Dificultad técnica   Moderado

Tiempo  3 horas 57 minutos

Coordenadas 2623

Fecha de subida 9 de septiembre de 2014

Fecha de realización septiembre 2014

-
-
123 m
-16 m
0
10
20
40,63 km

Vista 7715 veces, descargada 278 veces

cerca de Santander, Cantabria (España)

SANTANDER-SANTILLANA DEL MAR. (40.6 kms)

Es una etapa muy larga que se puede dividir ya que tenemos albergues en Santa Cruz de Bezana y en Polanco. Ideal para hacer en bici si no la has acortado tirando hasta Bezana el día anterior.

Las localidades por las que pasamos desde Santander hasta Santillana del Mar, son: Peñacastillo, Santa Cruz de Bezana, Puente Arce, Requejada , Barreda y Queveda.

Desde el punto de vista cultural, lo más destacable, el puente del XVI de Arce y Santillana del Mar un museo medieval en sí mismo.

Partimos del centro de Santander, hacia la derecha el edificio Ayuntamiento o antiguo convento San Francisco, después caminamos por todo el centro de la ciudad en calles peatonales como la calle Burgos y la preciosa Alameda.
En Bezana hay dos albergues uno de ellos de peregrinos.

En Puente Arce; al pie del río puedes descansar o bien entrar a uno de los bares y tomarte un tentempié. Las tuberías de Solvay, nos conducen a Requejada, con albergue. Después un paseo por Barreda y Camplengo hasta a Santillana del Mar, ya nos transporta entre piedras a otras épocas. Lo primero, de frente, el lateral de la Colegiata, máximo exponente del Románico en Cantabria y a la derecha el palacio de Velarde. Otros edificios destacados son: Las Torres de Merino y de Don Borja, las Casas del Águila y La Parra, el Palacio y la Torre de Velarde, la Casa de Leonor de la Vega, los Palacios de Barreda, Tagle y Villa y un largo etcétera.

El Albergue de Peregrinos de Santillana está junto a la Colegiata de Santa Juliana. Si no tienes sitio, otro albergue turístico, cerca de la carretera general, aporta 22 camas más.

El Parque de Doctor Morales, popularmente llamado Parque de la Vaca, por la estatua que hay en el mismo es un área de picnic y descanso muy extensa a la salida de la ciudad.
Agua Potable
Desde aquí y a un kilómetro mas o menos está el albergue Nimon.
Albergue Piedad
  • Foto de Iglesia
  • Foto de Iglesia
Iglesia
  • Foto de Desvío Albergue de Peregrinos
Una vez llegamos a la iglesia, a mano izquierda y a unos 800 metro hay un albergue de peregrinos que junto con el de Güemes es el único que cobra la voluntad. Es una antigua casa acogedora.
  • Foto de Puente de Arce
  • Foto de Puente de Arce
El puente de Arce sobre el río Pas, mal llamado puente romano, es la obra de ingeniería civil más relevante declarada Bien de Interés Cultural. Data del S. XVI. Durante siglos el puente de Arce fue una constante preocupación para los vecinos del lugar y para las autoridades de la villa de Santander. Cuando el río Pas bajaba con enorme crecida arrastraba el puente, derrumbándole en parte o en todo, volviéndose a reparar de forma poco resistente. Esto suponía una pérdida temporal de las comunicaciones con Castilla, y por consiguiente, un corte de abastecimientos. Al fin, en el siglo XVI, se recurrió al rey Felipe II solicitando permiso y ayuda para levantar un puente sólido y duradero. Este, a través de su secretario de cámara, Alonso de Vallejo, se dirige al corregidor de las cuatro villas de la mar de Santander, comunicándole: "como los concejos de la villa son muy pobres, sin medios propios, mandamos se dé ayuda para reparar la puente de seis mil ducados que serán necesarios para ello".
  • Foto de Humilladero
Humilladero
  • Foto de Colegiata de Santa Juliana
  • Foto de Colegiata de Santa Juliana
  • Foto de Colegiata de Santa Juliana
  • Foto de Colegiata de Santa Juliana
  • Foto de Colegiata de Santa Juliana
Es uno de los edificios más significativos del Camino del Norte y se ve desde el albergue de peregrinos donde nos alojamos. La Colegiata es el edificio más representativo de Santillana del Mar y el primer edificio de Cantabria que fue declarado monumento. Es del s.XII algún añadido XVI y XVII. La portada de sencillas arquivoltas que se coronan con una hilada de figurillas en relieve, de pie, en cuyo centro aparece un Pantocrátor en almendra sostenido por cuatro ángeles en vuelo. El estilo es rústico, principios del S.XII. Salvado el umbral de la puerta se entra a una iglesia de planta basilical, con tres naves, -la central más ancha-, y cinco tramos, incluido el crucero. Este, a modo de la primitiva planta del románico de Frómista, no sobresale de la línea de muros de las naves laterales, que se separan de la central por medio de arcos de medio punto sostenidos por grandes pilastras con medias columnas entregas, apoyadas, como en San Isidoro de León, en altos basamentos cilíndricos. Hay abundancia de capiteles altos y bajos, en los que puede percibirse la participación de al menos tres canteros. Temas de luchas de guerreros, caballeros a la jineta, monos acurrucados, Adán y Eva, bolas, entrelazos, vegetales, etc., nos llevan también hacia ejecuciones que no sobrepasan la mitad del siglo XII. En los ábsides hay alojadas varias piezas excepcionales. Dos relieves románicos, -y esta vez si que hay que pensar en finales del XII o principios del XIII-, de Santa Juliana domeñando al demonio y la Virgen con el Niño. Estos, con los bellísimos cuatro apóstoles -aprovechados como frontal del altar mayor- forman parte, con un gran pantocrátor que se guarda en el claustro, -de una vieja puerta situada al poniente que se desmontó al colocar la torre campanario-. Bellísimo también es el retablo principal, policromado y dorado, con relieves y pintura, todo datado en los finales del siglo XV o comienzos del XVI, estando la escultura muy próxima a la escuela de Gil de Siloé y la pintura a la de León Picardo. El claustro es una obra de alta calidad, construido desde finales del siglo XII hasta bien avanzado el XIII. Lo más notable son sus capiteles iconográficos con temas del Antiguo Testamento (Daniel entre leones) o del Nuevo (Bautismo de Cristo, etc.). Los del ala del poniente van haciéndose cada vez más vegetales y geométricos. Importante pantocrátor, en parte aún policromado, y los sepulcros del Obispo Pelayo de Oviedo, de 1124, y los de la familia Polanco. Es interesante ver el tesoro de orfebrería, así como la pila bautismal, románica, con la escena de Daniel entre leones, de finales del XII.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta