Dificultad técnica   Moderado

Tiempo  6 días 23 horas 36 minutos

Coordenadas 657

Fecha de subida 2 de mayo de 2014

Fecha de realización febrero 2014

-
-
1.246 m
843 m
0
3,1
6,1
12,22 km

Vista 2263 veces, descargada 58 veces

cerca de Mecina Fondales, Andalucía (España)

Ruta nº 6.- Mecina - Escarihuela de Fondales - Cerro Corona - Escarihuela de Panjuila

Descripción: Desde la plaza de Mecina, junto a la Iglesia, tomamos la calle que baja en dirección Mecinilla. Continuamos bajando por la calle Laurel para seguir por el camino de Fondales. Ya en este pueblo seguimos bajandoen dirección al camino de Órgiva, pasando por la calle Campuzano y el lavadero de Fondales.

A unos 20 minutos de bajada ya a nivel del río Trevélez encontraremos el puente romano, que cruzaremos para subir por el GR-142. Ascendemos por un camino en zig-zag, la escarihuela de Fondales, que nos lleva directo hasta un carril de tierra. Continuaremos hacia la izquierda, cruzando todo el cerro Corona.

Al final llegamos a los cortijos de Panjuila, que serán los primeros que veamos. Nos desviaremos por el sendero local que vemos a la izquierda, comenzando después a bajar otro camino en zig-zag, esta vez la escarihuela de Panjuila, descendiendo de nuevo al río Trevélez. Al cruzar el río veremos a la derecha los restos del Molino de la Fábrica, y junto a él al otro lado del río una antigua fábrica de luz.
Seguimos ascendiendo por el sendero local que nos lleva directos a Ferreirola, pasando por la Era del Trance, y la fuente gaseosa. Desde Ferreirola continuaremos por la carretera hasta Mecina.

Datos de Interés: La primera vista para contemplar será el puente romano y el río Trevélez. Después en la subida de la escarihuela podemos ver los pueblos de La Taha a nuestra derecha, perspectiva que luego cambiará al seguir la ruta, porque podremos ver los pueblos de frente. Por último en la escarihuela de Panjuila, también en algunos tramos de la ruta podremos ver Pórtugos y Busquístar.

