Tiempo  2 horas 55 minutos

Coordenadas 1742

Fecha de subida 26 de septiembre de 2017

Fecha de realización septiembre 2017

-
-
1.366 m
1.219 m
0
2,6
5,3
10,52 km

Vista 416 veces, descargada 8 veces

cerca de El Molinillo, Andalucía (España)

Para realizar esta ruta salimos de Granada por la A-92 dirección Guadix, tomamos la salida 264, aquí tomamos dirección Prado Negro por la A-4004 y a muy pocos metros nos desviamos por un camino a la derecha que asciende y cruza la autovía por debajo. A unos cien metros del túnel de la autovía aparcaremos el coche en el paraje conocido como Los dientes de la Vieja bajo el Calabozo de 1651 m., e iniciaremos la caminata.


En el comienzo tendremos unas magníficas panorámicas de Sierra Arana; y de izquierda a derecha veremos el Majalijar, Cabeza de Caballo y el Jinestral.


Durante el recorrido, y con respecto a los arboles, veremos encinas, gran variedad de chaparros, quejigos, pinos resineros y silvestres, cedros y algunos nogales. Los arbustos que hay son enebros, sabinas, majuelos y endrinos.


Pronto llegaremos a la Cañada del Espino y continuaremos por el carril principal hasta llegar a una bifurcación en la que tomaremos el carril de la izquierda. Posteriormente, casi al final de la ruta, volveremos por el de la derecha.


Pista que discurre, a partir de aquí, en suave ascenso, pasando por la Majadilla del Rincón y quedando, a nuestra izquierda, la solana del Cerro de la Mina como mayor referencia, perdiendo ya la visión de la Autovía y de Sierra Arana.


Nos toparemos con varios cortafuegos, y al frente, un tendido eléctrico, pasando bajo el mismo y después girando a la izquierda llegaremos a la Casa Forestal de Carbonales.


Antiguo caserío que formaba parte de la red de Casas Forestales que andaban repartidas por este Parque, tales como El Pozuelo, Bolones, Los Peñoncillos, Las Minas, Carialfaquí, Las Mimbres y Cueva del Gato. Algunas de ellas ya totalmente derribadas. Esta se encuentra muy deteriorada y es utilizada como redil de ganado. Pudimos apreciar algunos elementos, que aún se conservan, y que nos llamaron la atención como el horno o un suelo de baldosas hidráulicas muy bonitas.


Algo más adelante encontramos otras ruinas que corresponden al Cortijo de Carbonales. En ellas observamos las bocas de unas minas de agua, una fuente conocida como Fuente Loca que está seca y un nogal centenario de unas proporciones gigantescas.


Seguiremos por la pista que desciende entre numerosos nogales. Estos, más pequeños, empiezan a amarillear en esta calurosa entrada del otoño. Al final de estas amplias llanuras, en la intersección, tomaremos la pista de la derecha, que se adentra en el Barranco de Carbonales, repleto de Cedros del Atlas; una de las mayores masas de cedros de repoblación del parque.


Algo después nos desviaremos del carril por un sendero de cabras que discurre por el cauce del barranco de Carbonales. Cada vez se estrecha más y el olor de las aromáticas te impregna el olfato, huele a mejorana, tomillo, romero, jara…


Saldremos del barranco por la derecha, campo a través, hasta llegar a una pista que circula bajo un bosque de pinos resineros y silvestres, que nos conducirá al enlace con la pista que traíamos en el descenso. Ya solo resta desandar lo andado hasta llegar al coche.


Bonita zona a la que intentaremos volver para alargar esta ruta.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta