Tiempo en movimiento  3 horas 43 minutos

Tiempo  4 horas 43 minutos

Coordenadas 2905

Fecha de subida 27 de diciembre de 2018

Fecha de realización diciembre 2018

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
764 m
517 m
0
4,1
8,3
16,54 km

Vista 353 veces, descargada 26 veces

cerca de Tuéjar, Valencia (España)

¡Bellísima ruta!. Pero mire las fotografías y me ahorrará buscar calificativos para describirla, en la seguridad de que estará de acuerdo conmigo. Horas después de acabarla, me sigo preguntando cómo nunca me había planteado hacerla hasta ahora. Pero déjeme explicarle cómo ha sido.
Tenemos un plan, muy justificado por experiencias previas, que incluye recorrer todo el curso del Turia que pueda ser visitado a pie, así que parecía lógico que tras visitar los cañones entre el embalse de Benagéber y Domeño, buscasemos posibles rutas más arriba en el curso del río. Me fijé en La Tartalona y busqué en Wikiloc, encontrando 3 referencias de rutas, buenas todas ellas aunque la descripción de Cortoni atrajo particularmente mi atención. Sobre su diseño hicimos una serie de cambios, para intentar ampliar al máximo la visita, y para allá nos fuimos.
Salimos de Valencia, por la CV-35, hacia Tuéjar, siguiendo después por la carretera que va al embalse de Benagéber. A unos 3 km. encontramos un desvío bien señalizado hacia La Tartalona, por el que avanzamos hasta una bifurcación (utilizada por Cortoni), donde hay bastante espacio para el aparcamiento. Allí dejamos el coche.
Por situarnos en el ambiente adecuado, el cielo estaba despejado, pero se apreciaba una muy densa niebla sobre la zona del embalse, y hacía un frío moderado en el termómetro pero bastante superior en sensación, con una preciosa rosada que dejaba blancos los laterales de la pista que empezamos a seguir, por el Barranco del Calor, directamente hacia el agua, por una pista en la que habíamos visto señales que nos informaban de que más adelante encontraríamos el Refugio de Pescadores. Cuando llegamos al Refugio la niebla había levantado algo, y podíamos ver el agua, que parecía en ebullición formando columnas de humo blanco, rotas ocasionalmente por algún pato que aleteaba ruidosamente mientras iniciaba su vuelo. En esas condiciones el lugar era mágico, así que allí nos quedamos unos minutos, haciendo fotos. Mientras pasaban los minutos la niebla seguía levantando, y el Sol empezó a filtrar sus rayos sobre las montañas, alcanzando el agua a través de los restos de la niebla (si cree que exagero, mire las fotos). Bellísimo lugar, sin duda.
Antes de empezar no teníamos claro que fuéramos a seguir más allá del Refugio, pero con lo visto no había más remedio que ver cómo podíamos continuar. Y continuamos por un sendero, bastante bien marcado, aunque con algunos pequeños problemas de abandono y erosión, que seguía el litoral del embalse en esa zona. Si va por allí, no deje de seguirlo: es un sendero maravilloso, al menos en las condiciones en que tuvimos la suerte de conocerlo. Tras casi 2 km. de recorrido, cerca ya de la zona del vado de Moya, nos pareció que el sendero empezaba a desaparecer y, sabiendo que nos quedaban bastantes kilómetros para hacer la ruta prevista, decidimos volver. Las fotos del recorrido dicen todo. Nosotros sólo queremos hacer un ruego, al Ayuntamiento de Tuéjar o a quien proceda si no es él: intenten recuperar ese sendero, al igual que el resto de los senderos laterales del embalse de Benagéber y los cañones del Turia. Pocas cosas hay más bellas en la Comunidad, y su visita puede ser un motor económico para los pueblos del entorno.
Volvimos atrás, aún asombrados de nuestra buena suerte, pasamos el Refugio de Pescadores, y buscamos una desviación, cerca de una construcción aparentemente abandonada con montones de bidones en su interior, por la que atajar para alcanzar la pista que se dirige hacia las Casas de La Tartalona. Esta zona no tiene un trazado claro, aunque hay una tubería rota en muchos sitios semienterrada; tiene fuerte pendiente, pero se sube con facilidad; al final, antes de alcanzar la pista hay que salvar un pequeño desnivel rocoso, pero la piedra tiene a modo de escalones que hacen muy fácil la corta trepada. Alcanzada la pista de la Tartalona, la ruta es llana durante bastante rato, pasando por zonas de bosque con buenas vistas a distancia.
Cuando llegamos a Casas de la Tartalona vimos abandonadas las instalaciones de un lugar excelente para las acampadas de jóvenes y no tan jóvenes, con las paredes de construcciones perfectamente aprovechables aún para el disfrute de las personas que aman estos ambientes llenas de pintadas de vándalos y asociales (ese tipo de gente que parece tan abundante en nuestra sociedad actual, y tan alimentada por el rencor y el odio sembrado por algunos, que parecen dispuestos a destruir todo lo que pueda beneficiar al conjunto de la sociedad). Lastimoso estado de abandono de un lugar muy bello, y más lastimoso aún que los poderes públicos, tan amigos de fastos y dispendios propagandísticos, cuando no de favorecer sólo a los suyos, no sean capaces de encontrar mejores usos para él. Toda nuestra comprensión, y solidaridad, a Cortoni en su queja por el abandono de La Tartalona.
Dejamos el lugar para seguir avanzando hacia el Vado de Moya. Salimos de la pista en varias ocasiones para incorporar los senderos aprovechables por la zona, lo que no siempre ha contribuido a controlar la longitud total del itinerario, pero probablemente es más asumible para el senderista habitual, y al final llegamos al Refugio Forestal del Collado de la Perdiz, desde donde se inicia la bajada hacia el Vado. A partir de aquí las vistas son impresionantes, con el embalse como eje central, adornado por las agrestes laderas y el fondo de las sierras de la Serranía. ¡Maravillosa experiencia!.
Iniciamos la vuelta, saciados nuestros ojos de belleza (como en una ruta anterior expresó con mucho acierto nuestro buen amigo César), para seguir la pista que sube hacia el Collado del Moro. Desde aquí, aunque nos equivocamos por un rato y tuvimos que volver atrás unos pocos metros, tomamos un sendero que nace a la derecha y que nos permite subir hacia otra pista, no bien conservada, por la que alcanzamos el lugar donde habíamos dejado aparcado el coche.
Una excelente ruta, particularmente notable porque no esperábamos una experiencia de tanta belleza antes de iniciarla. La mayor parte del camino se hace por pistas no asfaltadas, en bastantes ocasiones mal mantenidas, por lo que buena parte de ellas no son recomendables para ser transitadas con vehículos que no sean auténticos todo-terrenos. Otra parte (sobre todo en las orillas del embalse) se hace por senderos estrechos y degradados, pero muy bellos. Hay una mínima parte asfaltada, que no hemos podido evitar. Un apunte importante: la zona tiene una extensión de bosque increíble para nuestro medio; es maravilloso que esté tan bien conservado.
La ruta es larga, con un desnivel medio, pero no nos ha parecido demasiado exigente (de hecho la hemos completado en un tiempo bastante reducido). Como siempre es conveniente llevar calzado apropiado, algo de comida y bebida (sobre todo en verano), y aunque hay partes de fácil acceso, en conjunto no nos parece recomendable para niños o personas con reducida movilidad. Para el resto creemos que es una ruta muy, muy, muy, muy recomendable.

9 comentarios

  • Ricardo Jose 27-dic-2018

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Magnifica ruta, tanto en la senda del pantano como en la zona alta boscosa
    Fácil de seguir con ayuda GPS.

  • Foto de manuelruizapatero

    manuelruizapatero 28-dic-2018

    Preciosa ruta

  • Foto de eoc

    eoc 28-dic-2018

    Gracias por vuestros comentarios. El de Ricardo introduce un aspecto importante, tal vez no suficientemente valorado. Todas las rutas que subimos están hechas para ser seguidas con ayuda de un GPS; esto es muchísimo más seguro que una descripción, necesariamente incompleta y sujeta a cambios cada vez que alguien tira una señal o cambia su orientación, o que muy diversos factores alteran la ruta de muchas maneras. Tal vez por eso no entendemos las valoraciones con información o dificultad de seguir la ruta cuando la grabación es correcta, pero tal vez deberíamos advertir siempre que estas rutas son para hacerlas con ayuda del GPS y no para intentar hacerlas buscando otro tipo de referencias.

  • javeadeverano 28-dic-2018

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Una ruta muy bonita, de baja exigencia a pesar de su longitud.

  • luis.perecruz 28-dic-2018

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Excelente ruta. Muy recomendable.

  • César Argilés 05-ene-2019

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Buen trazado, superandose el compañero eoc....¡enhorabuena !

  • Foto de Andarieltuejar

    Andarieltuejar 10-feb-2019

    Ese sendero que parece perderse va la altura del Vado de Moya continúa hasta la abandonada Masía de los Felipes en una circular de un total de 20 km, aunque no puedo facilitar el track de momento.

  • Foto de eoc

    eoc 10-feb-2019

    Dejamos de seguir los restos del sendero que citas a unos 400-500 metros del Vado de Moya. No encontramos ninguna continuación más allá del vado, pero parece lógico que la haya habido, aunque tal vez ahora esté al menos en parte bajo las aguas. Hemos estado en Los Felipes, siguiendo el Camino Real de Benagéber, pero entonces no buscamos ningún sendero hacia el Vado de Moya.

  • JoseV 04-may-2019

    Ayer hicimos esta ruta, y el sendero que va junto al pantano lo completamos hasta el vado de moya, algunos trozos erosionado pero es factible y se hace sin mayor problema, y lo hemos hecho sin tocar agua a pesar de estar el pentano a tope, si quieres el track pidemelo. Gracias por todo. Jose Vicente

Si quieres, puedes o esta ruta