Tiempo  5 horas 51 minutos

Coordenadas 2479

Fecha de subida 9 de noviembre de 2018

Fecha de realización noviembre 2018

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
937 m
559 m
0
4,4
8,8
17,53 km

Vista 114 veces, descargada 6 veces

cerca de Frías, Castilla y León (España)

3 de Noviembre de 2018

IBP Index = 70HKG

Vamos a conocer el entorno del pueblo burgales de Frías, que en sus orígenes fue un enclave estratégico en época romana. Desde allí se controlaba el paso entre las tierras de Bureba y el Ebro. De este período de tiempo se conservan restos de una antigua calzada romana.

En 1435 el rey Juan II de Castilla otorga a Frías el título de ciudad y en 1446 la dona a la familia Velasco con la consiguiente resistencia de sus habitantes, que fueron reducidos tras un prolongado asedio.

Ya en tiempos de los Reyes Católicos se crea el ducado de Frías y desaparece la judería. Posteriormente, casi tres siglos más tarde, en el Censo de Floridablanca de 1787 la ciudad aparece como cabeza de partido de Castilla la Vieja en Burgos.

A la villa se accedía a través del Puente Medieval, cuyo origen parece ser romano aunque su fábrica actual comprende desde mediados del siglo XII hasta el siglo XIV. De la última época es la torre de planta pentagonal que se encuentra en medio del puente. Su paso requería el cobro del portazgo.

Iniciamos la ruta desde el Parking que se encuentra situado en la parte baja del Castillo de los Duques de Frías, al cual subiremos cogiendo el Camino de Ronda. Los primeros datos de la fortaleza son del año 867, sin embargo la estructura actual es de finales del siglo XII y principios del XIII, con Alfonso VIII. Desde la parte de arriba de la torre del homenaje y los ventanales de los muros, decorados con capiteles románicos, se tiene una amplia vista de la ciudad.

Desde allí bajaremos hacia el pueblo para poder ver las casas colgadas (cuyos materiales de toba y madera se confunden con la roca y con el mismo precipicio), pasando antes por la Iglesia de San Vicente Mártir y San Sebastián de Frías, la iglesia que más resalta de las que tiene y tuvo la ciudad. Ubicada en un extremo del cortado rocoso, de su primitiva construcción románica sólo quedan algunos restos, ya que tras la caída de su torre en 1904 se levantó una nueva. Su portada principal hoy se exhibe en el Museo de los Claustros de Nueva York. La traza primitiva fue románica, pero ha llegado hasta nosotros con una extraña mezcla de estilos en la que más resalta es el gótico.

Volveremos a recorrer el pueblo en dirección SO hasta salir a la carretera de la Calle del Crucero (BU-504), la cual tomaremos a mano izquierda. Unos metros más adelante encontramos un camino que se abre a mano derecha, el cual seguiremos hasta la siguiente bifurcación que cogeremos a izquierda.

Tras recorrer unos 400 metros volvemos a encontrar otra bifurcación que tomaremos nuevamente a izquierda, a unos 100 metros podemos ver una construcción en ruinas. Continuamos nuestro camino hasta llegar a encontrarnos de nuevo con la BU-504, que cruzaremos para continuar con el camino al otro lado de la carretera.

Pocos metros más adelante llegaremos a Tobera, nos encontraremos con una fuente y unos metros después llegamos a un puente que tendremos que cruzar para llegar a las Cascadas de Tobera.

Continuamos en dirección S hasta llegar al Conjunto de la Ermita de Nuestra Señora de la Hoz y la ermita del Cristo de los Remedios. La primera se situa en la parte superior, es una construcción del S.XIII aunque posiblemente esta ermita este edificada sobre algún templo anterior. Dispone de un soportal desde el que tendremos unas buenas vistas de todo el conjunto a través de los balcones. La segunda, situada más abajo, data del S.XVI y tiene unas dimensiones muy pequeñas, albergando únicamente el altar del Cristo de los Remedios. El puente es medieval, el cual sustituye a un antiguo puente romano. Este puente permite salvar el cauce del río Molinar.

Desde allí cogemos un camino paralelo a la carretera hasta que unos 500 metros más adelante encontramos un desvío a la izquierda que tomaremos para iniciar la subida de unos 2,5 km. Descendemos nuevamente hasta llegar a Ranera entrando por la Calle del Río Ranera.

Encontraremos unas escaleras que debemos bajar para continuar en dirección SO y coger la Calle de la Revilla hasta llegar de nuevo a la carretera BU-504, la cruzamos para continuar por la Calle de Burgos hasta la Iglesia de la Natividad de Nuestra Señora.

Continuamos recto y a pocos metros de salir del pueblo podemos ver el cementerio, iniciamos una subida suave de unos 3 km y cuando nos encontremos con una bifurcación tomamos el camino de la derecha. Unos metros más adelante nos encontramos con otro camino que cogeremos a mano izquierda.

A poco más de 1 km llegamos a otra bifurcación, donde tomaremos el camino de la derecha para comenzar una subida de poco menos de 2 km. Iniciamos el descenso de unos 2,5 km hasta encontrarnos con un desvío que cogeremos a la izquierda por la PR. En seguida llegamos a una zona desde donde podemos contemplar unas preciosas vistas de Frías.

Continuamos por el mismo camino que llega hasta la primera bifurcación que tomamos a mano izquierda al inicio de la ruta, seguiremos recto para regresar al Parking del Castillo.

1 comentario

  • Garmadon 23-abr-2019

    He realizado esta ruta  verificado  ver detalle

    Una ruta maravillosa, visitando los pueblos de Frías y Tobera. Totalmente recomendable para aquellos que les gusta un buen paseo por el monte.

Si quieres, puedes o esta ruta