-
-
1.779 m
1.471 m
0
2,9
5,8
11,64 km

Vista 39 veces, descargada 2 veces

cerca de Canencia, Madrid (España)

El término braña deriva del latín «verania», aunque algunos autores también lo relacionan con el céltico "brakna".
La braña es un lugar fresco y húmedo, situado en zonas medias-altas de montaña, donde los pastos verdes abundan incluso en el verano.
Wikipedia dixit.

Nosotros para subir a este cerro de 1.771 metros de altitud vamos a partir del área recreativa del Puerto de Canencia.
Nos dirigimos hacia la Fuente de los Tejos -en el mismo área recreativa- buscando el GR10.1; no es una senda muy señalizada, pero sí bastante pisada y fácil de seguir. Transcurre de manera breve entre pinos hasta salir al abierto y alcanzar el murete de piedra del Collado Cerrado. Caminamos paralelos a dicho muro por el llano, teniendo de frente lo que será la única subida un poco importante: La Majada del Ortigal (1.663).
Vamos subiendo en estrecho sendero haciendo pequeños zigzags por piedra suelta y bajo matorral, a veces entre el pinar que asoma a nuestra derecha al valle.
Atendemos a los hitos, aunque no hay pérdida, y alcanzamos esta primera cima. Buenas vistas. Desde aquí ya divisamos enfrente la caseta forestal; es nuestro próximo destino.
Bajamos del cerro y de nuevo a subir por un ancho cortafuegos hasta dicha caseta. Buenas vistas también desde aquí.
Continuamos subiendo hacia la izquierda hasta encontrar una alambrada de separación marcada con un gran hito de piedras; la cruzamos por un paso marcado hasta una antena de radio; unos pasos más adelante, aunque sin señalizar, estará el punto máximo de Cabeza de la Braña. Nada que ver aquí.
Saltamos el muro que bordea este punto y buscamos un sitio con mejores vistas para comer algo, frente al Collado Abierto y con el Mondalindo y la Peña Negra de fondo.
Volvemos sobre nuestros pies buscando de nuevo la alambrada, y comenzamos nuestro descenso hacia el collado por un pedregoso camino entre piornos. Alcanzado el punto más bajo del collado atravesamos la cerca.
Caminamos por la hierba del collado instintivamente, bordeando Cabeza de la Braña, con abundante agua a nuestros pies en estas fechas -parece que fluye el agua por todas partes-, y buscando encontrar un sendero que aparece en nuestro mapa topográfico. Lo encontramos y seguimos entre el alto piornal y la alta vegetación espinosa. A nuestro paso, en ocasiones, el camino se desdibuja por los numerosos arroyos que bajan del cerro. Llegamos así de nuevo al pinar del Puerto de Canencia; ya el camino es pista de tierra, fácil de seguir, hasta el párking de la zona recreativa.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta