Tiempo  5 horas 2 minutos

Coordenadas 1220

Fecha de subida 22 de abril de 2013

Fecha de realización abril 2013

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
908 m
407 m
0
2,6
5,1
10,22 km

Vista 1129 veces, descargada 39 veces

cerca de Valldemossa, Baleares (España)

Nuestro objetivo en esta ruta era buscar una alternativa distinta a las habituales para la ascensión al Pla des Aritges.
Aunque el grado de dificultad se ha consignado como moderado, la ruta exige claramente gran sentido de orientación, facilidad para el seguimiento de pistas y serenidad. También podía haberse clasificado como difícil, en un grado relativamente bajo.
Partimos desde las inmediaciones de la calle Austria, en Valldemossa, donde se inicia una de las variantes para subir al Teix. El camino en su inicio se denomina Camí de na Rupit, estando indicado su comienzo aunque no con este nombre. La vía, avanzando hacia el Este, cruza dos barreras metálicas con paso lateral. La segunda tiene también un paso canadiense.
En el trayecto aparecen varios caminos laterales que no hay que tomar. Al llegar a la barrera del paso canadiense se alcanza el camino que va desde Sa Coma al Teix, teniendo que tomar hacia la izquierda para dirigirnos a nuestro objetivo. A escasos 200 m a la derecha hay un pequeño rellano que en su tiempo fue la Font de na Rupit, hoy seca. A unos centenares de metros más aparece a la derecha otro camino que también proviene de Sa Coma y que no hay que tomar. Recorrido otro pequeño trecho, surge delante de nosotros una pista que lleva directamente al torrente siendo preferible no tomarla para no tener que andar por el roquedo.
Poco después encontramos una barrera con botador lateral que permite la entrada en la zona denominada Son Moragues, hoy propiedad pública y que en su tiempo perteneció a la finca de mismo nombre situada al W de Valldemossa. El bosque es ahora encinar. Al avanzar algo más vemos distintos indicadores que nos hablan de los “ranxos” de los carboneros, con sus “rotlos” donde preparaban el carbón y los restos de sus cabañas situados en la zona del torrente al que podemos descender muy fácilmente por diversos caminos. El segundo de ellos lleva a un “Forn de calç” y que debemos tomar necesariamente. Aquí podemos observar el lugar donde fabricaban nuestros antepasados la cal como “pintura” o como mortero. Puestos de espalda a su entrada observaremos de frente, y al otro lado del torrente, un camino llamado “camí des Pas de sa Creu” y que lleva algo más arriba del refugio. Asciende zigzagueando hasta una cota aproximada de 650 m, para luego avanzar paralelo al torrente hasta su final.
Tomamos la nueva pista, abandonando definitivamente la que seguíamos. Tiene tramos en relativo buen estado y en otros en estado bastante lamentable por algunos pequeños derrumbes e invasión de la vegetación de asfodelos o gamones, carrizo, jaras y algunos árboles. Ascendemos lentamente por la antigua pista siguiendo sus curvas. Alcanzada una zona recta por la que se avanza unos trescientos metros hay que prestar mucha atención. A nuestra izquierda, con giro de 180º aparece un camino de herradura, senda, que nos facilitará el alcance de la ladera del Puig dels Boixos. Nos puede ayudar a su localización la existencia de una “sitja” y paredes de cabaña a unos metros más abajo del camino que seguimos. Debemos tomar el desvío.
El nuevo camino de herradura aparecido presenta alguna dificultad mayor, pues a veces casi desaparece. En tal caso hay que buscar en el horizonte algún hito que nos ayude. La pista llanea prácticamente, pasa por un portillo y alcanza finalmente la barranquera sur del Puig del Boixos.
A partir de este punto hay que aumentar el esfuerzo físico pues hay que ascender hasta los novecientos metros en un espacio relativamente pequeño. No hay senda. En la vaguada aparecen dos o tres grandes pinos en lo que fue una “sitja”. Hay que pasar por ahí y seguir la ascensión. La vegetación escasea en esta zona.
El mapa de Alpina señala una posibilidad algo más a la derecha de nuestra subida. Nosotros encontramos hitos que fuimos siguiendo, aunque después los perdimos y optamos por donde pudimos sin que presentase gran dificultad, aunque hay que reconocer que este tramo requiere hábitos montañeros. Al llegar a los 880 m aproximados encontramos los hitos que habíamos perdido. El paisaje es puro roquedo. Seguimos subiendo sin gran esfuerzo por el centro de la vaguada donde hay alguna encina. A nuestra derecha está el Puig del Boixos, al que no vamos, pues nos dirigimos hacia el cruce de sendas que hay en el Pla des Aritges. Llegados a la encrucijada situada junto a un pinar, y después de reponer fuerzas, nos dirigimos por el Camí de ses Fontanelles en dirección SW hacia los miradores de Ses Basses. Ahí, entre los dos miradores, el primero indicado, el segundo no, hay una senda a la izquierda imperceptible al comienzo que tomaremos para descender hacia Valldemossa. El encinar ha aumentado lentamente en espesura durante este recorrido.
Tomada la senda, señalada en el Alpina, bajamos rápidamente hasta encontrar un antiguo depósito de agua en ruinas y un brocal de cisterna, para alcanzar poco después el Camí de Ses Basses que nos lleva directamente a Valldemossa y que aparece descrito en varias de nuestras excursiones.
Girar a izquierda
Girar 180º a izquierda
Girar a la izquierda
Dando la espalda a la "puerta" de acceso al horno de cal se ve el camino que debemos tomar.
Está situado a unos 20 m hacia el NW.
Hacia el Sur, y de bajada,
Los derrumbes van destruyendo el camino a la vez que la vegetación lo invade.

1 comentario

  • Rapinya 18-ene-2015

    He realizado esta ruta  ver detalle

    La segona part de la ruta és una mica més difícil de seguir. Nosaltres vam fer la ruta al reves

Si quieres, puedes o esta ruta