Tiempo en movimiento  3 horas 28 minutos

Tiempo  4 horas 31 minutos

Coordenadas 1988

Fecha de subida 13 de abril de 2019

Fecha de realización abril 2019

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.196 m
468 m
0
2,8
5,5
11,02 km

Vista 257 veces, descargada 26 veces

cerca de Pueblo de Busot, Valencia (España)

El Cabezón de Oro (Cabeçó d'Or en valenciano) es una sierra situada hacia el centro de la provincia de Alicante, en términos municipales de Busot, Aigües, Relleu y Jijona, cuya cima principal recibe el mismo nombre y alcanza 1210 metros de altitud. En la wikipedia se cita que el nombre primitivo era Ur, que significaba agua, aunque a lo largo de los años fue evolucionando a Oro (pensando que había una mina de oro en algún lugar, cuando realmente se refería al agua que fluía por su interior); otra interpretación es que el nombre se debe a los reflejos dorados producidos por las arcillas y orbitolinas de la pared oeste cuando la luz del sol la ilumina al atardecer, aunque otras hacen énfasis sobre aspectos diferentes como la que atribuye el nombre a la riqueza producida por las minas de hierro de su falda, o a un posible tesoro escondido en el interior de la montaña. Es una sierra muy agreste, con gran cantidad de barrancos y verticales paredes, que atraen a buena cantidad de escaladores, además de tener diferentes rutas senderistas de gran belleza y no escasa dureza en bastantes ocasiones.
En su interior se hallan las Cuevas de Canelobre, de gran interés geológico, pero también musical, por las características de su bóveda central, muy alta (alcanza unos 70 metros) y con magnífica acústica. No está de más saber que la Cueva es realmente una gigantesca sima, y que el túnel de acceso fue abierto durante la guerra civil, cuando los republicanos utilizaron las Cuevas como taller de reparación de aviones. La visita a las Cuevas permite ver un gran número de estalactitas y estalagmitas, con formas muy variadas y algunos complejos que han recibido nombres específicos por su forma y belleza. Aunque no es el propósito de esta presentación rectificar el montón de informaciones erróneas que aparecen en internet sobre esta cueva, si debo mencionar al menos dos cosas: las cuevas no están en la ladera norte de la sierra del Cabezón, realmente la entrada está en la ladera oeste, en su parte más baja o meridional, y su acceso es muy fácil desde el parking sin más que continuar directamente hacia el este por la carretera asfaltada de llegada; he visto, con preocupación, informaciones en las que se recomienda seguir por la pista que va hacia el norte, en dirección al Pla de la Gralla y el Racó de Seva, lo que obliga a realizar el recorrido circular que presentamos como parte de esta ruta, y que tiene una notable exigencia física y algunos puntos de cierto peligro; que esa ruta se presente como un itinerario infantil está más allá de mi capacidad de comprensión.
Busot es una población con más de 3.000 habitantes (buena parte del crecimiento es debido al asentamiento de ciudadanos de otros países, principalmente europeos), situada a unos 7 km de El Campello, situada en la falda sur del Cabezón de Oro, de origen musulmán, con restos de un castillo actualmente en ruinas construido hacia el siglo XII, y donde hubo una industria tradicional del vidrio, del que quedan algunos restos de época árabe.
Cerca de Busot está la población de Aguas de Busot (ahora llamada solamente Aigües), que también tuvo un castillo actualmente en ruinas, y es conocida sobre todo por su antiguo Balneario, actualmente en proceso de reconstrucción, y por las excelentes vistas sobre el Mediterráneo. Desde aquí arrancan otros senderos que se dirigen hacia el Cabeçó, aunque no el que nosotros hemos utilizado.
Para llegar a el Pla de la Gralla, desde Valencia, salimos por la AP-7 en dirección Alicante, tomando la salida de El Campello. Desde aquí, por la CV-777 subimos hasta Busot, donde pasaremos a la CV-776, que nos lleva hasta el aparcamiento del Pla de la Gralla, siguiendo las indicaciones (frecuentes) de las Cuevas de Canelobre. En el aparcamiento dejamos el coche y comenzamos la ruta en dirección este, hacia la entrada de las Cuevas, en sentido de giro anti horario, en el que la pendiente total es algo superior, pero eliminamos la subida final en un tramo con mal suelo y múltiples trazos antes de llegar a las Cuevas.
Al pasar por delante de las Cuevas, por encima de las cuales se aprecia un gigantesco agujero redondo labrado en la pared conocida como el Esquenall de la Horadada (que en una publicación de geología de la zona se considera resto de un conducto kárstico exhumado, algo que veremos en repetidas ocasiones, con menor tamaño, en otros lugares de la montaña), vemos su entrada bien protegida por un muro de piedra, con pilares de refuerzo, y más adelante vemos un área de descanso con mesas. Al final de esta comienza el sendero que debemos seguir, pero ahí nace también un sendero que asciende por la izquierda hacia la ladera del monte y lleva a una vía ferrata infantil, simple y muy bien acondicionada.
Nosotros seguimos adelante, para encontrar una ladera muy erosionada, con múltiples trazadas en las que resulta imposible distinguir el trazo correcto, por lo que seguimos el que nos parece más correcto y seguro. Esta es una característica del monte, al menos hasta llegar a las casas de Polset, en el que vemos en varios sitios numerosos trazos alternativos y a mucha gente bajando andando, corriendo o en bici por donde le viene en gana, erosionando aún más el terreno y arruinando todavía más la cubierta vegetal de un lugar donde tiene bastante difícil la supervivencia. Al verlo pensaba en los carteles colocados en la Patagonia pidiendo a los senderistas que no se saliesen del sendero, con el lema "Dales una oportunidad a las plantas". Aquí no parece que las autoridades responsables, y menos aún algunos usuarios, tengan mayor interés en corregir el desastre actual o al menos intentar evitar que aumente.
Tras llegar a la parte más baja de la ruta, seguiremos adelante por el Pla del Cabeçó, primero hacia el este y luego hacia el norte, para cruzar el Barranco del Vidrier y pasar por la izquierda de la Sierra del Cabezoncillo, ya en claro ascenso continuo, con múltiples zigzags por la ladera derecha del barranco. Llegaremos a la altura de la Peña del Frare, después a la Peña Redonda, y finalmente a la Peña de Malena (esta a nuestra izquierda), antes de alcanzar el collado donde está situada la Casa del Polset y lo que queda de una antigua nevera en ruinas. Aquí suele parar mucha gente a descansar antes de seguir subiendo hasta la cima, o de darse la vuelta para descender, así que escogemos un punto adecuado y nos sentamos a beber y comer algo.
Tras finalizar, iniciamos el trozo más duro, en ida y vuelta por el mismo sendero, que tiene un alto desnivel y algunos puntos de cierta dificultad técnica. El más comentado es el llamado Paso Hillary, una zona de roca en la que se han instalado varias grapas metálicas para ayudar a bajar y subir (una cadena por el interior no estaría mal, y probablemente sería más segura), pero hay varias zonas erosionadas con alta pendiente, y otros lugares en los que es necesario trepar o destrepar con cierto cuidado. Esta parte tiene también algunos puntos con desplomes y taludes verticales que serán un problema fuerte para las personas con vértigo. A cambio las vistas son espectaculares, y el propio sendero es divertido y muy bonito.
Cerca ya de la cima encontramos las paredes de una casa en ruina. Al entrar vemos que su interior está excavado en la roca (es la Cueva de la Granota), en el techo tiene un agujero por el que entra la luz, y en el suelo hay un agujero obrado, que parece un acceso a una cueva, ahora tapiado, y es realmente el antiguo acceso a una sima conocida como el Avenc del Marqués, que tiene más de 100 metros de profundidad, y que se dice fue explorada por jornaleros en el siglo XVIII, pensando que contenía un fabuloso tesoro; según la historia el tal Marqués hizo construir la casa para que los jornaleros viviesen allí mientras completaban la exploración, sin perder tiempo en bajar y subir desde el pueblo.
