Tiempo  3 horas 31 minutos

Coordenadas 1497

Fecha de subida 4 de agosto de 2019

Fecha de realización julio 2019

-
-
677 m
353 m
0
2,4
4,8
9,61 km

Vista 16 veces, descargada 1 veces

cerca de Llerandi, Asturias (España)

FECHA DE REALIZACIÓN:
Día 13 de julio de 2019.

Comenzamos la ruta en El Caleru, un barrio de Llerandi, al que llegamos tomando un desvío en el pueblo de Ozanes.
No tiene aparcamiento, pero hay espacio suficiente para dejar el vehículo en los márgenes de la carretera.
En el panel que hay al principio de la ruta, el camino está indicado para hacer en el sentido de las agujas del reloj, pero nosotros -siguiendo el consejo de Pynastur- la hicimos en sentido contrario.

Hasta la collada Llaxe, subimos por una pista de zahorra, con algún tramo de hormigón.
Poco antes de llegar a lo alto de la collada, hay un poste con tres señales pequeñas que pueden llegar a confundirnos, simplemente porque no están bien sujetas al palo y giran fácilmente.
En tal caso, no hay problema si no nos salimos de la pista y obviamos el camino que sale a la derecha.

Una vez abandonamos la collada, giramos a la izquierda, pasamos unas cabañas y comenzamos a descender por un camino empedrado.
En pocos minutos, llegamos a una zona con bastante barro.
Intentamos esquivar el barrizal pasando por la orilla, apoyándonos en los bastones y NUNCA tocando la alambrada que cierra las fincas colindantes, ya que PUEDE ESTAR CONECTADA A UN PASTOR ELÉCTRICO.

El camino continúa hasta una cabaña que pasamos por la derecha; seguimos el sendero unos 500 metros y giramos a la izquierda, poco antes de llegar al río.
Pronto vemos un puente que evitamos cruzar, porque comprobamos que al otro lado nos espera una buena porción de barro.
Pasamos fácilmente sobre las piedras del río, pero volvemos a encontrarnos con más lodo, antes de llegar a un segundo puente.
Lo cruzamos y…más barro!

Como ya hicimos más veces esta ruta, sabemos que podemos evitar este tramo y pasar a través de una finca que tenemos al lado.
Así que, nada más cruzar el segundo puente, nos dirigimos a una portilla de madera, entramos en la finca -dejando el cierre como lo encontramos- y cruzamos el prado.
Salimos por otra portilla, la cerramos y giramos a la izquierda.

En poco tiempo, llegamos a una zona donde se pierde la pista. Para hallar de nuevo el sendero, debemos de arrimarnos -todo lo que podamos- a la derecha.
Enseguida encontraremos el camino que nos llevará directos a la collada Llombecina.
Desde aquí, no hay pérdida. Continuamos hacia abajo, por una pista muy amplia, disfrutando del paisaje que nos ofrece el bosque de Cea.

Ignoramos dos caminos que salen a nuestra derecha antes de abandonar el hayedo.
Subimos durante media hora, sin demasiado esfuerzo y llegamos a un mirador.
Solamente nos queda un giro a la izquierda, unos metros después y -en diez minutos- llegamos al comienzo de la ruta.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta