Tiempo en movimiento  una hora 27 minutos

Tiempo  una hora 47 minutos

Coordenadas 1490

Fecha de subida 27 de junio de 2019

Fecha de realización junio 2019

-
-
56 m
-14 m
0
3,8
7,6
15,12 km

Vista 20 veces, descargada 0 veces

cerca de Pumarín, Galicia (España)

Recién llegados e instalados salimos desorientados por el " Camiño a Estrada Praia San Miguel " parece que estamos en el extranjero, ni el radar nos detecta.
Los paisajes preciosos, playas pequeñas de arena rubia y fina siempre escoltadas por espigones rocosos de estratos de pizarra y bloques de granito... sencillamente espectaculares.
Vamos por un camino costero que va comunicando por arriba unas playas con otras a lo largo de toda las costa y bajadas sinuosas por veredas unas, escaleras esculpidas en las rocas del terreno o realizadas "in situ" con rocas del lugar mas o menos acertadamente.
En una curva pronunciada comienza una pasarela aérea sobre grietas rocosas del terreno y abundantes zarzas y rosales silvestres. Estamos ya en dominios de las Playas de las Catedrales..... impresionantes formaciones rocosas estratificadas.... hoy mar bravía.... faltan minutos para la plena bajamar.
Desechamos una primera bajada por unas escaleras de peldaños simulados en la roca, por esta baja poca gente y abajo en un recodo se queda aislado en el momento que comience de nuevo a subir la marea.
Llegamos ya al Centro de Recepción de visitantes, Restaurante, aseos y varios puestos de souvenirs... como en todo sitio.
Una sola escalera de bajada-subida.... saturada de trasiego... gente que baja o sube muy despacio.... gente que se para lentamente a hacer fotografías a lo lejos, a la familia, a la novia... selfis; así que se forman pequeños atascos e impaciencias... todo quieren aprovechar los minutos de tregua hasta la nueva subida de las olas.
Una vez abajo en la arena empiezas a ver maravillas de la naturaleza, formaciones imposibles que quieres ver de cerca.... algunas no te dejan llegar las olas, otras puedes pasar con cuidado.
Grietas donde la luz en el fondo te dice que tiene salida, pero que la prudencia y la congoja no te deja pasar... otras que te tienes que meter en balsas acumuladas casi hasta la cintura, la mayoría hasta la rodilla.
En fin, una verdadera maravilla de la naturaleza.
A disfrutarla toca y a recordarla para siempre.
Hasta la próxima amigos.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta