Tiempo en movimiento  3 horas 30 minutos

Tiempo  4 horas 48 minutos

Coordenadas 1874

Fecha de subida 2 de junio de 2019

Fecha de realización junio 2019

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
379 m
14 m
0
2,7
5,4
10,76 km

Vista 322 veces, descargada 30 veces

cerca de Sanet y Negrals, Valencia (España)

La Sierra Segaria es una sierra litoral de enorme belleza, que hemos visitado en repetidas ocasiones y de la que todavía nos quedan cosas por ver. Cada vez que intentamos un recorrido nuevo por ella nos sorprende con hallazgos que no conocíamos y cuya belleza nos sigue impresionando. Hoy habíamos pensado hacer un recorrido circular, partiendo de un acceso poco habitual, al final del camino de Racons, donde un PR, que a continuación se dirige hacia la Cueva del Bolumini, nos permite acceder a la antigua acequia por la que discurre en buena parte de su recorrido sur el sendero PR-CV-415, que seguimos en la mayoría de nuestro recorrido. Por una rara casualidad, infrecuente en nuestra experiencia, hemos seguido casi a rajatabla el plan previsto, y esperamos que las fotos tomadas muevan a muchos senderistas a visitarla. Ello debe permitir mejorar el estado actual de distintas partes del sendero, donde el crecimiento de la vegetación casi lo cierra por completo. Aunque el sendero está bastante bien marcado y no presenta pasos complicados si no se intenta acceder a la cima o al Portet de Beniarbeig, debo advertir que hay puntos donde la vegetación hace fácil extraviarse si no se mira con cierta frecuencia el GPS, lo que algunas rutas presentadas en wikiloc atestiguan junto a nuestra propia experiencia.
La Segaria es una sierra pequeña, de unos 5-6 km de longitud y 1 km de anchura, situada entre la Marjal de Pego al norte, y el valle del río Girona al sur. En ese espacio encontraremos un buen montón de atractivos: dos poblados ibéricos (en la zona de las antenas y la Peña Roja), el conjunto hidrológico, varias cuevas (algunas de notables dimensiones como la de Bolumini, la más interesante, o la Fosca), zonas de escalada, varios miradores, fuentes, una antigua acequia ahora utilizada como sendero,..., y algunas de las mejores vistas en la zona de la Marina Alta. El acceso más habitual suele ser desde Benimeli, pero hay otros varios accesos posibles, desde Pego, Rafol de Aluminia, Beniarbeig o el camino Racons.
En esta ocasión nuestro punto de partida está en la Partida Racons, a donde hemos llegado desde Ondara, por la CV-729, pasando por Beniarbeig. El camino, estrecho pero asfaltado y con muy escaso tráfico, llega hasta el pie de la ladera sur, donde hay un buen espacio para aparcar.
Tras dejar el coche, iniciamos la marcha hacia la acequia fuera de uso que se ve fácilmente a lo largo de la ladera sur, pasando por debajo de una tubería, y siguiendo en todo momento las marcas de un sendero PR. Al alcanzar la acequia giramos hacia la izquierda para dirigirnos hacia el Paso de Benimeli, primero en llano y luego en un moderado ascenso sin dificultades notables. Al poco de entrar en la acequia encontramos la salida por la derecha de un sendero que sube hacia la Cueva del Bolumini, un lugar muy bello aunque la subida es algo dificultosa, al que esta vez no subimos (entra dentro de la ruta 34630398). Llegados al Collado de Benimeli, donde están el abrevadero y los pozos del antiguo conjunto hidrológico, giramos a la derecha (en una ruta compartida por el PR-CV 415, que seguimos en todo el recorrido, y el SL-Cv-109, que solamente seguimos hasta la base de las antenas), para ascender por la falda de la ladera sur, en una zona de cierta dureza en la que las marcas son muy frecuentes, aunque hay varios trazados de sendero que pueden inducir algún despiste. Cuando lleguemos arriba encontraremos una carretera asfaltada, que continúa hasta las antenas, y a mano izquierda hay una pequeña subida con varios escalones que permite llegar a un excelente mirador sobre la Marjal de Pego y el Golfo de Valencia; este lugar recibe oficialmente el nombre de Collado del Barranco de Ramón.
Tras unos breves minutos para hacer fotos (hoy los arrozales están inundados, lo que da un aspecto especial a las imágenes), seguimos hacia las antenas, para alcanzar el sendero que sigue por la parte alta de la Sierra hacia el Poblado Ibérico. Al final de esta parte el sendero inicia un corto pero rápido descenso por la umbría, en una zona de caos de piedra en la que conviene descender con cuidado e incluso sentarse si no se está acostumbrado a ese tipo de pasos. Tras bajar unos cuantos metros nos encontramos en una pequeña explanada al pie de verticales paredes de roca, donde es habitual encontrar escaladores practicando, y donde a poca distancia se pueden ver unas construcciones a modo de refugios, conocidas como Los Abrigos. Desde aquí se dice que no se puede continuar, y que hay que dar la vuelta hacia el inicio de la explanada para bajar por un sendero que desde allí se dirige hacia la fuente de Cátala, pero eso no es totalmente cierto: hay un estrecho sendero pegado a la pared, por el que se puede llegar hasta el pie del Portet de Beniarbeig, aunque tiene bastante vegetación y el suelo es algo complicado, por lo que es preferible pasar por el otro desvío.
Así que volvemos atrás, cogemos el sendero e iniciamos el descenso por un sendero que también es bastante estrecho y donde la vegetación ha crecido bastante, aunque aún se puede pasar cómodamente; el descenso se prolonga durante poco más de 1 km, y al final se sale a un camino, donde además de la fuente se encuentran las primeras casas de una zona conocida como La Barraca, lindante con Monte Pego.
Paramos un rato en la fuente para comer y beber algo, y reemprendemos la marcha, subiendo por el camino hasta alcanzar el sendero PR-425, para continuar planeando por él mientras rodeamos la ladera norte de la Sierra bajo sus relieves más notables, en un lugar de gran belleza montañera. La ruta nos aproxima progresivamente a la autopista A-7, y tras encontrar el cruce con un sendero que lleva por la izquierda a la peña Roja, donde hay restos de otro poblado ibérico, pierde altura progresivamente (a veces un poco rápido) para descender unos 200 metros, mientras se sigue acercando a la A-7, al norte de la zona de roca conocida como la Cabeza del Hombre Muerto, o del Gigante Dormido. Desde aquí el camino gira a la derecha para orientarse hacia el sur, y seguir su aproximación a un punto muy notable: el Morro de les Coves, a cuyo nivel vamos a encontrar unos relieves sorprendentes y un buen número de cuevas y abrigos. Tal vez lo más llamativo desde lejos es una gran roca que parece estar apoyada sobre la pared muy inclinada, en un difícil equilibrio que no parece muy seguro, pero a medida que nos acercamos la impresión cambia. Pronto estamos ante la entrada triangular de una gran cueva: la Cosa Fosca, con un abrigo a la entrada, donde parece haber bancos construidos en la piedra, y unos arcos que crean la impresión de un vestíbulo de acceso a la cavidad principal de la cueva; los arcos no son muy altos por lo que es necesario agacharse para pasar, pero no es obligado arrastrarse; lo que sí se necesita es una buena luz, porque la cueva tiene cierta profundidad y no se ve mucho en el interior; hemos visto fotos con murciélagos en su techo, pero no es el caso hoy. En cualquier caso la cueva, a cuya entrada se advierte de que hay restos de enterramientos y antiguos moradores, parece más bien una construcción de antiguas viviendas sociales, sin que se aprecien las estalactitas, estalagmitas y hermosas coladas de la Cueva de Bolumini, situada a poco más de 2 km de donde estamos. Pero es una bonita cueva, a pesar de todo, que merece la pena conocer, y poco más adelante veremos otras varias cuevas de menor tamaño, con arcos naturales de piedra y divisiones que sugieren una disposición en habitaciones, junto con abrigos de escasa profundidad.
Al acabar la visita seguimos descendiendo por el sendero, en dirección a Casa Gallo, donde giramos a la derecha para continuar hacia la antigua cantera, desde la que seguiremos hacia el Parque , Albergue y Mirador de la Segaria, mientras subimos por la ladera para llegar a la antigua acequia, por la que volveremos al punto de inicio en la Partida Racons, donde recuperamos el coche y damos por finalizada la ruta.
En conjunto, una excelente ruta de longitud y pendiente medias, con unos pocos puntos de escasa dificultad técnica, siendo el resto un recorrido fácil, aunque el sendero es a veces estrecho e invadido por la vegetación. La ruta está bien marcada, abundantemente diría, pero a pesar de todo hay algunos puntos en los que es fácil extraviarse, por lo que recomendamos llevar grabada la ruta y consultar el GPS ante cualquier posible duda.
Igualmente recomendamos calzado de montaña (no obligadamente botas), abundante bebida y algo de comida, y buena protección solar; aunque la ladera norte está relativamente protegida en la parte sur no hay protección y el calor puede apretar mucho, por lo que es mejor evitar las horas centrales del día y los días de mucho calor. Por lo demás otra bellísima ruta, que consideramos muy recomendable para las personas capacitadas para hacerla.
foto

Foto

Waypoint

Conjunto hidrológico

Waypoint

Mirador de la Marjal

Waypoint

Antenas

Waypoint

Poblado ibérico

Waypoint

Zona de escalada y abrigos en la pared

Waypoint

Izquierda a Fuente de Catalá

Waypoint

Derecha

Waypoint

Fuente de Català

Waypoint

Derecha a Morro de les Coves

Waypoint

Morro

Waypoint

Cova Fosca

foto

Foto

foto

Foto

Waypoint

Cova

foto

Foto

foto

Parque Segaria

Waypoint

Albergue deSegaria

Waypoint

Mirador de Segaría

Waypoint

Acequia

foto

Sendero a la Cueva del Bolumini

3 comentarios

Si quieres, puedes o esta ruta