Las ESCARIHUELAS eran antiguos caminos que se usaban como vías de comunicación, para salir del valle del río Trevélez. Se usaban con caballerías, con animales cargados de todos los productos que abastecían a la zona y que el territorio exportaba fuera.
Los molinos están situados a nivel del río Trevélez, y antiguamente allí se molían los cereales. Las eras por el contrario son los lugares donde antes se trillaban los cereales en una operación que separaba el grano de la paja, en la llamada parva.
Tendremos especial cuidado en la bajada de la Escarihuela ya que en invierno podemos encontrar pequeñas placas de hielo en las rocas.
  • Foto de BAJADA HACIA LA ESCARIHUELA DE FERREIROLA
  • Foto de BAJADA HACIA LA ESCARIHUELA DE FERREIROLA
En este punto comienza la bajada de la escarihuela, un camino en zig-zag que permitia sortear un gran desnivel de terreno. En este caso desde el paraje llamado Panjuila, hasta el río Trevélez.
Panjuila es el nombre que recibe este paraje. Una surgencia de agua caliza, que al parecer tenía propiedades medicinales, provocó que durante un tiempo (finales del XIX y principios del siglo XX),hubiera unos baños asociados, donde acudía gente de la comarca para remediar sus males. Hoy sólo quedan sus ruinas, que nos hablan de la importancia del establecimiento.
  • Foto de BONITAS VISTAS
Al poco de pasar el puente, el camino nos ofrece una muy bella perspectiva de buena parte del Valle del Río Trevélez.
  • Foto de BONITAS VISTAS2
seguiremos ascendiendo a través de este camino que recorre un buen tramo del Río Trevélez, con interesantes panorámicas.
  • Foto de BONITAS VISTAS3
Conforme ascendemos se nos abre el paisaje hacia atrás, para poder divisar muy bien los pueblos del valle.
  • Foto de BONITAS VISTAS4
En un determinado momento del camino, los pueblos del valle, quedan justo enfrente, con una muy buena panorámica fotográfica. Se pueden divisar Capilerilla, Pitres, Mecina, Mecinilla, Fondales, Ferreirola, Atalbéitar y Pórtugos.
25-FEB-14 15:41:12
25-FEB-14 14:05:29
Ferreirola es sin duda uno de los asentamietos más antiguos del municipio de La Taha, como lo delata su propio nombre, derivado de ferrum -i, "hierro", y que viene a designar un sitio con mineral de hierro, por lo que muchos han traducido su nombre como equivalente a "pequeña mina de hierro". Ferreirola se encuentra al SW del municipio, casi oculto su emplazamiento entre barrancos; de lejos sólo la torre de su iglesia nos advierte de su presencia. Pero una vez dentro descubrimos un pueblo grande, con una estructura urbana muy notable y muchas encantos que nos aparecen a cada esquina: un lavadero con una fuente casi monumental, preciosos rincones con tinaos, placitas insospechadas, todo rodeado de vegetación porque en le entramado urbano se alternan casas con zonas de huerta y de labor.
Es el pueblo que está más en lo "hondo" (de ahí su nombre). Su arquitectura apenas ha sufrido cambios, lo que lo convierte en uno de los más puros. En él hay infinidad de tinaos o porches tradicionales y una pureza de rasgos que le hacen ser uno de los más visitados, pese a no estar erca de la carretera principal. El pueblo tiene muchos caminos que llevan hasta él, como el tradicional camino desde Mecinilla que lo conecta luego con Mecina y más arriba con Pitres, o su salida natural hacía el río para llegar al Puente Romano de Fondales, y continuar camino por la loma de Campuzano hasta la zona de Órgiva, y el río Guadalefeo. Otro camino muy interesante, es el que nos lleva por la Fuente Agrilla hasta Ferreirola. Sus calles tortuosas, en cuesta, a veces estrechas, recuerdan otros tiempos y otras épocas. El pueblo, que antes pertenecía al municipio de Mecina Fondales tiene una impronta muy arraigada. Conserva una pequeña ermita, apenas una pequeña habitación, que funciona a modo de iglesia del lugar, celebrándose allí sus fiestas en honor a la Virgen del Rosario. Sus eras, poco conocidas, son parte del legado que nos dejaron los habitantes de estas tierras y que hoy conservan con primor sus descendientes.
18-FEB-14 12:56:02
  • Foto de FUENTE DE MECINILLA
En el núcleo de Mecinilla, también hay una fuente de agua, que abastecía a este pequeño núcleo de población. Su moderna factura puede datarse según el propio azulejo que indica el año de su construcción en el siglo pasado.
  • Foto de FUENTE DE FONDALES
A la entrada del núcleo de Fondales, en la explanada que hace de plaza, encontramos una fuente con abrevadero incluido, que abastecía a esta parte del pueblo. Coronada por poesía populares, a su lado se encuentran las indicaciones para continuar el camino hacia diferentes rutas.
En Ferreirola encontramos en la plaza principal del pueblo, una típica fuente-lavadero,compuesta por tres elementos: fuente de agua potable, abrevadero para los animales y lavadero. El lavadero nos recuerda otros tiempos y otras épocas, no demasiado lejanas.
Mecina es el núcleo principal del antiguo municipio de Mecina Fondales, que estaba compuesto por tres pequeños pueblos: Mecina, Mecinilla y Fondales. Es el segundo pueblo en extensión y población del municipio de La Taha. Se puede destacar su trazado urbanístico perfectamente adaptado a las pendientes del terreno. Dispone de recursos naturales y patrimoniales muy interesantes, como un lavadero tradicional, una fuente de agua ferruginosa, y una iglesia construida sobre la antigua mezquita. Mecina está construida en torno a una era comunal, y sus calles forman radios desde esta era hacia abajo. En ellas podemos ver tinaos, galerías, pasadizos y callejones, conformando un entramado de calles típico de otras épocas.
Barrio muy cercano a Mecina, pero con carácter independiente. Aparece en la Edad Moderna como una agrupación de 15 ó 20 casas entre las que destacan las residencias de las familias más acomodadas.
  • Foto de PUENTE DE FERREIROLA
Junto al puente que atraviesa de nuevo el río Trevélez, se encuentra un gran edificio, La Fábrica, que hace alusión a un gran molino harinero, y a la vez a una fábrica de luz. La fuerza motriz del agua, se desvió en un determinado momento. Así en vez de hacer girar una piedra y moler trigo, se desvió a una turbina que generaba electricidad. Todavía hoy pueden verse lo restos de ambos edificios, cada uno en una margen del río.
  • Foto de PUENTE ROMANO DE FONDALES
El llamado "Puente romano" de Fondales, es una construcción monumental poco estudiada. Una construcción que permitía sortear el paso por el río Trevélez, salvando el profundo cañón que en esta parte el río ha exacavado en la roca. El puente permite continuar el camino que unía la población de Fondales con la de Órgiva, y por la que hoy discurre el sendero GR-142. Además en este mismo cruce se unen los ríos Bermejo y Trevélez, además de continuar otro camino hasta el cercano pueblo de Ferreirola. AL lado del puente se encuentran los restos de un antiguo molino harinero, del que todavía pueden verse las piedras de moler. En mal estado de conservación el puente ha perdido buena parte de sus estribos que lo sostienen, pero todavía aguanta el paso de los numerosos senderistas que recorren este bello paisaje.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta