Tiempo en movimiento  4 horas 32 minutos

Tiempo  5 horas 12 minutos

Coordenadas 3903

Fecha de subida 9 de abril de 2019

Fecha de realización abril 2019

-
-
788 m
551 m
0
5,8
12
23,39 km

Vista 107 veces, descargada 13 veces

cerca de Jaén, Andalucía (España)

Camino de Santiago. Ruta Mozárabe. Almería a Santiago de Compostela

CAMINO MOZÁRABE DE GRANADA A JAÉN Y CÓRDOBA
Jaén - Torredelcampo - Jamilena - Martos
Comarcas: Jaén y Entorno y Sierra Sur (Jaén)

La provincia de Jaén cuenta con dos vías del Camino Mozárabe de Santiago, ambas recorren tierras de la Sierra Sur de Jaén.

Quienes peregrinen por el tramo del Camino Mozárabe que llega desde la provincia de Granada, se adentrarán en la Sierra Sur de Jaén para encontrar vigilante la Fortaleza de la Mota de Alcalá la Real, bastión musulmán, pasarán por Ventas del Carrizal entre la Vega del Río San Juan de afamados frutales, y llegarán a Alcaudete a los pies del castillo calatravo y la Iglesia de Santa María.
Esta es una comarca de importancia histórica por su situación estratégica en el control de caminos, frontera entre el reino nazarí y el cristiano, muestra de ello son los importantes sistemas defensivos que jalonan todo el territorio.

Siglos de lucha por el dominio también fueron tiempos de convivencia e intercambio, el comercio, la artesanía, los oficios, los cultivos, la gastronomía, las fiestas, todo quedó impregnado por la riqueza que genera la diversidad.

Si sigues este tramo del Camino Mozárabe de Santiago, estarás realizando el mismo itinerario que desde hace siglos se venía utilizando para transportar mercancías, ganados y desplazarse entre Jaén y Córdoba.

Íberos, romanos y árabes apreciaron esta situación y la fertilidad de la campiña. Todo este legado se conserva en nuestras tradiciones formando parte del patrimonio cultural de la Sierra Sur de Jaén.
Autor: caminosantiago.org/

Los peregrinos que inicien el Camino en Jaén, lo harán desde la Santa Iglesia Catedral, joya del renacimiento andaluz, para dirigirse hacia Torre del Campo y Jamilena, llegando a las monumentales ciudades de Martos y Alcaudete, encontrándote en algunos momentos con la Vía Verde del Aceite, desde aquí se adentrarán en la provincia de Córdoba.

En este trazado coinciden la calzada romana de la Colonia Augusta Gemella Tucci, y los que fueron límites del Concejo de Jaén y el Maestrazgo de la Orden de Calatrava. Hallarán una referencia muy importante, San Amador, patrón de Martos, Santo Mozárabe al que se celebra oficio religioso bajo este rito, el 5 de mayo, en su festividad.
¡Buen Camino!
Autor: jaenjacobea.es/

Partimos de la Plaza de Santa María de Jaén y seguiremos las flechas amarillas. Llegaremos al camino viejo de Jaén a Torre del Campo. Ascenderemos por este camino teniendo a uno y otro lado viviendas.
Una vez llegado al final de la última edificación nos quedará poco para dejar el término municipal de Jaén y entrar en la Sierra Sur a través de Torre del Campo.
Descendiendo llegaremos a un par de arroyos. Antes de atravesarlos nos dejaremos a la izquierda dos caminos que acceden a la Casa del Vicario y a la Sierra de Jabalcuz. A partir del segundo arroyo comenzaremos a ascender, llegaremos a la valla de la autovía.
Dejando un camino a la derecha, seguiremos ascendiendo buscando el cruce de la carretera del Megatin. Al frente descenderemos aproximadamente 1 km, para luego ascender durante 1 km. Esta cuesta nos conduce a Torre del Campo. Accedemos por la calle Andalucía y buscamos la Plaza del Ayuntamiento y la Iglesia de San Bartolomé. La salida de Torre del Campo la haremos por la Puerta de Martos, y de ahí subiremos a la Ermita de Santa Ana.

Este primer tramo de camino que comienza en la Catedral de Jaén se desarrolla siguiendo la antigua Vía Romana Castulo-Malaca.
El peregrino recorrerá casi veinte y un kilómetros acompañados de un mar de olivos con subidas y bajadas de Jaén a Torre del Campo, atravesando la antigua calzada romana de Jamilena hasta llegar a Martos, la antigua Augusta Gemella Tuccitana donde podrá venerar a San Amador, santo mozárabe y patrón de la localidad.
Autor: Asociaciones de Amigos del Camino Mozárabe de Almería, Badajoz, Córdoba, Málaga, Granada y Jaén

VIDEOS ADJUNTOS
Video promocional de la Asociación Jacobea de Jaén
https://www.youtube.com/watch?v=upIuD8FD8i8
Autor: Federación Camino de Santiago

Jaén, Paraíso Interior. Jaén
https://www.youtube.com/watch?v=hIAGtbszch4
Autor: canalsurturismo

Torredelcampo. Jaén
https://www.youtube.com/watch?v=mMRY03PrLhI
Autor: canalsurturismo

FICHA TÉCNICA
Día: Martes 09-04-2019
Longitud: 23,390 km. Tiempo total: 5 h 12 min. Tiempo en movimiento: 4 h 32 min.
Desnivel (+): 590 m. Desnivel (-): 430 m.
Altitud máxima: 788 m. Altitud mínima: 551 m.
Índex IBP: 85 HKG (Dura).

ALOJAMIENTO (Donativo)
Albergue Convento de las Hermanas Trinitarias Calle Real de San Fernando nº1 Teléfonos: +34 953 551 552.
El albergue tiene 12 camas; 2 baños con ducha; una salita con mesa y microondas.
Donativo: 10 €
Hay que pedir la llave en la puerta de al lado, nº3, a través del torno del convento y dejar DNI y Credencial hasta devolver la llave por el mismo procedimiento al día siguiente

AVITUALLAMIENTO
Todos los servicios
Bar Restaurante Casino Primitivo. Plaza Fuente Nueva, 39 (Martos). Excelente trato y un muy buen menú por 10,90 €

IMPORTANTE !!!
Es muy importante comprar en las tiendas del pueblo: comida, fruta, agua... así como lo que podamos necesitar antes de realizar la siguiente etapa.

RECORRIDO
08:45 h. Jaén (00,000 Km) Inicio Etapa. Albergue Spa Inturjoven Jaén-->C/Borja-->C/Millán del Priego-->Fte el Pilar del Arrabalejo--> C/Millán del Priego-->Parroquia San Miguel-->IES San Juan Bosco--> C/Millán del Priego-->C/Dr Eduardo Arroyo-->C/Los Álamos-->Iglesia del Sagrario-->C/Campanas-->Pz de Santa María-->Catedral de la Asunción de Jaén-->C/Maestra-->C/Madre de Dios-->C/Almendros Aguilar-->Pz de Santiago-->C/Almendros Aguilar-->Pz de San Juan-->Iglesia de San Juan-->C/de San Juan-->C/Martínez Molina-->CC Palacio de Villardompardo (S.XVI)-Baños Árabes (S.XI)-->Fte del Pato-->C/Santo Domingo-->Iglesia de la Magdalena-->Pz de la Magdalena--> C/Magdalena Baja-->C/Puerta de Martos-->Rtda Bandera de Jaén--> Ctra.de Córdoba J-222a-->Parque de la Granja (Cerro de los Lirios)--> Der Est Bomberos de Jaén-->Ctra.de Córdoba J-222a-->Colegio Alto Castillo-->Der.Fábrica Cruzcampo-->Girar Izq Ruinas Hotel Imora a Cº Viejo Torredelcampo-->Colegio Guadalimar-->Vereda de Jaén-->Casa de Herrera-->Cz Cañada del Vicario-->Cz Río de Regordillo-->=A-316--> Espartal de Padilla-->Cz Ctra Megatín-->Vereda de Jaén-->El Calvario-->
Cz Ayo del Juncal-->Torredelcampo

11:15 h. Torredelcampo (13,000 Km) C/Calvario-->C/Peña del Concejo -->C/Llana-->C/Ruiz de Alda-->Pz del Pueblo-->Ayuntamiento-->Iglesia de San Bartolomé -->C/Puerta de Martos-->C/Carrera Baja-->C/Cº Sta Ana-->Cº de Santa Ana-->Cz Ayo del Platero o del Judío--> Cº Viejo de Sta Ana-->Ermita de Sta Ana-->Fte de Sta Ana-->Ctra de Sta Ana-->Cerro Miguelico-->La Pilica-->Cañada Real de Martos-->Jamilena

12:30 h. Jamilena (17,500 Km) Cz Ctra JA-3309-->C/Cañada Real--> Polígono Industrial-->Cº Vereda de San Nicasio-->Cz Ayo de Jamilena--> Cañada Real del Cº de Jaén-->Cz Ayo del Salcubito-->Cz Ayo de las Mulas-->Casas de Campo la Dehesa-->Cz Ayo de la Pontezuela--> Ctra JA-3309-->Cerro Colmenar-->Ctra JA-330-->Martos

13:30 h. Martos (22,500 Km) C/Cascajal-->Ctra JA-330-->C/Alta Sta Lucía-->Ermita de Sta Lucía-->C/Dolores Escobedo-->Iglesia de San Amador y Sta Ana-->C/La Fuente-->Pz de la Constitución/Iglesia de Sta Marta/Ayuntamiento-->C/Real de San Fernando-->Albergue Convento de las Hermanas Trinitarias. (13:50 h - 23,390 Km)

DESCRIPCIÓN ETAPA (09-04-2019)
08:45 h 00,000 Km 00:00 h Jaén (Inicio etapa)
11:15 h 13,000 Km 02:30 h Torredelcampo (Avituallamiento 30 min)
12:30 h 17,800 Km 03:15 h Jamilena
13:30 h 22,500 Km 04:15 h Martos
13:50 h 23,620 Km 04:35 h Albergue Convento de las Hermanas Trinitarias (Final etapa)

PUNTOS DE INTERÉS
Jaén y entorno (Jaén)
Jaén
Prehistoria y Edad Antigua
Durante la etapa protohistórica destaca la presencia del pueblo ibero, puesta de manifiesto en el cerro de la Plaza de Armas de Puente Tablas, un oppidum situado en Puente Tablas, que fue abandonado antes de las guerras púnicas. Las excavaciones realizadas en este enclave han determinado la existencia de un muro escalonado, con torres avanzadas de grandes sillares en lo que se ha dado en llamar como Plaza de Armas.

En la etapa púnica se hizo patente la importancia de la ciudad como zona estratégica de paso, lo que provocó que griegos y fenicios poblaran la zona. A raíz de la conquista cartaginesa del valle del Guadalquivir, comenzada en el año 237 a. C. y que se prolongó hasta el 231 a. C., comenzó la explotación minera de Sierra Morena. Todo ello llevó a la entrada de estos en Jaén, convirtiéndose la ciudad en alcázar para Aníbal, lo que hizo una población grande, rica y fuerte, hasta el extremo de convertirse en terror para los romanos.

Alrededor del año 207 a. C. la ciudad es tomada por Publio Cornelio Escipión el Africano y arrebatada a los cartagineses. Desde el momento de su conquista los romanos la consideraron una «ciudad estipendiaria», es decir, bajo vigilancia militar y tributo debido a su apoyo a Cartago. Tito Livio la describiría como una ciudad opulenta, Estrabón, que dejó constancia de la extraordinaria fertilidad de la región, le dio los nombres de Auringi y Oringe, mientras que Polibio la conoció como Elinga, y el Concilio de Ilíberis como Advinge, finalmente, Plinio como Nijis u Oringis.

Edad Media
En el primer tercio del siglo VI se asentaron los visigodos, por lo que siguió siendo un territorio en el que predominaba la población hispanorromana, con algunas guarniciones militares como Mentesa, en las que se concentraba la población germánica.

Tras la conquista de la península por los árabes la ciudad recobró su importancia, convirtiéndose en la capital de la taifa de Jaén. Se le concedió un walí y se levantaron mezquitas, fortificaciones y palacios. Durante los cinco siglos de dominio árabe Jayyān (en idioma árabe جيان) fue considerada como una gran ciudad. En el siglo X, la ciudad fue conquistada por Abderramán III, convirtiéndose en la capital de la cora de Yayyan.

En 1225 la ciudad de Jaén fue sitiada por las tropas de Fernando III el Santo, dando comienzo a una feroz defensa de la ciudad por parte de los musulmanes que llegó a aglutinar a 3000 caballeros cristianos, 50 000 peones musulmanes y otros 160 caballeros cristianos, al mando de Álvaro Pérez de Castro. Más tarde la ciudad volvió a ser sitiada en 1230 y, finalmente, en 1246 cuando la ciudad fue reconquistada por Fernando III el Santo, rey de Castilla y León, a través de un pacto de vasallaje con el sultán nazarí de Arjona, Muhammad I Al-Ahmar.

Debido a su recobrada importancia estratégica, la ciudad retomó el papel de cabeza del nuevo reino castellano, y hasta la conquista de Granada jugó un papel muy importante en la lucha contra los musulmanes del sur. De esta forma, que el rey Enrique II de Castilla le otorgó numerosos privilegios, como concejo y cabildo propios, que se vieron acrecentados con la llegada a la ciudad del privado del rey Enrique IV, el condestable Miguel Lucas de Iranzo, llegando a ser una de las 18 ciudades con representación en cortes y beneficiándose de sus privilegios reales.

El cabildo catedralicio también gozó de enorme poder y en esta época se inició la reconstrucción de la catedral. Durante todo este periodo es de destacar la importancia de la población judía, sobre todo desde el siglo X, con el nacimiento en la ciudad del célebre cortesano judío Hasday ibn Shaprut, y siendo de gran importancia en los reinados de Fernando III el Santo y de Alfonso X, hasta llegar a las graves persecuciones contra los judíos de 1391, y a la creación del tercer tribunal de la inquisición española en el reino de Jaén en el año 1483.

Edad Moderna y Contemporánea
Tras la conquista de Granada y el descubrimiento de América en 1492, la ciudad tuvo un papel importante en el plano cultural, social y militar de la conquista y asentamiento en la América hispana, debido a que la ciudad acogió la corte de los Reyes Católicos en varias ocasiones, así como la reunión en la que la reina Isabel I de Castilla accedió a sufragar los viajes de Cristóbal Colón, acaecida en agosto de 1489.

En el siglo XIX, con la guerra de Independencia la ciudad fue tomada y saqueada por los franceses, que construyeron una guarnición en el castillo. Durante el reinado de Fernando VII, en el Trienio Liberal, se convirtió en escenario de la batalla entre las tropas absolutistas y las liberales, dirigidas estas por Rafael Riego. Con todo esto la ciudad no fue nombrada capital de provincia hasta 1833, lo único que supuso un respiro en su proceso de decadencia. Por su parte, bajo el reinado de Isabel II, se mantuvo leal a la reina frente a los partidarios carlistas, proclamándose la ciudad cantón independiente en 1873 durante la Primera República.

Torredelcampo
Los primeros indicios de ocupación humana en tierras torredelcampeñas se remontan al calcolítico, como lo atestiguan algunos hallazgos arqueológicos documentados en yacimientos próximos al municipio. No obstante los vestigios más numerosos y de mayor importancia datan de época ibérica.
Cuando los cartagineses llegaron a la Península se conocía con el nombre de Osaria Bitosiria.

Durante la ocupación romana se mantiene el esquema de poblamiento ibérico. El origen del actual municipio estaría muy relacionado con los antiguos pobladores del oppidum ibérico de Cerro Miguelico, asentamiento que tras sufrir una profunda crisis entre los siglos I y II d. C., es abandonado parcialmente, trasladándose parte de su población a la ladera Noroeste y al actual solar de Torredelcampo, donde se establecen varios pequeños asentamientos, orientados a la explotación agrícola de un reducido espacio irrigado (huertas).

Durante el periodo de al-Andalus, los pobladores de esta villa se vieron obligados a trasladarse hacia Martos que como las demás aldeas de la campiña se ven obligadas a reforzarse debido a la proximidad de la frontera con los cristianos.

La conquista cristiana fue llevada a cabo en el año 1243 por el rey Fernando III, que estableció su residencia en los alrededores de la Villa antes de la conquista de Jaén. Tras la conquista quedó adscrita a la ciudad de Jaén.
En el 1804, Carlos IV le concede el título de Villa a cambio de 7.500 maravedíes por cada vecino.

Sierra Sur y Campiña de Jaén (Jaén)
Jamilena
En 1525 el emperador Carlos V emitía varias cédulas desde Toledo con el expreso deseo de construir un convento de monjas en Jamilena. Para esta construcción, que posteriormente pasó a ser iglesia parroquial se utilizó la piedra de un antiguo castillo musulmán, reformado posteriormente por la Orden Calatrava, cuya cruz centra el escudo heráldico de esta población.

La construcción de este castillo musulmán se enmarca en las conquistas de Fernando III el Santo. La conquista y cesión de Martos a la orden de Calatrava impulsó a los musulmanes de las ciudades de Yayyan (Jaén) y Aryuna (Arjona) a construir numerosas fortificaciones para proteger los caminos que unían a ambas; una de éstas fue la de Jamilena. Este castillo duró poco bajo el dominio musulmán pues, desde la misma época de Fernando III, pasó definitivamente a engrosar las posesiones de la Orden de Calatrava.

A lo largo de la Edad Moderna la vida en la localidad se caracterizó, aparte de por su pertenencia a la Orden de Calatrava, y la lenta y tortuosa construcción de su iglesia, por una economía de subsistencia y crisis de carestías.

Martos
Los orígenes de Martos se remontan a la prehistoria, el desarrollo de un pueblo en una localización como esta, se debe sin duda a la existencia del núcleo coordinador de población durante toda la historia marteña, la Peña.
Su situación estratégica, la existencia en sus inmediaciones de fuentes naturales de agua así como de manantiales, unido a la defensa natural que ofrecía, fueron los factores determinantes que propiciaron el asentamiento humano a sus faldas. A pesar de esa propia defensa que ofrece la Peña, las diferentes civilizaciones que han ido pasando por este asentamiento humano, han ido reforzándola con nuevas construcciones defensivas.

Durante la dominación romana de la península ibérica, la antigua ciudad íbera de Tucci fue convertida en colonia, su organización se llevó de la misma forma que se realizaba en la ciudad de Roma. La colonización de Tucci fue llevada a cabo en la época imperial, bajo el mandato del emperador César Augusto, recibiendo el nombre de colonia Augusta Gemella Tuccitana.

Durante el bajo Imperio romano, Martos fue sede episcopal, y continuó siéndolo durante la época visigoda, hasta la conquista musulmana, es en esta época cuando el cristianismo alcanza sus más altas cotas de poder, así como su introducción en las estructuras administrativas de la ciudad.
El desarrollo de la ciudad continuó en el interior del recinto amurallado, de esta época, los restos más importantes hallados en la ciudad, son los de un sarcófago paleocristiano, que data de los años 330 a 340, y que se encuentra en el museo de Jaén.

En el año 711, terminó la monarquía visigoda en la península ibérica, y se produjo la conquista islámica de ésta, Martos, o Tuš, como la llamaron los árabes, se configuró desde el siglo IX como una de las plazas fronterizas más disputadas, por sus fértiles tierras, su posición estratégica y su facilidad defensiva, será así como la ciudad adquiere un especial carácter defensivo, que dejará un importante castillo situado en lo alto del principal emblema marteño, su peña, que es circundada por todo el pueblo; conocido como castillo de la Peña, así como las murallas y torreones del castillo bajo o castillo de la Villa, que defendían la ciudad. En el siglo XI al desaparecer el califato, y quedar Al-Ándalus dividida en más de 30 reinos, Martos formó parte de la taifa de Granada qué, en 1078, el emir Abd Allah la cederá al taifa de Sevilla.

Fernando III el Santo firmó un pacto con Al-Bayyasi (emir de Baeza), mediante el cual, a cambio de la ayuda cristiana frente a sus enemigos, el árabe le entregaría diversas localidades, así Martos y Andújar le fueron entregadas en 1219, y en 1228, la donará al señorío de la orden de Calatrava, con el objetivo de defender la franja entre Jaén y el sur de la provincia de Córdoba. Martos se convirtió entonces en la ciudad más importante que la orden poseía en el alto Guadalquivir, una de las mayores defensas frente al reino de Granada, siendo objeto de conquista en varias ocasiones. Por todo esto, en el siglo XIV verá reforzadas sus defensas, tanto las de la fortaleza alta, como las de la fortaleza urbana, quedando configurada como un bastión inexpugnable.

Ya como ciudad cristiana, Martos, se reorganizó en barrios o parroquias, a partir del siglo XIII la ciudad adquirió un gran esplendor, sobre todo con la construcción de sus dos templos principales en el punto más alto, el de Santa María de la Villa, y en el centro de la ciudad, la Real Iglesia de Santa Marta dedicada a la patrona de la villa. En el año 1489 finaliza la etapa de la villa de Martos como cabeza de la orden de Calatrava, al morir el último maestre de la orden, Alonso de Cárdenas, la administración pasó al rey Fernando el Católico, comenzando así un periodo de estabilidad y expansión económica que propició un notable aumento de población por los colonos castellanos atraídos por las posibilidades agropecuarias de la zona, y por la llegada de la población morisca vencida en las Alpujarras.

El siglo XVI fue importante y significativo en el desarrollo de la villa ya que en ella se produjeron grandes cambios que configuraron su imagen moderna. A este desarrollo contribuyeron diferentes personalidades como el corregidor Pedro Aboz y Enríquez, el humanista Diego de Villalta y el arquitecto Francisco del Castillo, lo que este siglo supuso una etapa de expansión económica, social y de estabilidad institucional. En referencia a la economía, se produce una gran impronta agraria y ganadera, con dehesas, monte bajo, encinas, chaparros, quejidos, etc, todo esto unido a la trilogía mediterránea de la vid, cereal y olivo.

El arquitecto Francisco del Castillo es uno de los materialistas de la transformación de la villa, en 1558 le fue encargada la remodelación de la fortaleza baja o de la villa; a esto le sucedieron trabajos como la ampliación y remodelación de las iglesias de la villa y de Santa Marta, así como la construcción de sus campanarios, pero sin duda, su principal trabajo en la villa, fue la construcción de los edificios civiles del pilar de la fuente nueva, la hoy desaparecida fuente de Neptuno, y el edificio de la antigua cárcel y cabildo. La Plaza de Santa Marta, con la Real Iglesia de Santa Marta, la fuente de Neptuno, y la cárcel y cabildo, se configuró como centro neurálgico de la villa, en torno a este centro surgen nuevas calles y barrios, y sobre todo, de la proliferación de numerosos conventos de franciscanos, clarisas, y trinitarias, junto al hospital de la orden mendicante de San Juan de Dios. En el siglo XVII se produjo la consolidación del desarrollo y expansión de la villa y de las órdenes religiosas. El crecimiento urbanístico de las casas-palacio y solariegas, se producirá en torno a las calles la fuente y las huertas, condicionado por el arroyo de la fuente de la villa.
http://www.andalucia.org/
Jaén, Capital mundial del aceite de oliva
Debido a la fuertes lluvias de los últimos días la Vereda de Jamilena (Camino Mozárabe), a la izquierda, estaba impracticable para seguir el camino por el track. Por consiguiente, y además de la lluvia que estaba callendo, decidí hacer el Camino por la carretera de la Cañada Real de Martos (La Pilica) hasta el municipio de Jamilena
Camino Mozárabe impracticable para caminar. La alternativa es seguir por la Cañada Real de Martos hasta Jamilena (Carretera Local)

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta