Tiempo  7 horas 49 minutos

Coordenadas 735

Fecha de subida 13 de agosto de 2018

Fecha de realización agosto 2018

-
-
2.114 m
1.037 m
0
3,8
7,7
15,3 km

Vista 2568 veces, descargada 177 veces

cerca de Canfranc, Aragón (España)

Bonita ruta que recorre los flancos del Barranco de Ip, desde su nacimiento en el circo glaciar homónimo, hasta su desembocadura en el Rio Aragón. La marcha se plantea como una ascensión desde la localidad de Canfranc (a tres kilómetros y medio antes de llegar a la antigua estación), subiendo por el Pinar de la Solana (flanco norte del barranco) culminando en el Embalse-Ibón de Ip, y efectuando el regreso por el flanco opuesto, por los parajes de La Umbría y La Besera.

La ruta no es nueva en absoluto, y de hecho está grabada anteriormente en wikiloc. No obstante hemos querido aportar nuestra propia experiencia e incluir un conjunto de fotografías que creemos pueden resultar interesantes.

Otro de los motivos que hacen atractiva esta marcha, es que el recorrido no plantea apenas dificultad para seguirlo ya que tanto en un sentido como en otro existen marcas que nos guiarán por todo el trayecto, además el planteamiento es bien simple, flanquear el barranco, de modo que en todo momento lo tengamos localizado al menos a media distancia.

Aunque no resulta ser un itinerario complicado, sí es preciso advertir que el desnivel acumulado, supera los mil metros que han de remontarse sobre todo en los dos primeros tercios de la ruta, sin prisas y parando de vez en cuando para disfrutar de todo el entorno que nos vamos encontrando. La recompensa a ese primer esfuerzo, la tendremos en el último tramo de la ascensión que resulta especialmente gratificante por cuanto resulta más fácil de realizar y nos permitirá disfrutar de unas excelentes vistas de toda la zona superior del barranco próxima al Circo de Ip.

El recorrido lo desglosamos, en una primera etapa que parte de Canfranc en su extremo norte, donde se encuentra un bonito puente encima del Rio Aragón, desde el cual, accedemos enseguida a un cruce con indicadores de las dos alternativas existentes para llegar al Ibón de Ip, la que discurre por el Pinar de La Solana, y la que se dirige al flanco opuesto por La Besera de Ip. En nuestro caso, elegimos la primera, pero cualquiera de las dos es factible, con un planteamiento similar a la hora de realizar el camino de regreso.

Desde el cruce mencionado, nos vamos internando en el Pinar de la Solana, con la precaución de mantenernos paralelos al barranco siguiendo las señales que nos encontraremos a nuestro paso, y tras haber recorrido algo más de dos kilómetros, sí que nos alejaremos del barranco para realizar un remonte de casi trescientos metros hasta llegar a un pequeño arroyo que discurre por la falda del Monte Larrón, desde donde continuaremos otros cien metros de remonte con el fin de sortear las fuertes caidas que descienden sobre el barranco, hasta que lleguemos a una zona despejada de bosque desde la cual, la subida será mucho más cómoda y con la vista puesta en la zona del Circo de Ip, que ya tendremos a la vista a unos dos kilómetros de distancia, de modo que, de forma paulatina seguiremos superando desniveles en lo que consideramos la zona superior del barranco para seguidamente ir a parar a un refugio de planta cuadrada bien aparente desde el cual, ya solo nos quedará por recorrer poco más de setecientos metros para llegar al Ibón de Ip.

El regreso tampoco reviste complicación. Teoricamente, desde un principio se puede atravesar la cabecera del barranco al poco tiempo de iniciar el retorno, pero en nuestro caso lo hicimos casi mil metros más abajo por las dudas que nos planteaba la climatología (de vez en cuando, alguna nube descargaba incluso briznas de hielo, en función de lo cual barajamos volver por el mismo recorrido ante la incertidumbre de cómo sería el trazado por el otro flanco; finalmente, al dejar de descargar, volvimos sobre el plan diseñado inicialmente).

Al despejarse el cielo ya optamos por cruzar el barranco para volver por el flanco sur.

El tránsito por dicho flanco resultó ser aún más cómodo que el primero, con la única salvedad de que cuando llevamos tiempo caminando, las rodillas y las piernas comienzan a resentirse.

Este regreso se divide en dos tramos claramente diferenciados. Un primero en el que caminaremos por terreno despejado con las maravillosas vistas de los paredones que divisamos en el flanco norte, y un segundo tramo largo que discurre a través de un pinar que ocupa toda la zona de La Besera de Ip, sin que en ningún momento se planteen dudas sobre el rumbo correcto, ya que el camino está perfectamente trazado en casi todo el recorrido, de modo que, acabaremos llegando al cruce que comentamos al principio y de ahí al puente y la localidad de Canfranc.
parquing

Aparcamiento y puente sobre el Rio Aragon.

Tomamos como punto de partida, la localidad de Canfranc, varios kilómetros antes de llegar a su famosa estación de ferrocarril (foto 1). De forma previa y si hemos madrugado lo suficiente, podemos realizar una visita a dicha estación, como así lo hicimos nosotros. Actualmente se encuentra inactiva, exceptuando el tránsito de un pequeño tren (El Canfranero) que realiza trayectos para los visitantes partiendo desde Sabiñánigo. El coche lo aparcaremos bien en el extremo norte del pueblo tras pasar el puente que cruza el Rio Aragón, o bien, junto a la travesía que cruza el pueblo (Foto 2). En este último caso, nos dirigiremos hacia el puente al que hemos hecho referencia, por la misma carretera (Fotos 3 ,4 y 5), aprovechando para identificar el Monte Larrón en el que se encuentra el Pinar de la Solana por el que discurrirá la siguiente etapa de la ruta. Tras cruzar el puente, nos encaminamos rectos hasta un cruce de caminos que nos indica la posibilidad de desviarnos hacia La Besera para llegar igualmente al Ibón de Ip. En nuestro caso preferimos continuar en la misma dirección que llevábamos por un camino bien aparente que enseguida empieza a realizar pequeños remontes para internarnos en zona boscosa (foto 6).
Río

Zona del Pinar de la Solana (tramo 1)

Enseguida cruzaremos el Barranco de Ip cuyas aguas bajan con fuerza desgajando las rocas que encuentran a su paso (Foto 1). Continuamos por zona boscosa, cuidando de seguir bien las señalizaciones que aparecen bien con las típicas franjas de colores o bien como pequeños montículos que nos indican el rumbo correcto. Tras caminar algo más de un kilómetro por terreno de pendientes suaves, tendremos que hacer un remonte de unos ciento cincuenta metros de desnivel que iremos superando sin prisa pero sin entretenernos demasiado, y tras un pequeño tramo sin pendiente habremos de remontar otros cien metros adicionales antes de cruzar un pequeño arroyo que desciende por la ladera del Monte Larrón.
foto

Pinar de la Solana (Tramo 2).

Una vez rebasado el pequeño arroyo, enseguida tendremos oportunidad de contemplar las paredes verticales del monte que tenemos al otro lado (foto 1) y que culminan en cumbres de más de dos mil quinientos metros, de las cuales, la más importante es el Pico Collarada con 2883 metros que de momento se mantiene oculto tras los paredones que tenemos enfrente. Proseguiremos la ascensión, de modo que aún tendremos que remontar otros doscientos metros con pendientes algo menos pronunciadas, a la vez que accederemos a una zona más despejada de vegetación boscosa y por la que tenemos la oportunidad de contemplar enfrente, la zona por la que discurrirá el camino de regreso así como los cortados que caen sobre el barranco (fotos 3,4 y 5).
Waypoint

Zona superior del Barranco de Ip.

El siguiente tramo ya resulta mucho más cómodo, por cuanto las pendientes se suavizan sin dejar de seguir remontando otros doscientos metros de desnivel. En esta zona ya no existe bosque y resulta muy atractiva visualmente, de modo que, podemos divisar ya, el refugio que precede al ibón de Ip, y a nuestra izquierda la Cresta y Picos de la Tronquera (foto 1) que culminan a una altitud de 2693 metros. También tendremos el privilegio de pasar encima de un precioso cortado que vemos en la foto 2 o cruzar empinadas barranqueras como la de la foto 3. Un poco más adelante, nos iremos acercando a uno de los arroyos que desembocan en el Barranco de IP propiamente dicho y que realizan pequeños saltos que hacen más atractiva la visión de todo el conjunto (foto 4). Con la vista puesta en un refugio de color claro que divisamos perfectamente, dirigimos nuestros pasos hacia el mismo, sin dejar de hacer caso a las marcas que señalizan el recorrido. Tampoco nos dejarán indiferentes las paredes (foto 6) del monte que tapan el Pico Collarada.
refugio libre

Zona de los refugios de Ip.

Una vez alcanzada la cabecera del barranco, nos encontraremos varios refugios, de los cuales el más aparente es un edificio de planta cuadrangular y de color claro (fotos 1, 4, 5 y 6) que es el que tomamos como referencia para alcanzar el ibón. Al echar la vista atrás podremos identificar el Pico de la Magdalena y los Mallos de los Lecherines (foto 3).
Lago

Presa del Ibon de Ip.

Por fin, tras rebasar el Refugio de Ip, nos dirigimos hacia la zona donde se encuentra la presa, que permite recrecer y embalsar las aguas del Ibón de Ip. Nos aproximaremos por el lado izquierdo, ya que por allí, discurre un camino que nos lleva directamente al corredor superior del muro. Como se puede apreciar en las fotos, la parte frontal de la presa presenta un aspecto un tanto original, por permitir crecer la hierva, dándole de ese modo, un aspecto menos rompedor a la fisonomía del paisaje. También existe un refugio cincuenta metros por delante de la presa que es el que actualmente se utiliza por los senderistas y montañeros que deseen pernoctar dentro antes de realizar la ascensión al Pico Collarada. De hecho está equipado con colchonetas y mesas donde poder avituallarse con cierta comodidad. Por desgracia no todos los visitantes se preocupan de limpiar y ordenar todo correctamente antes de abandonarlo para que termine de ser más acogedor. Merece la pena contemplar las aguas embalsadas así, como el semicírculo de cumbres de hasta 2758 mts (Pico Bucuesa), que rodean el Ibón a modo de farallones calizos caprichosamente erosionados, y que para los más intrépidos, pueden ser objeto de visita si se pernocta en el refugio. El Ibón viene a ocupar el fondo del denominado Circo de Ip y prácticamente en la misma línea de prolongación del corredor superior de la presa, podemos imaginar la situación del Pico Collarada que suele ser el objetivo que persiguen los visitantes que prolongan aquí su estancia.
Río

Cruce del Barranco de Ip

Inicialmente planteamos el regreso por el flanco sur del Barranco de Ip, sin embargo, la adversa meteorología (foto 1), nos hizo dudar de hacerlo debido a nuestro desconocimiento previo de dicho flanco. Tras recorrer un kilómetro en la misma dirección del camino de ida (foto 2) cerca de la Cresta y picos de la Tronquera, finalmente, y ante la mejoría del tiempo, optamos por retomar la idea inicial y dirigirnos hacia el cauce del barranco (foto 3) para cruzarlo (foto 4), lo cual no nos planteó gran dificultad. Tras vadear el barranco, enseguida encontramos la senda que nos permite caminar por la zona de La Basera, para más tarde llegar a la zona de La Umbría que describimos a continuación.
foto

Zona de La Umbria

El siguiente tramo tampoco nos ofreció ninguna complicación por cuanto en todo momento se puede identificar la senda por la que hemos de transitar. Por otro lado, resulta muy gratificante la contemplación de todo el entorno, sobre todo los cortados que caen hacia el barranco desde el flanco contrario al que nos encontramos, así como la Cresta y Picos de la Tronquera situados en ese mismo flanco. Poco a poco nos vamos encontrando de nuevo, vegetación arbórea que puebla de forma espontánea las laderas, hasta que por fin, volvemos a internarnos en el pinar que ocupa la zona de La Basera de Ip que describimos en el siguiente punto.
árbol

Pinar de La Besera de Ip.

La última etapa de la ruta, tampoco reviste especial dificultad, salvo algún pequeño tramo con fuerte pendiente, sobre todo, uno en que la senda desaparece por aflorar la roca madre, simplemente habremos de rebasarlo con la precaución de evitar caidas por resbalones en la roca, caminando por el borde de dicho tramo de roca. El bosque nos dará cierta sensación de protección y una sombra que en esta época, siempre es de agradecer. Enseguida empezaremos a oir el trásito de vehículos por la carretera que pasa por Canfranc, señal inequívoca de que vamos en la dirección correcta y de que la marcha se va completando ya, previo paso por el cruce que hay cerca del puente que hemos de volver a cruzar para llegar de nuevo al aparcamiento.

1 comentario

  • Agata 09-sep-2018

    Ruta muy recomendable que permite ver los dos lados del cañón. La hice con mi perro Bast en el mismo sentido que vosotros pero se podría hacer también al revés , subiendo por la Besera y bajando por la Solana.

Si quieres, puedes o esta ruta