Tiempo  6 horas 8 minutos

Coordenadas 2744

Fecha de subida 11 de agosto de 2019

Fecha de realización agosto 2019

-
-
74 m
-9 m
0
4,4
8,7
17,46 km

Vista 39 veces, descargada 3 veces

cerca de La Ballenera, Andalucía (España)

Caminata lineal, de ida y vuelta, que desde la Barriada de Getares en la Punta del Carnero, nos llevará por la Colada de la Costa hasta en enclave paradisíaco de Cala Arenillas. Durante la marcha pasaremos por la Cala Arena y la Ensenada del Tolmo, además de adivinar los restos de extintos cuarteles de la Guardia Civil y el Fuerte del Tolmo.
La vereda de la Colada está bien definida en todo su recorrido, con diferentes marcas en su recorrido.

Partimos desde el colector de la Barriada de Getares, junto a la Punta del Carnero, donde finaliza la carretera que viene desde Algeciras, lugar con algunos espacios para aparcar junto a la misma línea de costa.
Sobrepasamos una cancela y emprendemos la marcha por la vereda de la Colada de la Costa. Esta senda nos moverá a veces sobre la línea de cortados, otras se despegará unos metros como en la zona del Fraile y del Tolmo, pero siempre tendremos la clara visual del litoral y, como no, del Jebel Musa y la franja africana del Estrecho de Gibraltar.

En los primeros metros dejaremos atrás la Cala Fuerte y la Cala del Peral, además de los primeros restos de cuarteles extintos de la Guardia Civil de los tres que nos encontramos en la jornada.
Sobre la Punta de la Tía Abelica y la del Chorlito obtendremos las mejores vistas del este tramo del litoral, fijando la vista atrás en nuestro punto de partida y el Peñón de Gibraltar.

Pronto llegamos al extremo oriental de la magnífica Cala Arena, este año colmatada de alga asiática como en buena parte de la costa del Estrecho. Recorremos el pedregal de la línea de playa completando su arco en la Punta del Fraile, de nuevo, espectaculares vistas sobre la cala, pasando ahora a caminar por la senda que se mueve sobre los acantilados.

Nuestra vereda trasciende a pista forestal junta a la modesta Punta de los Cuchillos, despegándose unos metros de la línea de cortados sobre la Punta del Acebuche.
Cómo caminar el que tendremos en el tramo de colada hasta las proximidades del Tolmo, visitando a nuestro paso la segunda tanda de restos de cuarteles del recorrido, el tercero y último los tendremos en el punto de vuelta sobra Cala Arenillas.

Una encrucijada, junto a los restos de un pequeño cortijo, nos dirige de nuevo hasta la línea de playa, esta vez hacia el Fuerte del Tolmo (BIC) y su amplia playa, también colmatada de algas.
Completamos la visita por los restos del fuerte, enclave del SXVIII cargado de historia, dominando toda su ensenada y la costa africana.

De nuevo avanzamos por la línea de playa, finalizando el tránsito sobre una pequeña plataforma en la punta que cierra su arco, ahora con marea baja pisamos sobre la roca, pero a la vuelta, con la subida de la marea, tendremos que sobrepasarla con el agua hasta los tobillos, a no ser que busquemos el paso práctico sobre la punta.

Tras la punta podremos caminar sobre los bloques de la orilla o por una estrecha senda sobre ellos, abocando a otra pequeña playa de piedras a la par que desemboca un arroyo y un sendero que desciende desde el interior.

Otro tramo de vereda sobre los acantilados nos lleva directamente hasta los restos de Cala Arenillas, situados sobre la punta que define las dos calas paradisíacas, una de piedra blanca y otra de arena.

Bajo la misma punta, las formaciones de roca que encierran la magnífica piscina natural que nos trae hoy hasta estas latitudes. Con la marea en su punto óptimo, la barrera pétrea dibuja una piscina natural con magníficas vistas, sin olvidarnos de las dos calas que encierran este paraje virgen de la costa gaditana.

Tras la obligada parada junto a las cristalinas aguas, no nos queda otra que volver sobre todos nuestros pasos de la jornada, que siendo un caluroso día de verano y con viento de poniente, se tornará larga y apesadumbrada, pero llevándonos un buen sabor de boca de esta franja litoral que teníamos pendiente de conocer.

Nos vemos en las montañas.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta