Tiempo  3 horas 52 minutos

Coordenadas 1302

Fecha de subida 26 de enero de 2019

Fecha de realización enero 2019

-
-
1.374 m
955 m
0
4,6
9,2
18,47 km

Vista 310 veces, descargada 21 veces

cerca de Amaya, Castilla y León (España)

En el noroeste de la provincia de Burgos y justo en la zona en donde se establece el contacto entre la Cordillera Cantábrica y la Cuenca Sedimentaria del Duero se localiza la comarca de Las Loras. Un original relieve a base de largas y estrechas estructuras rocosas, conocidas como loras, caracteriza el abrupto paisaje de la región. Sobre todas las demás y como un inmenso navío varado entre los trigales de la llanura destaca Peña Amaya.
Nos acercamos al municipio de Sotresgudo concretamente al pueblo de Amaya, que tomó su nombre de la antigua ciudad situada en lo alto de la peña. La lora de la Peña Amaya es el referente del municipio y de toda la comarca. Existe constancia de presencia humana en la edad del Bronce, la edad del Hierro, época romana, época visigoda y época árabe.
Vamos a realizar una ruta que combina dos senderos de pequeño recorrido: PRC-BU 200 Sendero de Peña Amaya y PRC-BU 201 Sendero de Puentes de Amaya. El recorrido es fundamentalmente por caminos de concentración y por cortos tramos de senderos. Ninguna complicación en su recorrido siendo el mayor esfuerzo el corto ascenso y descenso a la muela de Peña Amaya.
Dejamos el coche en la plaza del pueblo y ascendemos en dirección a la iglesia para buscar un cartel indicativo que hay al final del pueblo. Esta bifurcación nos marca el camino de ascenso al aparcamiento de Peña Amaya. Nosotros nos desviamos a la izquierda para, después de pasar una nave ganadera, coger el camino que conduce hasta el pueblo abandonado de Puentes de Amaya. Se trata de un camino de concentración muy cómodo que durante tres kilómetros nos adentra en pequeños valles y donde podemos contemplar las formaciones rocosas de las loras.
Al llegar a una bifurcación, giramos a la derecha para tomar el camino que en tendido ascenso por el pequeño valle del arroyo de Valdeamaya llega hasta las ruinas de Puentes de Amaya. Una vez contemplado los restos de este pueblo, volvemos sobre uestros pasos para coger el camino que sale a la izquierda. Vamos ascendiendo a media ladera hasta encontrarnos con la pista que conduce desde Amaya al aparcamiento de Peña Amaya.
Una vez alli,giramos a la derecha e iniciamos el ascenso por una pequeña trinchera hasta alcanzar la planicie donde se encuentran los restos del antiguo poblado. La ocupación humana de Amaya se inicia con la Edad del Bronce; posteriormente fue una importante ciudad de la Cantabria prerromana que acabó siendo conquistada por las legiones de Roma. Con el paso de los siglos se convirtió en capital de uno de los ducados visigodos. No acabaría ahí su fecunda historia, ya que durante toda la reconquista fue un disputado baluarte entre musulmanes y cristianos.
Un camino permite atravesar unos amontonamientos de piedras que recuerdan estructuras de casas y calles antiguas.
Nosotros realizamos el ascenso a la muela de Peña Amaya bordeando la mole caliza de El Castillo. Iniciamos el ascenso por un tramo herboso empinado hasta llegar a la base de El Castillo. En ese punto giramos a la izquierda y por un estrecho sendero a media ladera vamos bordeando esta peña hasta alcanzar una pequeña abertura que separa las moles de El Castillo y Peña Amaya.
Tomamos un sendero a la izquierda que va bordeando Peña Amaya y que nos permite disfrutar de las vistas del valle El Vallejo. Tras recorrer uno 500 metros iniciamos un ascenso intenso pero corto que nos sitúa en la muela de Peña Amaya. Ya sólo nos queda progresar por la muela hasta encontrarnos con su vértice geodésico a la vez que disfrutamos de las vistas de las montañas de la Montaña Palentina y del valle que se abre a los pies de Peña Amaya.
Regresamos por la muela hasta buscar el punto de descenso de esta formación rocosa. El descenso es corto pero hay que tomarlo con calma. A continuación cogemos el sendero que nos devuelve a la zona del castro y de ahí iniciamos el descenso hasta nuestro punto de partida, el pueblo de Amaya.

Bonita y sencilla ruta que nos permite disfrutar de unos parajes espl

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta