-
-
1.772 m
1.034 m
0
5,7
11
22,73 km

Vista 2292 veces, descargada 85 veces

cerca de Canencia, Comunidad de Madrid (España)

Marcha realizada el sábado 26 de enero de 2008
En esta ocasión queremos recorrer un buen tramo de la cuerda de los Hontanares (fontanares  de fuente), y para ello, en vez de salir como en tantas otras ocasiones de poblaciones del valle del Lozoya, como Alameda del Valle o Pinilla del Valle, pensamos hacerlo desde el pueblo de Canencia. Bueno, en realidad pasaremos el pueblo de Canencia, por la carretera que se dirige al puerto del mismo nombre, y en la primera curva cerrada a la izquierda, a dos kilómetros del pueblo dejaremos los coches aparcados. Son unas eras, con una especie de campo de futbol bastante destartalado. Desde aquí salimos con dirección oeste hacia los Altos del Hontanar. A los doscientos metros de caminar, dejaremos una senda a nuestra izquierda que se dirige al suroeste hacia las casillas de Sancholongo. Al kilómetro desde aquí nos volveremos a encontrar por la izquierda otra senda que con la misma dirección que la anterior se encamina hacia los Prados de la Dehesa. Tras dejarla, seguiremos con el mismo rumbo oeste otro kilómetro y pico, para al llegar a la zona del Botrayuno hacer un giro a la derecha y tomar rumbo norte, ahora sí con dirección a la cuerda en un tramo de poco más de un kilómetro y una subida de ciento cincuenta metros. Como decía, pensamos hacer un buen trecho de una cuerda que a la derecha u oeste tenemos unas excelentes vistas panorámicas del valle del Lozoya y de poblaciones como: Lozoya, Pinilla del Valle, Alameda del Valle y Oteruelo del Valle, así como de buena parte de los Montes Carpetanos; mientras que por la izquierda las vistas corresponden al valle que forma el arroyo de Canencia desde su nacimiento muy cerca del puerto del mismo nombre, así como parte de la cuerda de Cabeza Braña y del Mondalindo. Nosotros vamos a hacer de la cuerda de los Hontanares, alrededor de siete kilómetros y pasaremos por cumbres tan emblemáticas de esta cordal, como el Cerro del Águila, el Espartal, la Peña Mingomolinera y las Peñas Viborizas, donde se alcanza la máxima altitud de esta cuerda con casi los mil ochocientos metros. No nos podemos olvidar de que entre el Cerro del Águila y Espartal, se encuentra el Portachuelo de Canencia, como sitio de obligada parada y mejor lugar para parar y reponer fuerzas y agua en cualquiera de sus dos fuentes. Desde Peñas Viborizas bajamos por un tramo de cortafuegos que se encuentra nevado y sin pisar, y que de traer unos esquís, nos habría entretenido durante un buen rato, bajando y subiendo hasta que no hubiéramos podido cargar más con ellos y a falta de remontes. Iniciamos la bajada de vuelta hacia el pueblo de Canencia y vamos al resguardo del Cerro del Cuclillo, también llamado Peña de los Altares, por el aspecto o apariencia de “altar” que algunas rocas tienen. Nos quedan casi diez kilómetros hasta los coches y hemos de aprovechar las escasas horas de luz que aún nos quedan. Por ello, aceleramos el paso y bajamos a cierto ritmo para cambiar el rumbo noreste que hemos llevado en los dos primeros kilómetros a suroeste, en una amplia zeta que describe la pista por la que vamos y que en realidad corresponde con el camino de Pequeño Recorrido PR 12. A los ocho kilómetros de iniciar la bajada por esta pista llegamos al refugio de la casa forestal de los Collados, que se encuentra muy cerca de la carreta que baja del puerto de Canencia. Carretera que habremos de cruzar nada más reponer las fuerzas en dicho refugio, aprovechando para cruzar al mismo tiempo el arroyo de Canencia en su unión con el arroyo del Sestil del Maíllo. Desde aquí a los coches, poco más de tres kilómetros que haremos en unos cuarenta minutos de seguir bajando a buen ritmo.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta