-
-
757 m
527 m
0
2,0
4,0
8,09 km

Vista 265 veces, descargada 3 veces

cerca de Carratraca, Andalucía (España)

Un poco de historia…Carratraca, el agua y Juan “El Camisón”.
Imaginaos sólo una casa en la falda de una sierra, conocida como Cortijo de Aguas Hediondas. En este cortijo, según una leyenda, aparece un hombre, en algunos escritos se habla de un mendigo y en otros de un contrabandista huyendo de las autoridades. Es conocido como Juan “El Camisón”, llamado así porque su única vestimenta consistía en un largo y gran camisón para que no le molestaran las llagas que cubrían todo su cuerpo. Este hombre observa que el pastor que lo acoge, sumerge a las ovejas que tienen fea la lana y la piel ennegrecida, en un agua de fortísimo olor, y al cabo de cierto tiempo curaban, entonces decidió bañarse él mismo y tras varias inmersiones, él también sanó.

Según esta leyenda tradicional así nace Carratraca, gracias a sus aguas sulfurosas, aunque restos arqueológicos hacen suponer que estos lugares estuvieron habitados en época romana y árabe, de hecho su nombre proviene del árabe carr-altrak "limpieza de impurezas" y según otros autores de “Karr-al-krak”, que significa “limpiar de lacra”.

De otros datos históricos más serios se sabe que en 1817 ya había un médico que se ocupaba del análisis de las aguas y de los enfermos y en 1821 se crea el municipio como tal y deja de ser la “Puebla de Baños” que dependía de Casarabonela.

Alcanza un gran auge cuando las grandes familias burguesas de Málaga descubren las propiedades de sus manantiales y crean aquí sus segundas residencias. El mejor testigo de esto es el Palacio construido como residencia de verano por Doña Trinidad Grund en 1885, obra del arquitecto Guerrero Strachan, y actualmente sede del Ayuntamiento. Junto a la casa crea un jardín romántico y una torre, sede actual de la Oficina de Turismo.

Llego a Carratraca cuando los Carratraqueños están aún en sus casas, sólo me cruzo con los vendedores ambulantes que preparan el mercadillo del sábado y algún que otro perro madrugador y me pierdo por sus calles para ir descubriendo este pasado antes de iniciar la ruta por Sierra Blanquilla. Camino en busca del Balneario, edificio del siglo XIX, construido sobre las antiguas albercas de agua sulfurosa, mantiene su diseño clásico tanto en la fachada como en su interior donde se conservan las dos piscinas rodeadas por las columnatas originales. Sigo andando hasta el antiguo Palacio de Doña Trinidad Grund y paseo por el jardín romántico, subo hasta la curiosa Plaza de Toros excavada en la roca de la sierra y vuelvo sobre mis pasos para buscar el Hotel Villa Padierna Thermas de Carratraca, construido sobre una antigua casa de huéspedes conocida como “El Hostal del Principe”, construido entre 1830 y 1832 para organizar una visita del rey Fernando VII para disfrutar del beneficio de estas aguas. Sigo callejeando hasta la iglesia de Nuestra Señora de la Salud y aquí decido poner en marcha el GPS para iniciar la ruta.

La ruta…
La mejor referencia para llegar al inicio de la ruta es el propio Ayuntamiento y tras pasar por delante del mismo a unos 200 metros encontramos una escalera de piedra que nos lleva directamente al sendero que ya no abandonamos hasta la subida a los Molinos Eólicos para luego volver a retomarlo.

El sendero cómodo y muy marcado discurre por un precioso pinar. La única complicación surge en la subida a los Molinos Eólicos de Sierra de Baños por el desnivel de 100 m que hay que salvar en tan sólo 300 metros y a través de un sendero con piedras sueltas, aunque las vistas merecen el esfuerzo, Ardales, Sierra Huma, Sierra de Alcaparaín, Embalse del Conde del Guadlahorce,..

Registré 8 kilómetros con un desnivel acumulado de 315 m y una duración de 3 horas en plan tranquilo disfrutando del paisaje y haciendo fotos.

Tras la ruta “sería pecao” no disfrutar de un buen plato de su cocina tradicional en algunos de sus bares o en la Fonda Casa Pepa, una referencia gastronómica donde se come lo que Pepa haya preparado para el día…un gazpachuelo malagueño, un potaje de callos o una cazuela de fideos.


Recuerda que nuestro paso por el monte no debe dejar huella…


OJO: en la ruina de la Ermita volví a bajar unos metros para hacer fotos y no hay necesidad ya que el sendero continúa desde la propia ruina, igual a la altura del cementerio que subí unos metros para el mismo menester.
Waypoint

Ayuntamiento

Waypoint

Escaleras a la izquierda

Intersección

Derecha

Waypoint

Ermita

Waypoint

Ruinas Ermita

Intersección

Derecha

Intersección

izquierda

Waypoint

Bifurcación valla

Waypoint

Izquierda subida fuerte desnivel Molinos

Intersección

Derecha

Waypoint

Molino

Waypoint

Vistas Molinos

Intersección

Derecha

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta