Tiempo en movimiento  una hora 6 minutos

Tiempo  una hora 25 minutos

Coordenadas 1112

Fecha de subida 25 de noviembre de 2018

Fecha de realización noviembre 2018

-
-
366 m
254 m
0
1,7
3,3
6,62 km

Vista 372 veces, descargada 19 veces

cerca de Angueiros, Galicia (España)

Ruta fácil de 6,6 kilómetros de recorrido circular en torno al túnel romano de Montefurado y al antiguo cauce del río Sil, de gran interés cultural, patrimonial y paisajístico. Actualmente, este enclave se encuentra gravemente amenazado por la futura autopista A-76 entre Ponferrada y Ourense, al igual que otras zonas de la Ribeira Sacra.

La ruta comienza en el mirador de Anguieiros, que está convenientemente señalizado en la N-120 a la altura de Montefurado. Después, se dirige hacia la aldea de Os Anguieiros, con sus estrechas callejuelas y sus casas de pizarra, en ocasiones unidas entre sí por pintorescos corredores de madera. Dejando atrás Os Anguieiros, se camina a través de un precioso soto de castaños centenarios. Tras descender por un sendero de rocas, se cruza el arroyo de Sesmil que, dependiendo de la época del año, puede llevar más o menos agua. Cuentan los lugareños que en Sesmil se asentó la legión romana que explotaba las minas de Montefurado y alrededores, y de ahí su topónimo (seis mil hombres).

Se asciende posteriormente hacia el castro de A Cabrita, desde donde se divisa la aldea de Vilanuide y otro castro, O Castrillón. En tiempos de los romanos, todo el entorno de la aldea se convirtió en una gran mina de oro. Aunque la ruta no pasa por Vilanuide, si se dispone de tiempo, se puede bajar hasta la población y pasear por un núcleo rural típico de la Galicia interior.

En el alto de A Cabrita se ha de tomar un camino que deja Vilanuide al este, un hermoso paseo que ahora discurre entre olivos, una rareza mediterránea en esta parte de la España atlántica. Y, un poco más adelante, ya se puede vislumbrar el antiguo cauce del río Sil, un meandro de unos 3 kilómetros que los romanos desecaron para buscar oro cuando desviaron el río. Hay que descender hasta A Veiga, paso donde se cruza el antiguo cauce.

Saliendo a una carretera secundaria, la ruta baja hasta el mismo túnel de Montefurado, llamado comúnmente A Boca do Monte por la gente de la zona. Se puede ver de cerca el gran agujero excavado en la roca que los romanos realizaron para desviar el Sil a través de la montaña, en una de las obras de ingeniería más grandiosas de la Antigüedad.

Tras el plato fuerte de la excursión, hay tres opciones: regresar al mirador, punto de inicio y fin de la ruta; visitar la aldea de Montefurado, con sus casas señoriales y su iglesia románica; o, en verano, dirigirse hacia el pueblo de Os Covallos y darse un baño en las aguas que cruzan el propio túnel romano.
foto

Mirador del túnel romano de Montefurado

foto

Os Anguieiros

foto

Arroyo de Sesmil

foto

Vilanuide

foto

Antiguo cauce del río Sil

foto

A Veiga

foto

Montefurado

foto

A Boca do Monte

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta