Tiempo  5 horas 10 minutos

Coordenadas 1380

Fecha de subida 12 de marzo de 2018

Fecha de realización marzo 2018

-
-
1.917 m
1.389 m
0
3,9
7,8
15,65 km

Vista 265 veces, descargada 13 veces

cerca de Las Dehesas, Madrid (España)

Como José Luis, no para de dar la vara con el Cerro Ventoso, decidimos darnos un garbeo por la Senda de los Alevines; aprovechando la tregua que la meteorología nos da. Iremos de la Pradera de Navarrulaque (pasando por la Pradera de Majalasna), hasta el Collado Ventoso; y desde aquí subiremos al “cerrete”.

Salimos del aparcamiento de Majavilan (1.375m), dirigiéndonos al Puente del Descalzo (0,51km). A continuación giramos a la derecha, para seguir el Camino Agromán, por el que cruzamos el Arroyo de la Navazuela (1,09km); que hoy baja rebosante.
Llegados al cruce con la Vereda de Enmedio (0:26h - 1,67km – 1.516m); la seguimos a la izquierda, ascendiendo hasta la Carretera de la Republica.
La atravesamos y enlazamos con la Senda Victory (2,38km).

Antonio Victory Rojas (1890-1972), fue el primero en escalar el “Pájaro” en La Pedriza, las cimas del Ameal de Pablo, del Gran Galayo y de la Punta de Don Servando, en Gredo. En octubre de 1914, ingresa en la recién creada Sociedad Peñalara, y ostenta el cargo de presidente entre 1921 a 1952. Entre sus logros está: la protección de la Pedriza; Peñalara y el Pinar de la Acebeda (declarados sitios naturales de interés nacional en 1930).
La construcción de fuentes como la de los Geólogos, en la carretera al Puerto de Navacerrada (1932) y la apertura de refugios en todos los macizos españoles. Como el que desde 1949 lleva su nombre, al pie de los Galayos; en la Sierra de Gredos.

Ahora doblamos a derecha y siguiendo esta bonita senda –ahora también, PR-M6- llegamos al Refugio de Aurrulaque; en la Pradera de Navarrulaque (1:02h - 3,35km – 1.665m).
Un breve descanso y enganchamos con la Senda de los Alevines (PR-M7), por la que entre agua y nieve, nos alzamos hasta la Pradera de Majalasna (1:46h - 5,03km), custodiada por su Pico Majalasna (primero del conjunto, de los Siete Picos).

Superada la planicie, alcanzamos el desvío que sube a los picos, logrando la máxima altura de la ruta (5,22km – 1.915m).
Porque, aunque persistimos en dirección al Collado Ventoso, unos doscientos metros más; pese al mal tiempo. Tenemos que dar marcha atrás al arreciar la ventisca y haber demasiada nieve sobre la senda, haciéndola peligrosa.

Regresamos sobre nuestros pasos, hasta la Carretera de la Republica (2:50h - 7,54km), en la Pradera de Navarrulaque; y la seguimos a la diestra.
Por la excelente pista, caminamos a buen ritmo, a pesar de estar cubierta por un manto blanco.

Cruzamos otra vez, el Arroyo de la Navazuela, y seguidamente la Senda Schmid (10km), viendo la bonita Fuente de Anton Ruiz.
Desde aquí, tenemos cerca el Cerro Ventoso, pero lo cierto es que ya se nos ha pasado la gana, y además; así tenemos la excusa para volver por éstos lares.

A continuación, pasamos el estupendo Mirador de la Calva –o de la Reina- y un kilómetro más; estamos en el Puerto de la Fuenfría (3:50h - 11-2km – 1.792m).

Se tienen datos de éste paso, desde mediados del siglo III. Hoy día confluyen caminos y sendas de todas direcciones. Es cruzado por; el Camino de Santiago y GR-10, el PR-M4 y el Camino Viejo de Segovia. Así mismo, empiezan o terminan las sendas; PR-M7, Senda de los Cospes y Camino de Lumbralejos. Y por supuesto: La Calzada Romana y la Calzada Borbónica.

Tras un corto respiro, nos lanzamos por la Calzada Borbónica, hasta el cruce con la Calzada Romana; que la seguimos a la diestra. En la siguiente curva, se roza con el Camino Viejo de Segovia (11,7km), según el panel informativo.

Desde aquí, proseguimos por ésta buena calzada, señalizada con las franjas blanco y amarillo de los “PRs” pues éste es el número treinta de la Comunidad de Madrid; que une el Puerto de la Fuenfría con el Alto del León o Puerto de Guadarrama.

Vadeamos varios arroyos, dos de ellos, gracias a sus buenos pontones, y abandonamos momentáneamente el buen camino; para bajar por una insignificante vereda, que nos llevará al Refugio Peñalara (4:38h - 13,3km – 1.525m); un magnifico edificio, tristemente abandonado.

La Real Sociedad Española de Alpinismo Peñalara, comienza en 1918 la construcción de éste albergue, entrando en funcionamiento tres años más tarde. Hoy sigue escondido entre el pinar, como avergonzado por el estado ruinoso en que se encuentra. Aunque aún mantiene; su heráldico escudo.

Salimos en dirección Oeste, por una senda bien definida, que en poco más de medio kilómetro y luego de cruzar el Arroyo de la Barranca; nos devuelve al PR-M30 y Camino Viejo de Segovía.

El Camino Viejo de Segovia, parece no ser tan antiguo como la Vía Antonina -dos mil años- o tal vez sí. Pues es la senda histórica que desde siempre, siguieron los habitantes de uno y otro lado, para atravesar esta montaña.
Esto quiere decir que su recorrido, salva las dificultades por el camino más lógico, sencillo y directo. Siendo la ruta de menos esfuerzo para subir al puerto de La Fuenfría, pues su pendiente es inferior al 10 por ciento.

Con tramos buenos y otros no tanto, avanzamos hacia el Oeste, cruzando la Vereda Poyal de la Garganta (4:57h - 14,5km), que lleva al Collado de Marichiva; señalizada con puntos rojos.
Aún bajamos un poco más por nuestro bien señalizado camino, que ahora le acompaña el círculo rojo de la Senda de la Calle Alta.

Pasamos el Arroyo de Majavilan y unos metros después, renunciamos definitivamente al camino, marchando a la izquierda; en busca del Área Recreativa. Dando por concluido el extraño itinerario, que el mal tiempo nos ha obligado a realizar.

Ver más external

0.1 km - 1388 m
6.0 km - 1894 m
8.3 km - 1656 m
12.3 km - 1785 m
14.7 km - 1513 m
15.6 km - 1549 m
5.5 km - 1881 m
3.5 km - 1653 m

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta