Tiempo  5 horas 53 minutos

Coordenadas 2479

Fecha de subida 16 de abril de 2018

Fecha de realización abril 2018

-
-
570 m
448 m
0
3,8
7,5
15,04 km

Vista 116 veces, descargada 2 veces

cerca de Momán, Galicia (España)

Acabamos la etapa anterior en los vilares de Castrorramil y Liñares del Concello de Xermade (ver Wikiloc "Camino-Ruta de TEIXIDO a O CEBREIRO (4ª Etapa: As Pontes-Castrorramil-Liñares)".

Seguimos con el objetivo de unir caminando TEIXIDO (y todo lo que significa y sugiere) con O CEBREIRO en Piedrafita (entrada del Camino Francés en Galicia y su relación con El Grial y su búsqueda mitológica).

La ruta bajaría de TEIXIDO, pasando por AS PONTES de GARCÍA RODRÍGUEZ y PARGA, para llegar a PALAS DE REI, en donde ya seguiríamos el Camino Francés hasta PIEDRAFITA DO CEBREIRO.

En esta 5ª etapa partimos de Castrorramil-Liñares y por caminos y sendas, muy mojados y embarrados por la lluvia de días previos, que seguían el curso de los regos de Porto Liñares y Portorraíz llegamos a O Campo da Feira (Momán).

Supimos del trozo del camino a la vera del rego de Portorraíz (que no era perceptible ni en mapa ni en Google) por una ruta de bici "moman-xermade-sotavento-moman" subida a Wikiloc por MANOEL.

A partir de Momán nos adentramos por bellos caminos a través de un paisaje ondulado de extensos horizontes, con prados, casa antiguas, manchas de eucaliptos, abundantes carballos, y multitud de regos y zonas encharcadas que sorteamos como pudimos.

Con una evidencia: este camino por la Terra Chá, incluso con tanta agua, es una belleza de camino.

Y llegamos a O Buriz.
Y allí pasaba algo curioso,
comenzamos a ver bellos penedos graníticos redondeados que emergían en todo el paisaje,
comenzamos a sentirnos rodeados por indefinibles rememoraciones de antiguos tiempos suevos,
nos asombró la belleza de la iglesia parroquial y su cementerio bajo un cielo oscuro de tormenta,
nos gustó ver la escuela que relacionan con el poeta José María Díaz Castro, al que se le dedicó el Día de las Letras Gallegas de 2014,
y percibimos que habíamos llegado a uno de esos lugares especiales impregnados de belleza antigua y "poder evocador" en el que uno se encuentra a gusto y bien.

Y no pudimos dejar sin ver en el atrio de la iglesia el ara romana dedicada a los Lares Viales, ni la lápida funeraria visigótica.

Ni, por supuesto, pudimos dejar de ir a ver el penedo del extraordinario petroglifo Agro das Calzadas, que recuerda intensamente a los ídolos (tipo Peña Tú) de la época del cobre-bronce.

Una caminata con todos los ingredientes de lo humano al completo.

¡Salud, caminantes!

La Séptima2

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta