doble salto final es el más vistoso y los bloques de roca que hay a sus pies se perfila como el lugar idóneo donde reponer fuerzas y tomar un respiro. Decidamos o no proseguir hasta el final, el camino de regreso es el mismo que el de ida.

La ruta se realizó el 5 de abril de 2.012 y se registró en un GPS Magellan Tritón 500.
  • Foto de Salto de agua 1
  • Foto de Salto de agua 3
  • Foto de Salto de agua 4
  • Foto de Salto de agua 5
  • Foto de Salto de agua 5

1 comentario

  • Foto de julyandnere

    julyandnere 30-ago-2016

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Muy bonito todo el agua, la cascada grande preciosa, hay que ir temprano o entre semana sino esta lleno de gente y lo unico malo es que la gente no respeta y tiran basura por el camino y un largo etc.. de guarradas.

Si quieres, puedes o esta ruta