Seguimos hacia arriba y súbitamente llegamos a un pequeño llano en la parte superior del Cabeçó, donde lo primero que vemos son unos postes con una red que protege un aljibe excavado en el suelo, con un agujero de entrada de forma humana. Pocos metros más allá está el vértice geodésico, donde encontramos un nutrido grupo de jóvenes sanitarios (la Radiología cada vez llega más lejos), y unas excelentes vistas hacia la Sierra de Aitana, Torremanzanas, Relleu y Sella por el norte, hacia la costa por el este, hacia Jijona y La Carrasqueta por el oeste, y hacia la llanura de Alicante por el sur. Tras las fotos de rigor, iniciamos el descenso por la misma senda de subida.
Hay personas que bajan andando y con todo cuidado, y hay otros que bajan corriendo, algunos con calzado inadecuado y resbalando. No sería extraño que alguno acabe con un mal recuerdo de su excursión. Siempre me pregunto por qué las imprudencias se atienden con los recursos de todos; eso no ocurre en la inmensa mayoría de los países que conozco.
En fin, seguimos bajando y alcanzamos sin ningún problema el final del sendero de ascenso, girando hacia la derecha en las casas de Polset, para seguir por el sendero circular en dirección al Esquenall de l'Ase, mientras bajamos con cierta rapidez unos 250 metros, a través de algunas pedreras, con desprendimientos que han estrechado mucho el sendero, y múltiples zigzags, a veces bastante agresivos. Al final llegamos a un cruce donde comienza el sendero del Racó de Seva, y muy cerca vemos el Mas del Racó de Seva. Aquí giramos a la izquierda, para seguir por el lado oeste del circuito.
Los cortados montañosos son impresionantes en esta zona, que tiene además los restos de varias antiguas minas (como la Salvación o la Orcolana), a añadir a la gran cantidad de huecos, cuevas y formas extrañas de las rocas que se encuentran en la zona. El camino se hace ya más suave, en ligero descenso. Pasamos por delante de la entrada de una mina, por una curiosa casa (la Casa Gorjas, según creo), y seguimos avanzando hacia el Pla de la Gralla, donde todavía encontraremos un espectacular barranco en la pared de roca, a los pies de la Peña de Malena. Desde aquí alcanzamos en pocos minutos el lugar donde hemos dejado aparcado el coche, dando por finalizada la ruta.
En conjunto, una excelente ruta de montaña, con longitud media y fuerte desnivel acumulado, asociado a algunos pasos de mínima dificultad para las personas con algo de experiencia, pero que pueden ser problemáticas para las personas que no los han abordado nunca. Hay zonas con precipicios y pedreras, problemáticas para las personas con vértigo. Para personas entrenadas y con experiencia es una ruta fácil, pero para el novicio o con mal físico esta es una zona complicada. Nuestra valoración no puede ser más que difícil para las personas con limitaciones o sin entrenamiento, aunque una vez más reconocemos que para expertos es fácil o muy fácil, y por ello nos inclinamos por una calificación de dificultada moderada en general. No es una ruta para niños. Nos parece necesario llevar calzado de montaña, aunque no necesariamente botas, agua suficiente (no hay fuentes en el camino) y algo de comida; los bastones son muy útiles en algunos puntos, aunque pueden ser un estorbo en otros (trepadas y paso Hillary). Para los que lo pueden hacer, es una ruta bellísima, con vistas de excepción, y muy, muy, muy, muy recomendable.

6 comentarios

  • luis.perecruz 13-abr-2019

    He realizado esta ruta  ver detalle

    ¡Gran ruta de montaña!

  • javeadeverano 16-abr-2019

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Excelente ruta

  • juane.leven 23-abr-2019

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Una de las ascensiones más recomendables en la provincia de Alicante, por su vía más segura.

  • Foto de eoc

    eoc 23-abr-2019

    Gracias por tu valoración. Estoy de acuerdo, al nivel de Serrella y Aixortá, aunque por debajo del Puig Campana.

  • César Argilés 28-may-2019

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Tras exigente subida, se disfruta de panorámica espectacular

  • Foto de manuelruizapatero

    manuelruizapatero 04-jul-2019

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Gran ruta y muy montañera

Si quieres, puedes o esta ruta