• Foto de Casafranca a Frades de la Sierra
  • Foto de Casafranca a Frades de la Sierra
  • Foto de Casafranca a Frades de la Sierra
  • Foto de Casafranca a Frades de la Sierra
  • Foto de Casafranca a Frades de la Sierra

Tiempo  21 horas 43 minutos

Coordenadas 1529

Fecha de subida 7 de agosto de 2008

Fecha de realización noviembre 2007

-
-
1.049 m
945 m
0
3,1
6,1
12,28 km

Vista 2217 veces, descargada 38 veces

cerca de Casafranca, Castilla y León (España)

En la entrada de Casafranca, nos encontraremos con el panel general de información de la Ruta y de los datos básicos de esta población. En ella, además de la Iglesia de San Fabián y San Sebastián, podemos apreciar las interesantes construcciones de la arquitectura tradicional con pizarra, característica de la zona y verdadera obra maestra de encaje de piedra. También podremos visitar el centro temático de la Casa de la Dehesa.


Después de la visita al pueblo, volvemos de nuevo al panel general de información. Partiendo de él y por un camino señalizado con flecha de destino, continuaremos la Ruta. Después de 700 m, accedemos a la Cañada a través de una portera que nos indica un control de ganado, la cual, como siempre, deberemos dejarlas como nos las encontramos.

Este segundo tramo de la Ruta, que con una longitud de 11,9 km., es otro de los trayectos que no presenta ninguna dificultad especial, siendo accesible para todas las edades y para personas con dificultades de autonomía personal. Es un tramo ideal para hacerlo en bicicleta o a caballo.

No obstante volvemos a recordar alguna de las recomendaciones: a lo largo de toda la Ruta nos podemos encontrar porteras de hierro o de alambre, que estarán convenientemente señalizadas. Si vemos que el camino continúa señalizado después de la portera, no hay problema en abrirla, cerrarla y dejarla tal y como estaba.

En este tramo nos adentramos en plena penillanura de la Meseta Castellana, donde el horizonte está acompañado por algunas elevaciones montañosas que nos circundan. Es fundamentalmente un paisaje sobrio y tranquilo donde el cielo y el suelo se hacen grandes e inmensos, especialmente en los atardeceres rojizos. El prado roturado antaño y sin encinas es el protagonista; utilizado fundamentalmente para la explotación de ganado vacuno de diferentes tipos.

La primera parte de la Ruta, nos puede parecer un tanto sobria y monótona en relación a otros tramos más exuberantes, pero a su vez más cargados. Aquí la limpieza visual es un gran atractivo que nos llena los ojos y también el espíritu. La cuenca visual nos permite apreciar, al norte la Sierra Menor o Sierra de los Herreros, donde nace el río Alagón, con los “aerogeneradores” de energía del Parque eólico de la Dueña como nuevos caballeros defensores y atentos vigías del paisaje; al suroeste la Sierra de las Quilamas, al sur los montes de La Granja y El Pico Monreal y al sureste la planicie castellana cortada a lo lejos por el Sistema Montañoso de la Sierra de Gredos y de la Sierra de Béjar.

Desde el punto de vista litológico, nos encontramos sobre pizarras paleozoicas de la penillanura, dejando atrás las calizas cámbricas que pudimos apreciar en las canteras de Monreal.



Toda la zona, cuenta con una larga tradición de asentamiento humano en la que las diferentes culturas y pueblos históricos han ido dejando su huella, desde el Paleolítico hasta nuestros días, pasando por pueblos celtíberos, romanos, visigodos, árabes, judíos y cristianos. Especial importancia tiene en este sentido la Cañada Real de la Plata o Vizana utilizada desde siglos para la Trashumancia ganadera y como camino de peregrinación del Camino de Santiago del Sur también denominada Ruta Jacobea o Mozárabe.


Después de varios kilómetros de recorrido comenzamos a encontrarnos con bosquetes mixtos de robles y encinas, que se van haciendo cada vez menos densos hasta constituir la Dehesa propiamente dicha. El bosque adehesado puede ser de robles y encinas y tiene como base la cría de ganado vacuno y también porcino. La ecología de la dehesa es muy importante y significativa ya que es un sistema de explotación del medio natural que sirve como modelo de un desarrollo sostenible, como así se demuestra desde la antigüedad, armonizando la pervivencia de las especies naturales con los intereses humanos. Destacan algunos ejemplares de encinas y encinares centenarios, como la encina desmochada de Frades, que se encuentran identificados como árboles singulares, ya que son un verdadero monumento natural, representativo de su especie.

A lo largo de este tramo, vamos a encontrarnos con un total de 5 porteras para el ganado que podemos atravesar, dejándolas como estaban.

A los 6,5 km. aproximadamente, desde la salida de Casafranca y después de pasar la última portera de este tramo, la Cañada Real enlaza con la Calzada Romana de la Plata, coincidiendo a partir de aquí estas dos históricas vías. Esta otra Ruta, está además identificada como el sendero GR-100 de la Vía de la Plata. En este trayecto, además de la señalización roja y blanca, característica de las rutas de Gran Recorrido, podemos encontrarnos flechas amarillas, utilizadas por la asociación de Amigos del Camino de Santiago, indicando la dirección de su destino a Santiago de Compostela.

Nuestro camino trascurre por estas dos vías solamente durante dos kilómetros, ya que a la altura de un cruce señalizado, nos desviamos por la izquierda hacia Navarredonda de Salvatierra, población que es pedanía de Frades de la Sierra, dejando La Calzada que nos llevaría hasta la ermita de la Fuensanta, en pleno camino de peregrinación. Hoy en ruinas y de propiedad privada; es un lugar sagrado en la que antaño se veneraba la imagen de Nuestra Señora de la Fuensanta, que contó con una muy popular romería, repitiéndose de nuevo la vocación mariana ligada a antiguos cultos pre-cristianos.

Como en la Ermita del Mensegal, la Ermita del Gozo, la Ermita de Las Yegüerizas o Ermita de La Cabeza, se encuentra ligada a los elementos del agua, del árbol y del toro, con un sentido mágico que incluye, además, una leyenda de carácter simbólico en torno al tesoro de su pozo sagrado.

En Navarredonda de Salvatierra el camino trascurre por la parte izquierda del pueblo, por cuyo asfalto seguiremos hasta una pista señalizada que nos sale a la izquierda.

Recordemos que el bosque adehesado tiene como base la cría de ganado vacuno pero también porcino, que aprovecha además de diferentes tipos de pasto, de tubérculos y raíces, las apreciadas bellotas de la “montanera”. Por ello es interesante señalar la cultura de la matanza tradicional del cerdo, sea blanco o ibérico, en todos los pueblos de la Ruta y la actual industria chacinera, con productos muy apreciados dentro y fuera de la provincia.

Junto a la dehesa y después de 3,5 km desde la salida de Navarredonda, llegaremos hasta la entrada de Frades de la Sierra donde podemos buscar el panel general situado en el medio del pueblo para informarnos de nuestra situación y de otros aspectos de interés de esta población, como la recientemente restaurada Iglesia de San Vicente, el Molino, o la Casa museo del poeta Gabriel y Galán originario de esta población. En muchos de los textos de este autor, podemos encontrar alusiones a la localidad y a diferentes aspectos de la vida de la comarca en aquellos años donde pasó su infancia.

El Parque Eólico de la Sierra de La Dueña que ha sido instalado recientemente, pertenece a la empresa Iberdrola, y cuenta con 37 aerogeneradores de energía con una potencia total de 31,45 MW. Es compartido por los municipios de Frades de la Sierra, Las Veguillas, Membibre de la Sierra, y Pedrosillo de los Aires.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta