Fecha de subida 20 de mayo de 2019

Esto es un grupo de rutas :

Vista 49 veces, descargada 0 veces

El Hierro es la isla más pequeña y occidental de las islas que conforman el archipiélago canario. Con apenas 278 kilómetros cuadrados de superficie, alberga un rico patrimonio natural y una gran diversidad de ecosistemas, cuya preservación ha llevado a que el sesenta por ciento de su territorio se encuentre protegido por ley. En el año 2000, la UNESCO se sumó a este reconocimiento, declarando a la menor de las Islas Canarias como Reserva de la Biosfera. Este pequeño tesoro de la biodiversidad contiene una sorprendente variedad paisajística, desde las excelentes muestras de sabinares y densos pinares de pino canario, hasta las zonas rocosas y los grandes acantilados, sin olvidar los relevantes monumentos geológicos y coladas de lava que ponen de manifiesto su origen volcánico.

La Red de Espacios Naturales Protegidos de Canarias en El Hierro recoge las mejores muestras de vegetación de la isla, como el fayal-brezal, el cardonal o el tabaibal, donde no faltan los endemismos, así como una rica variedad de hábitat que albergan distintas especies amenazadas, como el lagarto gigante de El Hierro.

Sendero GR-131

El sendero GR-131 recorre el centro de la isla de El Hierro, desde el extremo norte hasta el sur, y coincide en su etapa principal con el tradicional Camino de la Virgen, columna vertebral de la isla, adquiriendo así un simbolismo cultural y religioso como pocos senderos de Canarias.

La ruta, dividida en cuatro tramos, parte de la costa nororiental desde Tamaduste y el Puerto de La Estaca, hasta el extremo sur más occidental, la punta de la Orchilla, donde se erigen el faro del mismo nombre, punto final del trayecto, y el monumento al Meridiano Cero.

Sendero Circular

El sendero circular alrededor de la isla de El Hierro discurre por los denominados “caminos tradicionales” de la isla, aquellos que fueron usados antiguamente por sus pobladores en sus desplazamientos por el territorio, permitiendo conocer la forma de relacionarse que tuvieron los isleños antes y después de la colonización por la Corona de Castilla. Los caminos del sendero circular recorren la isla en toda su amplitud, desde zonas de cumbre hasta puntos del litoral, descubriendo a su paso una gran cantidad y calidad de contrastes, que a priori, no parece contener un enclave de reducidas dimensiones como El Hierro.

En sus sucesivos tramos, el sendero se esconde bajo bosques de laurisilva y atraviesa cultivos en el Valle de El Golfo; se desliza por amplios prados destinados al pasto del ganado en las mesetas superiores, cruza barrancos, asciende a miradores y atraviesa zonas volcánicas; transita por áreas en las que el capricho del viento retuerce los portes de las sabinas, se empapa de la cultura tradicional herreña al pasear por sus pueblos y permite el disfrute de la permanente presencia del mar que lo acompaña.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes a esta ruta