Tiempo en movimiento  2 horas 10 minutos

Tiempo  2 horas 32 minutos

Coordenadas 1742

Fecha de subida 16 de junio de 2019

Fecha de realización junio 2019

-
-
376 m
333 m
0
2,5
5,1
10,13 km

Vista 29 veces, descargada 1 veces

cerca de Vergalijo, Navarra (España)

Paseo por los términos de Candaraiz, Lazarau y el Saso de Tafalla, en el que vamos a pasar por unos cuantos caseríos y corrales, además del Dolmen de Candaraiz.

Estos son los términos más alejados del núcleo urbano de Tafalla, por lo que la gente que cultivaba estos campos vivía en los caseríos y corrales diseminados por la zona. Este modo de vida acabó con la motorización del campo. Ya se podía vivir en el pueblo e ir a trabajar en tractor o furgoneta.
Además, la existendia del Dolmen de Candaraiz y el Túmulo próximo, dan fe de la existencia de que desde el Neolítico el ser humano ha habitado por aquí.

Vamos a dejar el coche en las inmediaciones del Caserío de Sánchez, para lo que tomamos el camino situado en el kilómetro 6.6 de la carretera de Tafalla a Miranda de Arga.
Nos dirigimos al Caserío de Gregorio el Grande. Uno de los más significativos de Tafalla, debido a su curioso pozo o aljibe en el que se almacenaba el agua de lluvia para los meses más secos del año. Con forma ahusada, parece un iglú.

Continuamos a la Cabaña de Lazarau, y de aquí al Caserío de Eulalio. Una pena su estado ruinoso. En las inmediaciones de este caserío también podemos encontrar un bonito pozo con un gran brocal tallado en una gran piedra.
El Dolmen de Candaraiz está cerca. Seguro que por aquí hay muchas más cosas por descubrir.

Volvemos al camino principal, y llegamos al Corral de Moreno, todo hundido. Aún se mantienen en pie las arcadas que sostenían el techo principal.

El Corral del Rincón es uno de los más alejados des núcleo urbano. Está situado a 9 km en línea recta del mismo. (El más alejado quizás sea el Caserío de la Navascuesa, casi en la muga de Falces).
Para llegar al Corral del Rincón atravesamos la Cañada Real de Tauste a Urbasa y Andía. En ella están realizando labores de deslinde, ya que con el paso del tiempo las fincas agrícolas le hay ido comiendo espacio a la misma.

Un paseo muy agradable y fácil de hacer, casi sin cuestas, que no es recomendado en julio y agosto por el calor. Aparte de no haber casi sombras, después de la cosecha el paisaje se queda un poco triste.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta