Tiempo en movimiento  3 horas 57 minutos

Tiempo  4 horas 45 minutos

Coordenadas 2981

Fecha de subida 17 de mayo de 2018

Fecha de realización mayo 2018

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
560 m
245 m
0
4,3
8,5
17,02 km

Vista 647 veces, descargada 34 veces

cerca de La Ermita, Valencia (España)

El itinerario de hoy, sugerido por JBAGS, que finalmente no pudo acompañarnos, está basado en la propuesta de Descubre Sot de Chera (23255877), sobre la que hemos hecho varias modificaciones. En primer lugar nuestro punto de salida ha sido Chulilla, en lugar de Sot de Chera, por facilidad de acceso en coche; hemos hecho la ruta siguiendo un sentido horario, en lugar antihorario, nuestros puntos finales son diferentes, al igual que el itinerario dentro de los pueblos, por simple interés turístico-fotográfico, y hemos introducido ligeras modificaciones en ciertos puntos del trayecto para adaptar el trazado a nuestro interés observador.
La ruta comienza en Chulilla, donde hemos dejado aparcado el coche en una zona de aparcamiento situada detrás del Ayuntamiento. Desde la Plaza de la Baronía bajamos hacía el río por la calle Turia, hasta llegar a la depuradora, siguiendo el trazado del PR-CV-77; atravesamos el puente sobre el Río Turia y seguimos a la izquierda hasta alcanzar la senda del Barranco de Vallfiguera, por la que continuaremos hasta un punto, hacia la mitad del Barranco, donde sale una senda a la izquierda, marcada como Sot de Chera, que baja hasta el lecho del barranco y sube después de cruzarlo por la otra ladera, y continuar hasta la Fuente de Cerro Negro. Poco después la senda da paso a un camino ascendente, que llega hasta el alto cerca de las antenas , desde donde por una senda sinuosa nos baja rápidamente, por un sendero de notable pendiente y suelo de tierra, no muy seguro por lo que conviene extremar el cuidado durante el descenso, hasta una pequeña área de descanso, integrada en el Sendero de Mosén Lucas, al lado de la carretera de Sotos, que cruzamos para entrar en el pueblo en la primera desviación a la izquierda que encontramos, y avanzar por sus calles hacia el puente sobre el río Chera, en la parte baja de la población, a los pies del Castillo, donde aprovechamos para sentarnos un rato en la terraza del Bar existente en esa zona, cercana a el Charco El Gruñidor. Al reanudar la marcha, cruzamos de nuevo el bellísimo pueblo de Sot de Chera, para volver al sendero de Mosén Lucas, por el que iniciamos el ascenso en busca del Camino de Loriguilla o de Cullibres, por el que proseguimos hasta alcanzar el Collado Cullibres, a cuyo nivel encontraremos una desviación a la izquierda, con una pista no asfaltada (el PR-CV-77.1, que nos llevará de nuevo hacia el Barranco de Vallfigueras, pasando por un área de cuevas protegida por rejas, donde hay pinturas rupestres (en bastante mal estado); para acceder a la zona de pinturas, es necesario bajar al barranco y subir por el otro lado por unas escaleras de madera algo inestables; teniendo en cuenta las características del acceso y el estado de las pinturas no estamos seguros de que merezca la pena la visita. Continuamos por el sendero hasta conectar de nuevo, poco más adelante, con el PR-CV-77, mismo camino que seguimos en la primera parte de la ruta, por el que volvemos a Chulilla, para recoger el coche y tras un breve descanso para rehidratarnos (el día ha sido caluroso y la protección contra el sol de la vegetación de la zona es escasa), volver a Valencia.
En conjunto, una ruta muy bonita, de dureza media (pendientes aceptables a pesar de su longitud, con una zona a tener más cuidado, sin ser claramente peligrosa, a la entrada de Sot de Chera), en un entorno muy bonito, en el que destacan los valles fluviales de dos de los ríos más bonitos de la Comunidad y, sobre todo, dos pueblos de enorme belleza, que recomendamos encarecidamente conocer: Chulilla y Sot de Chera.
El pueblo de Chulilla es uno de los más bonitos de la Comunidad Valenciana. Se sitúa en la ladera de una monte dominado por el castillo árabe, que muestra torreones y murallas del lado de la población, mientras que por la parte que da al río está protegida por un cañón de enorme belleza, que hace innecesarias construcciones defensivas en ese lado. Chulilla puede haber estado poblada en la prehistoria, aunque los primeros vestigios documentados de manera concluyente corresponden a la Edad de Bronce, en el Monte del Castillo, donde fueron halladas unas pinturas rupestres que muestran cacerías de animales salvajes. En la Edad del Hierro existieron varios poblados ibéricos en la zona (Monte del Castillo, el Castellar, Pelma, la Talayuela, Pico los Serranos y Corral de Ajau). Tras la invasión romana el de Monte del Castillo se conservó como un castro, existiendo todavía un aljibe de esa época, mientras los demás poblados desaparecen. Tras la desaparición del Imperio Romano no se encuentran restos claros hasta la época islámica, cuando se estableció el sistema de regadío del valle a partir del azud del Salto (el "Charco Azul"). Está documentado que el emir local, Zayd Abu Zayd, había entregado el castillo y la villa, con otros territorios, a la Iglesia de Segorbe en 1236, y en 1248 el rey Jaime I dona a Pere Escrivá de forma vitalicia el castro y villa de Chulilla. En 1274 la Baronía de Chulilla, que incluía Losa y, desde 1300, el Villar, pasó al Cabildo y Obispo de Valencia, pero Guillém de Reixac lo ocupó hasta que Jaime II, en 1294, le obliga a restituirlo al Obispado. Hasta 1331, la población es mayoritariamente musulmana, pero tras las revueltas de Al-Azraq los musulmanes abandonan la zona. En 1340, Pedro IV de Aragón concede una Carta de Población por la que se establecen 100 pobladores entre los que ya había y recién llegados, procedentes de Teruel, Lérida y Navarra. En 1373, la soberanía del Obispo sobre la Baronía se hace completa tras la cesión a éste de los derechos del Cabildo. En 1379, se refuerza el castillo a raíz de la guerra con Castilla, dado el lugar fronterizo que ocupaba. Los hechos históricos más relevantes de la población saltan desde aquí hasta las guerras carlistas, cuando se libraron cruentas batallas en la zona.
Sot de Chera es un municipio situado en la cuenca media del río Turia, junto a su afluente el río de Sot o Reatillo. Su relieve es muy accidentado, estando incluida en anticlinal jurásico que baja desde la provincia de Cuenca y termina poco antes de la planicie de la Huerta valenciana, siendo sede del primer parque geológico de la Comunidad Valenciana y uno de los tres existentes en España. Parece que tuvo asentamientos íberos, ya que se han encontrado monedas y vasijas de esa época en varias partes del término; también se ha encontrado un acueducto musulmán en las cercanías de la población. En la cueva de Tarraque se ha encontrado cerámica de tiempos romanos. Durante la dominación musulmana, cuando se denominaba Xera, se edificó el castillo en un promontorio a orillas del río Sot; al construirse la población a los pies de la fortaleza pasó a denominarse Sot de Chera por esa razón. En 1540 se dio la carta puebla de Sot de Chera. En 1812, la guerrilla de Romeu, se estableció en Sot de Chera, lo que motivó su invasión por tropas francesas, que capturaron al guerrillero, a quien llevaron a Valencia para ser ahorcado, mientras en Sot quedó el resto del pelotón, siendo fusilados cuarenta y cinco hombres.

4 comentarios

  • Foto de manuelruizapatero

    manuelruizapatero 17-may-2018

    Estupenda excursión, día primaveral con sol y calor al final del tramo de Sot de Chera a Chulilla. Hay que tener cuidado en la bajada a Soy, camino seco y erosionado.

  • César Argilés 21-may-2018

    Evitar vuelta tardía con sol

  • Foto de eoc

    eoc 21-may-2018

    Gracias César, efectivamente no hay mucha protección contra el sol, así que preferible hacerlo a primera hora y con protección solar.

  • luis.perecruz 22-dic-2018

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Muy agradable ruta.

Si quieres, puedes o esta ruta