Tiempo  4 horas 28 minutos

Coordenadas 1146

Fecha de subida 28 de septiembre de 2014

Fecha de realización septiembre 2014

-
-
1.049 m
595 m
0
3,9
7,8
15,56 km

Vista 2159 veces, descargada 84 veces

cerca de Venta de Cárdenas, Castilla-La Mancha (España)

Preciosa ruta por el pequeño Parque Natural de Despeñaperros, ideal para realizarla en una mañana, debido a su moderado kilometraje, aunque tiene también su toque de exigencia, como es ascenso al Collado de la Aviación por el barranco de la Niebla. Ascendemos también al vértice geodésico de Ensancha, ya fuera del parque y en la provincia de Ciudad Real.

Comenzamos ésta ruta en los Jardines de Despeñaperros, junto al restaurante emplazado en éste lugar, en la antigua autovía N-IV, ramal Madrid – Bailén, de doble sentido en estos momentos, bonito lugar con impresionantes vistas del desfiladero ahora que goza de mucha más tranquilidad. Desde el restaurante seguimos hacia el Este tomando un camino que desciende hasta la vieja autovía en su ramal Bailén – Madrid y que se encuentra cerrado al tráfico. Caminamos por la vieja autovía durante casi 2 km hacia el Sur, disfrutando del hecho de encontrarnos en el fondo de éste impresionante desfiladero; un autentico privilegio el poder contemplar ésta maravilla por la que tantas veces pasamos en el pasado a bordo de un vehículo sin poder hacerlo con detenimiento. Pasamos un largo túnel donde es recomendable llevar un frontal o linterna y al salir del mismo abandonamos el asfalto , para lo que nos dirigimos junto a las vías del tren donde un camino nos lleva de nuevo al otro ramal de la vieja autovía junto a la fuente del barranco de la Niebla. Antes pasamos junto a una placa conmemorativa a la figura de Cecilio Muñoz Fillol, gran estudioso y amante de éste enclave. Es recomendable para conocer más a fondo la historia y las entrañas de éste rincón serrano la obra de Cecilio, “Despeñaperros. Alma, nervio, canción, entraña y ritmo. Cardiognosis de huellas y ruinas”.
Desde detrás de la fuente arranca un sendero hacia el NO y que nos introduce en el barranco de la niebla entre un espeso bosque mediterráneo, sobretodo alcornoques y quejigos. Este sendero va continuamente cerca del arroyo en ascenso, cruzando su lecho en varias ocasiones. Pero se pierde o nosotros lo perdimos, el caso es que siguiendo veredillas junto al lecho lo fuimos remontando hasta que a nuestra derecha vemos una larga pedrera. Es el momento de abandonar el arroyo y comenzar un fuerte ascenso por esa incómoda pedrera, ya que a los lados de la misma la vegetación es muy espesa y sería inviable.
La pedrera termina en unos resaltes rocosos, donde los vamos bordeando por la derecha, hacia el Este primero y al Norte después hasta que damos con el sendero que lleva al mirador del Cerro de los Órganos. Éste mirador es una impresionante atalaya sobre el desfiladero, con el monumento natural de los Órganos junto enfrente. Muy cerca y a la vista desde el mirador se encuentra la cueva de Valdeazores, donde hay unas pinturas rupestres.
Ahora seguimos el sendero señalizado “Barranco de Valdeazores”, pasamos por el refugio del Collado de la Aviación y en unos 2,5 km hacia el Oeste por pista forestal llegamos a un cruce de pistas.
Seguimos la pista que asciende hacia el NE, abandonando el sendero señalizado. Durante poco más de 1 km, llegamos al Puerto del Muladar o Muradal. En éste punto tomamos un carril que sale a la derecha hacia el Este y que llega a una puerta cerrada. Ya no estamos en Jaén ni en el Parque Natural de Despeñaperros, si no en Ciudad Real y en la puerta de una finca privada; pero si queremos coronar el vértice de la Ensancha no queda más remedio que saltar o como hicimos pasar bajo la puerta. En dirección NE se encuentra el vértice, hay numerosos caminos e hicimos una pequeña circular . Las panorámicas aunque estropeadas por la llovizna son grandiosas desde éste punto, Magaña en Jaén , un buen trozo de la Mancha y los montes de Ciudad Real se encuentran a la vista.
Regresamos al cruce de pistas donde abandonamos el sendero señalizado y campo a través hacia el Este descendemos en busca del arroyo Valdeazores, donde enseguida por el margen izquierdo del mismo nos topamos con el sendero. Éste sendero nos desciende hasta los Jardines de Despeñaperros, aunque hay trozos que están un poco desdibujados no hay perdida posible. Éste descenso es una delicia, inmersos en un precioso bosque de galería , dando continuas vistas al esplendido bosque de arces, castaños, melojos y quejigos de la ladera Norte del barranco, donde los colores otoñales comienzan. a mostrar sus galas. Llegamos al paraje de los Castaños, donde se encuentra la fuente homónima o de la Media Almendra, donde hay varios ejemplares de éstos árboles de considerables dimensiones. A partir de ahora el sendero coincide con una canalización de agua que tiene diversos pasos aéreos en forma de acueductos, donde hay que tener cuidado de no caer, aunque hay un sendero más abajo para no pasar por los mismos. Antes de llegar a los Jardines pasamos junto a una pequeña presa.

Ver más external

Río

Arroyo De Valdeazores

Río

Barranco De La Niebla

cima

Ensancha

fuente

Fuente de la Niebla

fuente

Fuente de los Castaños o de la Media Almendra

parquing

Jardines de Despeñaperros

panoramica

Mirador Cerro de los Organos

Río

Presa

Collado de montaña

Puerto del Muladar

refugio

Refugio Collado de la Aviación

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta