• Foto de Caranca-CastrosLastra-Grajera
  • Foto de Caranca-CastrosLastra-Grajera
  • Foto de Caranca-CastrosLastra-Grajera
  • Foto de Caranca-CastrosLastra-Grajera
  • Foto de Caranca-CastrosLastra-Grajera

Coordenadas 568

Fecha de subida 9 de agosto de 2014

Fecha de realización agosto 2014

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
836 m
526 m
0
1,9
3,9
7,72 km

Vista 852 veces, descargada 55 veces

cerca de Caranca, País Vasco (España)

(EU)

Castros de Lastrako aztarnak eta Peña Grajera gailurra ezagutzeko ibilbidea. Karankatik hasita, Tumecillo ibaiaren beste aldera pasako gara eta aldapan gora eginez, Castros de Lastra-ko aintzinako herrixkaren aztarnetara helduko gara. Ondoren hamildegira hurbilduko gara eta Peña Grajerako gailurrerainoko bideari ekingo diogu. Jeitsiera mendi honen hegoaldetik egingo dugu, Tumecillo ibaia jarraituz azken metroetan Karankaraino.

(ES)

Hace unos meses que ya somos uno más en la familia, y como buen montañero hay que ir enseñando las buenas costumbres al futuro heredero; así que me planteo esta circular al Peña Grajera para bautizar a Mikel en la montaña. También me acompañarían Aitor y Nuria para disfrutar de esta bonita aventura. Casi 8 kilómetros y unos 350 metros de desnivel positivo acumulado nos valdrán para visitar los Castros de Lastra (restos de un poblado del año 400 a.d.C.) y coronar esta cima que ha sido catalogada como centenaria en el nuevo catálogo de cimas de Euskal Herria de 2014. Eso si, tras la experiencia, aunque no fue mala, no recomiendo hacer la ruta con niños pequeños, ya que en la aproximación a la cima el bosque bajo cierra bastante el camino.

Nuestro punto de partida es la pequeña aldea de Caranca (570m.); el mejor acceso se encuentra en el PK 333 de la carretera A-2625. A la entrada del pueblo hay un pequeño hueco junto a la carretera donde dejar el coche. Comenzaremos atravesando el pueblo de Norte a Sur, y junto a uno de los últimos caseríos, tomaremos a mano izquierda el camino que desciende a una pista; desde la cual accedemos al puente que nos lleva a la otra vertiente del río Tumecillo.

Pasamos junto a un caserío y después entramos en un camino herboso. El camino principal, el cual debemos seguir, va girando a la izquierda (NE); mientras que a nuestra derecha veremos el paso del sendero por el que pasaremos a la vuelta. Aunque encontraremos varios caminos que se bifurcan en nuestro ascenso, el camino es evidente; debemos seguir siempre por el más limpio. Tras un par de zetas alcanzamos la cota 750m, donde la senda comienza a llanear en dirección sureste. Progresamos por un bosque de robles y encinas, viendo a nuestra izquierda los restos de la antigua muralla del poblado, hasta llegar a una encrucijada de caminos (2,6km.). De frente (SE) el camino que utilizaremos para la bajada; a la izquierda (N) el que seguiremos en busca de los castros.

La pendiente se acentúa de nuevo y el sendero se vuelve pedregoso, lo cual nos da una idea de que nos acercamos a los restos del antiguo poblado. Pronto encontramos un cartel en el que se nos explica la distribución del poblado y los elementos que podremos ver. Tras el cartel se sitúa el sendero que utilizaremos para bajar de la cima, pero nosotros continuamos por el camino principal en busca del cercano calero. Aprovechando que paramos a sacar unas fotos, le dejamos descansar a Mikel y le damos de comer; se está portando bastante bien a pesar de que hemos tenido que ir haciendo varias paradas.

Reiniciamos la marcha en dirección Noroeste, por el serpenteante sendero que nos llevará hasta el lugar donde se encuentra la mayor cantidad de restos del poblado. Un nuevo cartel nos ayuda a saber que allí hubo una ermita y una importante necrópolis. Una vez que dejamos atrás este tesoro arqueológico, vamos en busca del cortado para después seguir la cresta en dirección NW-SE. La panorámica resulta espectacular desde aquí hacia el valle del Tumecillo y la sierra de Arkamu. Llegamos después a un portillo que sirve para acceder a la cima desde Fresneda o Cárcamo y después la progresión por la cresta se hace más lenta al estar bastante cerrado el bajo bosque. Y así terminamos llegando a la cima de Peña Grajera (832m.), donde encontramos un buzón del Baskonia colocado en 1.988; y la cual quedará en nuestras memorias siempre como la primera cima de Mikel.

El camino de bajada en su inicio es algo difícil de seguir. Seguimos unas trazas difusas hacia el Sureste y hacia la cota de 800m. vamos girando a la derecha para toparnos con un sendero que desciende paralelo a los restos de la antigua muralla; siendo en este punto donde mejor se conservan (W-SW). Este es el camino que nos lleva al primer cartel informativo que vimos; desde donde bajaremos a la bifurcación anteriormente nombrada y tomaremos el camino de la izquierda (SE). Este camino lleva hasta un cruce en la cota 677; a la izquierda llegaríamos a la venta Burguillos en el PK 330 de la A-2625 (uno de los accesos más sencillos a Los Castros). Nosotros en cambio continuamos descendiendo a la derecha (NW), paralelos a un practicamente inexistente arroyo que crea alguna que otra charca. Después nos situaremos casi a la par del Tumecillo, a la vez que encaramos la marcha hacia Caranca. Escuchando correr el agua del río; llegaremos al último caserío que vimos antes de iniciar el ascenso, y de ahí al pueblo en cinco minutos. Al pasar por Caranca aprovechamos para beber agua en una fuente e intercambiamos impresiones de la ruta mientras le damos de comer a Mikel; ha sido un gran día.

Ver más external

1 comentario

  • JUAN ANTONIO GLEZ. DE MENDOZA 23-oct-2018

    He realizado esta ruta  verificado  ver detalle

    Ruta muy interesante por la belleza del camino de acceso al Castro. Al margen de la ruta las sendas que existían en el yacimiento arqueológico están bastantes perdidas. Se ve que no es muy visitado este enclave.

Si quieres, puedes o esta ruta