Tiempo  2 horas 45 minutos

Coordenadas 556

Fecha de subida 14 de marzo de 2019

Fecha de realización marzo 2019

-
-
1.119 m
686 m
0
1,8
3,7
7,39 km

Vista 26 veces, descargada 0 veces

cerca de Las Juntas, Andalucía (España)

Media subida al Cerro Jabalcón. (Zujar, Granada) "Tranco del Lobo"

En realidad, hoy hemos planificado un día de placer: disfrutar del precioso, aunque duro, sendero entre el poblado bosque del Cerro Jabalcón, tomar un tentempié a pie de la garita forestal disfrutando de unas inmejorables vistas del pantano del Negratín, y, después un baño en el Balneario con una buena merienda. Otro día podríamos darnos simplemente un baño en los baños de Zujar al aire libre.

Salida.- Balneario - Hotel Alcanacia
Llegada.- Balneario - Hotel Alcanacia
Destino.- Garita forestal


Nuestro objetivo: Garita forestal, ubicada en un saliente del cerro, dando la sensación de estar sobre las aguas del pantano. ¡Impresionantes vistas!

Hoy vamos a retomar un antiguo camino por donde los habitantes de esta zona "Las Juntas", hoy sumergido bajo las aguas del pantano Negratín, subían haciendo romería a la ermita de Nª Sra. de la Cabeza, ubicada en lo más alto del cerro Jabalcón.

Hemos partido desde el balneario, donde hemos dejado el coche.
¿Cómo llegar hasta aquí?. Tenemos dos opciones: desde Zújar dirección pantano, o bien desde Baza por crta. Benamaurel, tomando, al mismo pasar el Baíco, a nuestra izquierda camino del canal. Desde aquí todo está bien indicado, y existe un buen abanico de posibilidades para alojarse, tomar una cerveza, o simplemente relajarse con unas vistas excepcionales.
Desde donde hemos dejado el coche, subimos una pequeña, pero empinada cuesta, que nos lleva al inicio del canal, a donde remontan agua del pantano para desde allí distribuirla para riego. Seguimos el camino de dicho canal hasta encontrar a nuestra izquierda un puente que trae un camino, camino original de la ruta, en este punto nos desviamos a nuestra derecha para seguir la dirección de este camino, a pocos metros encontramos otro camino que se cruza, giramos a nuestra izquierda, y a unos pocos metros, un poco antes de una curva, encontramos un hito de piedra a nuestra derecha en una pequeña rampa, la subimos, y ya estamos en plena ruta, sólo necesitamos seguir los hitos de piedra que gente de buen hacer ha ido colocando.
Cruzaremos un par de veces la pista ancha, que se ha hecho para los vehículos, pero siempre encontraremos un hito de piedra indicando donde retomarla.
Es todo un placer andar por estos senderos que nos transmiten a su antigua usanza, (la esperanza del peregrino, la ilusión del devoto romero) bajo una espesa y salvaje vegetación, árboles caídos, que transeúntes han movido y cortado para el buen uso de la ruta.
Hoy sólo vamos a llegar hasta el punto de vigía forestal, desde donde existe una panorámica impresionante. Allí hay que tomarse un merecido descanso y un pequeño refrigerio. Os garantizo que nunca olvidaréis este placentero momento.

Ha sido un placer.

El próximo día llegaremos hasta la ermita. Ya os cuento.

¡A disfrutar!
Canal de riego del pantano. Punto hasta donde asciende el agua del pantano para dejarlas caer por el canal, la corriente del agua tiene un desnivel preciso para llevarla a kilómetros de distancia. Es muy interesante cuando el agua está entrando en el embalse. Por eso lo hemos considerado como cascada.
Cruce, dejamos la pista ancha para adentrarnos en el precioso sendero. Este primer tramo se hace duro por el desnivel, después seguirá el mismo desnivel, pero nos adaptamos.
Con el paso del tiempo, tras diez años que llevo haciendo este sendero, de no encontrarlo apenas, ahora el trabajo de la buena gente ha quedado plasmado en estos hitos, señales que a parte de señalizarlo lo hacen más bonito y entrañable.
Este tramo de sendero se convierte en un serpenteante camino donde los giros se hacen duros de afrontar, pero no deja de sorprendernos sus maravillosas vistas panorámicas.
Este tramo del sendero sale y entra del carril ancho trinchandolo como si fuera una broncheta, hasta la última salida a unos cien metros del desvío de la garita, la que vemos nada más salir a la pista.
Estamos en el objetivo del día, la garita forestal, punto de observación, mirador espectacular. Sentarse delante de la garita, dejar la vista dormir en el precioso y relajante panorama es tan sencillo como aquí que no tendrás que forzar ni un solo músculo para conseguirlo. Después de un rato de relax, viene saborear unos frutos secos, una fruta o simplemente una onza de chocolate con unas galletas.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta