Dificultad técnica   Moderado

Tiempo  10 horas 30 minutos

Coordenadas 3227

Fecha de subida 21 de octubre de 2016

Fecha de realización octubre 2016

-
-
2.369 m
1.749 m
0
6,3
13
25,33 km

Vista 150 veces, descargada 8 veces

cerca de Navacepeda de Tormes, Castilla y León (España)

Partimos del parking de la Plataforma de Gredos a las 9 de la mañana. Iniciamos la subida por el camino empedrado que nos conducira hasta la Laguna Grande pasando por el Prado de las Pozas y Fuente de los Cavadores hasta culminar la subida al alto de Los Barrerones. Desde aqui y tras un pequeño descanso que nos permite disfrutar de la impresionante panoramica del circo de Gredos iniciamos el descenso hasta la laguna, que bordeamos dejandola a nuestra derecha hasta llegar al Refugio Elola, donde tras un pequeño tentempie, continuaremos bordeando la laguna e iniciaremos el ascenso al Collado del Garganton. Tras un breve descenso, nos toca afrontar el duro ascenso a la Portilla del Rey, punto mas alto de la ruta. Desde ahi tendremos a la vista el circo de las Cinco Lagunas. El descenso hasta la Laguna Cimera lo hacemos a traves de un mar de rocas buscando el paso menos dificultoso y guiandonos por los hitos que nos vamos encontrando. En media hora llegamos hasta la Laguna Cimera donde tras las fotos de rigor y un pequeño descanso, nos tocara iniciar la subida de nuevo a la Portilla por el mismo camino. La subida no tiene gran complicacion, pero se hace muy dura por el terreno y la fuerte pendiente. En 45 minutos llegamos al alto donde aprovechamos para comer y descansar un ratillo y en 20 minutos iniciar el descenso hasta la base del Collado del Garganton. Tras la subida, decidimos atajar por el desague de la Laguna Grande y enlazar con el camino de regreso sin pasar por el refugio. La subida a Barrerones pese a no ser de lo mas duro de la ruta se hace ya larga por el desgaste acumulado. Tras una parada en la Fuente de los Barrerones para reponer agua, culminamos el ascenso y sin pausa afrontamos la bajada hasta la Plataforma, a la que llegamos a las 7 de la tarde.
Ruta preciosa, con unas vistas impresionantes pero durilla, tanto por el terreno como por la distancia, pero que merece mucho la pena y que ademas, excepto el tramo hasta la Laguna Grande, no es muy transitada. Eso si, muy importante el control del horario, sobre todo en esta epoca del año y estar fisicamente bien, pues aunque no tiene pasos complicados, tanto la distancia como el desnivel acumulado pasan factura. De hecho, de un grupo de 16 personas que la iniciamos, solo tres la completamos.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta