Tiempo  9 horas 11 minutos

Coordenadas 3915

Fecha de subida 11 de noviembre de 2015

Fecha de realización noviembre 2015

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
2.230 m
1.228 m
0
6,9
14
27,5 km

Vista 3280 veces, descargada 113 veces

cerca de Ferreira, Andalucía (España)

Toda la cadena montañosa que constituye el macizo de Sierra Nevada ha supuesto históricamente una imponente barrera natural entre las comarcas situadas en ambas vertientes de esta Cordillera Penibética. El Puerto de la Ragua constituye el paso más bajo de todo esta inmensa y grandiosa cuerda montañosa, siendo pues un enclave histórico de primera magnitud como vía de comunicación entre La Alpujarra y la Hoya de Guadix y Baza, o lo que es lo mismo, entre la costa del poniente almeriense y el levante granadino con el interior peninsular, por lo que era muy frecuentado por los numeroso arrieros que partiendo de los pueblos del Marquesado del Zenete cargados de aceite y cereales iban a la pueblos costeros para canjearlos por pescado y sal. Quedan hoy los restos de sus magníficos senderos por los que transitaban estos verdaderos aventureros que por necesidad se exponían al duro camino plagado de dificultades y condiciones adversas de tan inhóspito medio natural y que en esta ruta hemos tratado de evocar sus pasos y sentir de alguna manera las reminiscencias de un tiempo no tan lejano en el que nos reencontramos con nuestro discreto pasado, aquel que no suele aparecer en los libros de historia pero que refleja la grandeza de un pueblo que se aferraba a la vida entregándose a los caminos y a sus imprevisibles designios solo solventados con su pericia y resignada valentía. Planteamos pues esta ruta como un recorrido circular por dos de los caminos más utilizados por los arrieros que abordaban el Puerto de la Ragua por su vertiente norte partiendo de los pintorescos pueblos de Ferreira y Aldeire. La buscada belleza del otoño en el Río Benéjar y los Arroyos Hondo y Chico, plagados de vetustos castaños centenarios que alcanzan su máxima expresión en La Rosandrá, pone la ansiada nota de color a este periplo montañero donde sin demasiado esfuerzo aún podemos escuchar los ecos de los herraduras de las bestias en los recodos de unos caminos que un día vertebraron el sustento de una sociedad muy alejada de la corte, clero y poder militar. Sin duda, el verdadero polvo del camino que escribe nuestra humilde historia
Iniciamos esta ruta en el Mirador de Ferreira, junto a la carretera A-337 que comunica con el Puerto de la Ragua a 1 km de La Calahorra, justo en el punto donde sale la carretera GR-5200 que conduce a Ferreira. Aquí tendremos un amplio espacio para estacionar nuestros vehículos y disfrutar ya de inicio de unas preciosas vistas del pueblo de Ferreira y toda la sierra en cuyas faldas se ubica.
Tomaremos el sendero GR7 hacia el este en un tramo en descenso bastante difuso junto a una cañada entre cultivos de almendros. Vamos a seguir este sendero durante la primera parte de nuestro periplo hasta llegar al Puerto de la Ragua donde lo abandonaremos para seguir el Sulayr. Tras algo más de 1 km llegaremos a una gran balsa de agua tras la cual viramos hacia el norte por el camino del cementerio pasando junto a éste y entrando al casco urbano de Ferreira. Este pintoresco pueblo del Marquesado del Zenete recibe su nombre en alusión a la abundancia de hierro en el entorno y su estratégica situación como lugar de paso a La Alpujarra y a las comarcas de Guadix y Nacimiento le dio gran importancia como atestigua los restos de la antigua alcazaba que aquí se ubicaba para controlar el paso de arrieros, ganaderos y resto de viajeros que se aventuraban a atravesar el Puerto de la Ragua. Esta fortaleza, que formaba parte de un complejo amurallado, ha sido recientemente restaurada y hoya alberga un Centro de Interpretación de la Arquitectura Árabe. Pasamos pues por esta fortaleza y por la plaza del Ayuntamiento donde se encuentra también la Iglesia de la Anunciación recorriendo sus angostas calles de típico trazado musulmán.
Salimos del pueblo siguiendo la calle Rio Alto desde la plaza hacia el sur hasta llegar a un bonito mirador ubicado junto a lo que era un antiguo molino y desde el que parte el conocido como Camino del Castañar. Seguimos este camino que resulta una auténtica delicia flanqueado por majestuosos castaños centenarios que al presentar sus buscados tintes otoñales nos permite empezar a disfrutar del ansiado esplendor otoñal que buscamos en esta ruta. Este camino nos conduce a la Ermita de la Virgen de la Cabeza. Junto a ésta encontraremos una fuente de gran caudal a la sombra de un castaño.
Continuamos nuestro camino hacia el sur siguiendo el camino que discurre de forma paralela al Arroyo Hondo, de cuya arboleda de ribera y su incandescente colorido disfrutamos en nuestra aproximación a las pendientes laderas de la sierra que nos esperan desafiantes frente a nosotros. Nos encontraremos con una tubería de hierro, a varios metros de altura sobre el nivel del lecho, transporta agua para una acequia y viene de un antiguo molino arruinado en el que aún se distinguen algunos elementos de su maquinaria. Nosotros cogemos un camino carretero que sale a la izquierda, poco antes de la tubería; inmediatamente observamos que éste ha estado empedrado, es el camino histórico del Puerto.
Pasamos más adelante en un terreno algo más abierto por las ruinas de la Venta Mariano o Cortijo de la Huertezuela, antigua venta de paso y un poco más adelante llegaremos junto a un sauce llorón a la Venta Natalio, otra antigua venta de arrieros hoy modificada como cortijo y ubicada en la junta de los Arroyos Hondo y Chico. Aquí se iniciaba el conocido como Camino de la Sierra, vía histórica hacia el Puerto de la Ragua, que remonta hacia sur ya en forma de sendero más angosto junto al Arroyo Chico entre castaños, alisos y nogales cuyas hojas caídas tapizan totalmente este tramo inicial dando una belleza inusitada a estos primeros pasos de ascenso propiamente dicho.
Nos vamos introduciendo cada vez más en el Barranco de Ferreira, excavado por el Arroyo Chico, mientras el sendero se pasa a la vertiente natural derecha del arroyo. El sendero asciende sin contemplaciones mostrando en algunos tramos unos recios muros de mampostería que denotan la solera y la carga de historia que impregna este camino. Más adelante el sendero se separa del cauce del arroyo y comienza a ganar altura sobre éste trazando un magistral zigzagueo que nos permite encaramarnos a la Loma del Peñón de Enmedio. Aquí merece la pena recuperar el resuello con las vistas que se nos abren sobre un cortijo y sus corraletas bajo nosotros al final del cortafuegos que encontramos y más abajo podemos contemplar Ferreira y el Marquesado del Zenete, que desde esta panorámica entendemos mejor el origen de su nombre puesto que Zenete deriva del árabe “sened”, que significa "falda, subida, cuesta del monte", en clara referencia a la vertiente norte de Sierra Nevada que sirve de frontera natural de esta comarca y cuya inclinación estamos sufriendo en nuestras piernas.
Subimos ahora en acusada pendiente por el cortafuegos buscando su margen derecho por donde discurre nuestro sendero hasta que éste cruza el cortafuegos y cambia de vertiente en el Collado Carabinero, pasando de la del barranco del Arroyo Chico a la del Barranco del Ceporro donde ya damos vista al Puerto de la Ragua como inminente destino de nuestros pasos.
Pasamos por los restos de Venta de Ferreira, actualmente en ruinas, pero que en su día fue una emblemática venta donde se daban cita todos los que por unas razones u otras debían transitar por este ancestral paso de Sierra Nevada, siendo lugar frecuente de pernoctación y donde podían abrevar las bestias y recuperar fuerzas para los últimos repechos de la subida. De esta histórica venta hace referencia el ilustre escritor (y viajero) Pedro Antonio de Alarcón en su obra “La Alpujarra: Sesenta leguas a caballo precedidas de seis en diligencia” escrita en 1873 donde narra el suceso real del Tuerto de Jorairátar, que asesinó en la Venta de Ferreira por una disputa a otro hombre en una cruda noche invernal, y de los dramáticos días que tuvieron que pasar los viajeros en esta venta sin poderse marchar por la tremenda ventisca que azotaba la sierra, teniendo que convivir ese tiempo con el muerto y su asesino.
Más adelante encontramos la Venta del Puerto, en mejor estado constructivo pero reutilizada como corral de ganado. Tras pasar esta construcción el sendero continúa su ascenso hasta salir a la carretera A-337 y que cruzamos justo en su kilómetro 26 al otro lado del asfalto para seguir ascendiendo unos metros por encima de la carretera y mantener el rumbo sur de nuestros pasos vadeando el Barranco del Robo mientras nos sumergimos en un espeso pinar de repoblación a la vez que mantenemos cota hasta llegar a un camino forestal que nos lleva en descenso a la Hoya de la Pura atravesando el Barranco Zanja Nueva tras el cual llegamos a la planicie del Puerto de la Ragua propiamente dicho donde podemos contemplar el albergue y el resto de infraestructuras de ocio y dispersión de la zona. Estamos en el punto culminante de la dura subida a este paso natural pero a su vez era un punto crítico del camino que seguían arrieros y viajeros puesto que aquí se solían concentrar los asaltos al ser un lugar propicio para emboscadas, donde además se extremaban las condiciones meteorológicas de viento, niebla y de temperatura sobre todo durante el invierno.
En el Puerto de la Ragua confluimos con el Sendero Sulayr, abandonando ahora ya el GR7 que continúa hacia el sur por el Barranco del Palancón en busca de las comarcas alpujarreñas. Viramos pues hacia el oeste siguiendo el Sendero Sulayr que discurre por el Barranco de Maja Caco o Majadahonda situándose a la derecha de éste en nuestra dirección de subida mientras se sumerge en el pinar. Poco a poco el sendero se separa del cauce del barranquillo ganando altura sobre éste y tras pasar un pequeño aprisco ganadero junto a unas rocas llegaremos al Collado de la Cabañuela donde se nos abren unas vistas fantásticas al Morrón del Hornillo, Morrón Sanjuanero, Morrón del Mediodía y el Alto de San Juan. Al fondo de esta cuerda emergen de forma destacada el Picón de Jérez y Cerro Pelao.
Nos desviamos momentáneamente hacia el NE unas decenas de metros para llegar al Morrón de la Cabañuela (2232 m), punto más elevado de esta ruta y que nos ofrece unas vistas apabullantes de toda la comarca del Marquesado del Zenete y de la Hoya de Guadix además algunas de las cumbres de la Sierra Nevada Almeriense donde destaca El Chullo por su proximidad y su ubicación sobre el Puerto de la Ragua. La Sierra de Baza, la de los Filabres, la de Castril, la de Cazorla y Segura además de Sierra Mágina, Sierra Arana y la Sierra Sur de Jaen son otras destacadas prominencias que podemos contemplar íntegramente hacia el norte en una tremenda panorámica de tan privilegiado otero.
Desandamos nuestros pasos hasta llegar de nuevo al collado para iniciar un rápido descenso hacia el oeste siguiendo el sendero Sulayr (GR-240) mientras encontramos balizas y postes indicativos del sendero de pequeño recorrido PR-A 333, que conecta la localidad de Aldeire con el Puerto de la Ragua y que en este tramo tienen un trazado común. Al llegar al pinar junto a la Piedra de los Yegüeros el sendero vira bruscamente a la izquierda en dirección sur progresando por el borde del pinar atravesando la Rehoya del Piornar y La Rinconada (o Rinconá) mientras completa su descenso hacia el Barranco de los Pasillos, donde el sendero comienza a llanear hacia el oeste pasando por el Tajo de los Vencejos y atravesando posteriormente la Meseta de los Tejos hasta conducirnos al Cortijo de las Chorreras, perfectamente adaptado como refugio en un enclave espectacular bajo las chorreras del Morrón del Mediodía y la cumbres de los Morrones y dominando la cabecera del Barranco de los Antolines. Este refugio de pastores fue originalmente un refugio forestal durante la inmensa repoblación del Marquesado y recientemente se ha acondicionado con chimenea metálica y tarima de madera para la comodidad del usuario.
En este punto abandonamos el Sulayr y seguimos el PR-A 333 que inicia el descenso hacia el NO introduciéndose en el bosque para atravesar el Barranco de la Chorrera y confluir en una pista forestal en el Collado Marín. Seguimos bajando por esta pista durante 1 km hasta llegar a la Loma de la Casilla donde tenemos un cortafuegos que seguimos en dirección norte y que nos lleva en descenso hasta las ruinas del Haza de la Meina o Corrales de Soleta que flanqueamos por la derecha. En este tramo las vistas frontales que se nos ofrece hacia la Hoya de Guadix con Aldeire en el centro de las mismas son ciertamente majestuosas.
Este sendero, conocido por los lugareños como la Vereda Real, prosigue su imparable descenso en dirección norte con varios serpenteos de magistral trazado entre encinas y matorral disperso hasta llegar a la confluencia del Barranco de los Recodos con el de los Pasillos donde ambos arroyos se unen en un precioso enclave conocido como El Horcajo dando paso al Río Benéjar. Este bello rincón donde la encina cede protagonismo a los caducifolios de ribera donde el álamo negro, el sauce, los alisos y los castaños ponen una sucesión de tonalidades otoñales que acompañan nuestros pasos por la pista paralela al cauce del Río Benéjar que tomamos para proseguir de manera más tendida nuestro ya plácido descenso.
Seguimos la pista acompañando en todo momento el curso del Río Benéjar entre arboleda ribereña en un espectáculo cromático que nos deja boquiabiertos de forma permanente en todo este trayecto. Pasamos la Umbría de Peñoncillo, Huerta Rueda y Los Molinos estando este tramo salpicado de centenarios castaños de troncos inverosímiles y ruinas de molinos harineros.
Nos saldremos de la pista un poco más abajo siguiendo un camino que nos surge a la izquierda y que nos desciende junto al lecho del río que atravesamos por un puente colgante que nos permite superar el Río Benéjar de forma bastante segura puesto que está perfectamente adecuado.
Tras el puente colgante llegaremos al Área Recreativa de la Rosandrá, conocida por los lugareños como El Merendero, repleta de grandiosos castaños centenarios a la orilla del río. Desde aquí seguimos ya por asfalto en dirección a Aldeire tomando la calle Camino Bajo, bajo el que se sitúa una bonita cascada que nos da prácticamente entrada al casco urbano de Aldeire, apacible pueblo del Marquesado cobijado bajo el Castillo de la Caba, castillo califal que domina el cauce del Rïo Benéjar y los accesos de la sierra desde su privilegiada ubicación. El nombre de Aldeire proviene del árabe “al-Dayr” (la casa), en referencia a un monasterio mozárabe o posada en la que se reposaba antes de emprender el camino hacia el Puerto de La Ragua.
Pasamos por la iglesia mudéjar de Nuestra Señora de la Anunciación y aprovechamos para almorzar en uno de sus bares aprovechando que no siempre se presenta la oportunidad de disfrutar de cerveza fresquita y plato caliente en plena ruta.
Tras pasar el ayuntamiento, ya casi en las afueras del pueblo en su extremo norte, tomamos la siguiente calle a la derecha en cuyo extremo tomaremos un camino que se dirige hacia el norte pasando por una granja avícola para rodear la ladera en la zona conocida como Las Zorreras y tomar dirección este pasando por el Barranco de la Zorrera en primer lugar y luego el del Tejar. El camino sigue siempre el límite del parque natural por el borde del pinar con unas fenomenales vistas a las Minas de Alquife y a La Calahorra y su impresionante castillo renacentista, la primera obra del Renacimiento español y emblema de la Comarca del Zenete. Este castillo terminó de construirse en 1512 y está ligado a la familia más poderosa de la España de los Reyes Católicos, la del cardenal Don Pedro de Mendoza. Su hijo Rodrigo, primer marqués del Zenete, hizo construir la fortaleza en un enclave estratégico, sobre una colina, dominando el altiplano y el control de paso de Guadix a Almería y el del Puerto de la Ragua. Sus austeras y recias murallas esconden en su interior un prodigio de mármol de Carrara labrado con exquisita maestría al estilo italiano, siendo traídos los bloques ya labrados al puerto de Almería desde Génova.
Seguimos el camino en dirección este con estas maravillosas vistas del castillo sobresaliendo sobre el campo de almendros y tras pasar el Barranco de Urquiza el sendero GR7 que proveniente de La Calahorra converge en nuestro camino para dirigirse hacia Ferreira. Sólo nos queda seguir nuestro camino, ya en tramo común con dicho sendero de gran recorrido, durante 800 metros para llegar a la carretera y al Mirador de Ferreira, lugar de comienzo y final de esta ruta que destila un halo de nostalgia de los viejos arrieros que la hace ser tan especial.
¡¡¡ARRIEROS SOMOS Y EN EL CAMINO NOS ENCONTRAREMOS……!!!
Waypoint

ALDEIRE

Waypoint

AREA RECREATIVA LA ROSANDRÁ

Waypoint

ARROYO CHICO

Waypoint

ARROYO HONDO

Waypoint

BARRANCO DE FERREIRA

Waypoint

BARRANCO DE LA CHORRERA

Waypoint

BARRANCO DE LOS CIRILOS

Waypoint

BARRANCO DE MAJA CACO

Waypoint

BARRANCO DE URQUIZA / GR7

Waypoint

BARRANCO DEL ROBO

Waypoint

BARRANCO DEL TEJAR

Waypoint

CASCADA

Waypoint

COLLADO CARABINERO

Waypoint

COLLADO DE LA CABAÑUELA

Waypoint

COLLADO MARÍN

Waypoint

LOMA DE LA CASILLA

Waypoint

EL HORCAJO

Waypoint

ERMITA DE LA VIRGEN DE LA CABEZA

Waypoint

FERREIRA

Waypoint

HAZA DE LA MEINA O CORRALES DE SOLETA

Waypoint

LAS ZORRERAS

Waypoint

LOMA DEL PEÑÓN DE ENMEDIO

Waypoint

MESETA DE LOS TEJOS

Waypoint

MIRADOR DE FERREIRA

Waypoint

MORRON DE LA CABAÑUELA

Waypoint

PUENTE COLGANTE

Waypoint

PUERTO DE LA RAGUA

Waypoint

REFUGIO CORTIJO DE LAS CHORRERAS

Waypoint

RIO BENÉJAR

Waypoint

RUINAS DE LA VENTA MARIANO O CORTIJO DE LA HUERTEZUELA

Waypoint

VENTA DE FERREIRA

Waypoint

VENTA DEL PUERTO

Waypoint

VENTA NATALIO - INICIO DEL CAMINO DE LA SIERRA

6 comentarios

  • Foto de Senderismo La Trocha

    Senderismo La Trocha 12-nov-2015

    Magnifica descripcion de una ruta que seguro ha sido fantastica. Enhorabuena, MAESTRO!!!

  • Foto de PJCastro

    PJCastro 13-nov-2015

    Gracias Miguel. Nos acordamos bastante de ti porque tú sabes valorar bien estos senderos y la grandeza que desprenden.

  • Foto de kayman

    kayman 24-nov-2015

    "Pa" quitarse el sombrero.
    Un abrazo.

  • Foto de PJCastro

    PJCastro 25-nov-2015

    Gracias. Se valoran aún más sabiendo que vienen de una referencia en la materia. Un abrazo!!!

  • Foto de guartrapas

    guartrapas 04-abr-2016

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Magnífica ruta! De lo mejor que se puede hacer por estos lares. Enhorabuena y gracias por compartirla.

  • Foto de lmdanielsevilla

    lmdanielsevilla 15-sep-2019

    He realizado esta ruta  verificado  ver detalle

    Muy buen trabajo. Muchísimas gracias por esta ruta. La disfrutamos muchisimo.
    Solo nos costó un poquito pasar por la Venta Natalio porque han crecido fuerte las zarzas y los matorrales.
    Muchas Gracias

Si quieres, puedes o esta ruta