Tiempo en movimiento  2 horas 13 minutos

Tiempo  3 horas 32 minutos

Coordenadas 1595

Fecha de subida 26 de mayo de 2019

Fecha de realización mayo 2019

-
-
196 m
56 m
0
2,3
4,6
9,26 km

Vista 29 veces, descargada 0 veces

cerca de Benicàssim, Valencia (España)

ARQUITECTURA RURAL, RELIGIOSA Y MILITAR

Interesante recorrido en las proximidades de Benicasim que permite apreciar la riqueza de algunas construcciones de naturaleza rural, religiosa y militar.
Partiendo de la calle de Vicente Fuentes nos dirigimos en dirección O. y cruzamos la avenida del Ferrocarril por el lugar donde una bicicleta blanca recuerda un triste episodio. Proseguimos en la misma dirección bordeando el antiguo cámping de Montemar, atravesamos la carretera N-340 y dejamos a nuestra derecha el polígono donde se ubican las industrias Lucus Hidromasaje y Jobelsa. Luego pasamos bajo el puente del ferrocarril y, más tarde, el puente bajo la autopista AP-7, cerca de la Casa de Andón, y allí giramos a mano derecha hasta alcanzar la Casa del Pino, actualmente en notable estado de deterioro y que paulatinamente va perdiendo su antiguo porte señorial.
El recio artesonado, ahora a la intemperie, apenas puede resistir el paso de los años y las inclemencias meteorológicas.

Luego nos adentramos por el barranco de Desierto, a través de un precioso sendero, hasta llegar a la casa de Salandó, de reciente remodelación y cuya imponente presencia se adivina mucho antes de llegar hasta ella.
Es de porte señorial, aunque de austera factura, y todo el entorno resulta una auténtica gratificación para los sentidos.
Posee una ermita, cerrada, que invita al recogimiento.

A continuación vadeamos el barranco para acceder a su vertiente N. y allí ascendemos hasta la antigua fortificación militar de inexpugnable aspecto y terrible apariencia. Llegar hasta ella no ofrece dificultad de orientación pero presenta numerosos problemas por lo abandonado del sendero -en tramos completamente perdido- que está cubierto por un sotobosque generoso en plantas agresivas y rocas descompuestas.
El edificio es soberbio, conserva varias troneras, un ábside en su extremo meridional y numerosas arcadas, ventanucos, puertas y contrafuertes.
Seguramente este puesto militar tenía relación con las trincheras situadas unos de centenares de metros en dirección E., al pie del cerro de Reboll.

Descendiendo de esta fortificación llegamos a la soberbia casa de Salandó, que también presenta un estado de notable deterioro pero que merece una visita.
La entrada a su ermita se encuentra clausurada por obra de cemento y en los aledaños quedan restos de una corraliza, diversas edificaciones y sigue llamando la atención el umbráculo que da acceso a la vivienda flanqueado por un magnífico reloj de sol.
Huellas de jabalí en las proximidades de Casa Mingarro

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta