Tiempo en movimiento  4 horas 51 minutos

Tiempo  6 horas 26 minutos

Coordenadas 3256

Fecha de subida 28 de junio de 2018

Fecha de realización junio 2018

-
-
1.878 m
738 m
0
4,6
9,1
18,28 km

Vista 81 veces, descargada 3 veces

cerca de Barrio, Asturias (España)

¡Otro jueves más con niebla, nubes y amenaza de lluvia/tormentas! Esta vez, cuatro miembros del grupo "Colgao del monte" intentábamos hacer la ruta completa de las Brañas Teverganas, PR AS-104, iniciándola en Torce, subiendo al pico Cuerno de Aguil y volviendo por Barrio.

Al llegar a Barrio, antes de acercarnos a Torce, había bancos de niebla, amenazaba lluvia y sobre todo, el suelo estaba muy mojado. Por informaciones previas, sabíamos que la subida por Torce, además de ser muy guapa, no solo es muy pindia sino que pasa por una zona, denominada "Pasu Malu" (reseñada así en los mapas), en la que el riesgo de resbalarse es muy alto con suelo mojado. Así que, siguiendo nuestra norma, decidimos cambiar el sentido de la ruta y subir desde Barrio hasta alcanzar el Camín Real de la Mesa, subir al Cuerno de Aguil y volver por el mismo camino.

Aunque la calificación del grado de dificultad técnica es: fácil, la longitud y el desnivel de la ruta hace que nos inclinemos a calificarla como MODERADA. La subida al Cuerno de Aguil parece cómoda (se sube por pradería salpicada de arbusto bajo) pero termina por hacerse más dura (en esfuerzo) de lo previsto.

Pasado el último tramo de carretera que atraviesa el pueblo de Barrio, cogemos una amplia senda/pista que nos acompañará todo el camino de nuestra ruta. En algunos tramos más pindos, la pista está cementada para favorecer el paso de los vehículos con permiso. Por el borde izquierdo de la ruta, durante el primer kilómetro y medio, baja primero el río del Valle de la Magdalena y algo más arriba el río de Rama de la Magdalena. Por ese mismo borde vamos contemplando un bosque tan tupido que, en algunas zonas, unido a lo nublado del día, pareciera que estuviera anocheciendo en su interior. También en ese mismo borde, nos encontramos con hermosos ejemplares de arboles (castaño, roble, haya) alguna de cuyas imágenes se recogen como waypoints de la ruta.

A la altura del paso sobre el río Rama de la Magdalena, la pista da un giro a la izquierda y se interna en el bosque que cubre el Monte Pollares y los Montes de Carrocera. En el punto kilométrico 3,0 aprox., la pista gira a mano derecha dejando sobre la ladera izquierda las Brañas de Carrocera (nombre dado por el río que discurre por ellas) y algo más adelante, a mano derecha, la fuente del mismo nombre.

A la altura del punto kilométrico 4,8 aprox., nos encontramos con una portilla canadiense y al mismo tiempo, un precioso panorama (quizás por la altura ganada y/o porque el tiempo mejoró). Se trata de la Braña de la Fonfría y sus alrededores. Hacia el sur, el cielo está bastante despejado con nubes altas y hacia el Este vemos mares de niebla de los que emergen algunos picos, entre ellos y en primer plano, el Pico Negro de Torce.

A pesar de lo nublado del tiempo, la temperatura ambiental y el esfuerzo de la subida hicieron que disfrutásemos de la fuente de la Fonfría, bebiendo agua que hacía honor al nombre de la fuente. Sobrepasado el primero repecho, después de abandonar la braña, aparece ante nosotros, en la parte alta de nuestra visual, el Real Camín de la Mesa, hacia donde nuestra ruta nos lleva. Un par de revueltas más, y divisamos ya el Collado de la Magdalena. Ya en Real Camín de la mesa podemos divisar claramente, en dirección Este-Sureste, la silueta del pico Cuerno de Aguil, hacia donde nos dirigimos, llaneando primero y luego subiendo suavemente por el Camín.

A la altura de la portilla que forma parte de la alambrada de separación entre los Concejos de Teverga y Somiedo (Collado del Muro), dejamos el Camín y giramos ligeramente a la izquierda para encarar la subida al pico. Como ya adelanté, al comienzo de la descripción de la ruta, la subida parece corta y cómoda pero la realidad es que a todos los miembros del grupo se nos hizo más larga y dura de lo imaginado; claramente, el aspecto engaña. La subida sigue la alambrada de separación y no es fácil encontrar un paso para el otro lado. A posteriori, una vez llegados arriba e iniciada la bajada, quedó claro que la subida por el lado de Teverga es más limpia y algo más cómoda (es decir, dejando la alambrada a mano derecha). Tanto la subida como la bajada, se efectúa por pradería salpicada de arbusto bajo.

Una vez en la cima (que por cierto, se me olvido marcar con un waypoint) las vistas, a pesar de las nubes, son muy guapas tanto hacia la zona de Teverga como hacia la zona de Somiedo. Por cierto, y como dato adicional, nos encontramos en la cima con un paisano de Torce, que controlaba sus vacas, que nos ratificó el evitar el camino del Pasu Malu, tanto en subida como, más aún, en bajada, en las condiciones climatológicas del día que nos tocó.

De modo que, vuelta atrás hacia Barrio por el mismo camino y deprisa, porque la amenaza de tormenta era inminente (de hecho, nos llovió algo poco antes de llegar a Barrio), y a esperar a que deje de llover de una vez y seque, para poder hacer la parte de la ruta de las Brañas Teverganas que no hicimos esta vez.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta