Tiempo  4 horas 6 minutos

Coordenadas 1953

Fecha de subida 24 de abril de 2017

Fecha de realización abril 2017

-
-
1.670 m
1.321 m
0
3,6
7,3
14,58 km

Vista 702 veces, descargada 6 veces

cerca de Caserío Prado Negro, Andalucía (España)

Ruta dura que comienza en al final del asfalto de la pista Mimbres-Alfaguara y que, con dos desniveles principales, sube primero al cerro del Tamboril y luego al peñón de la Mata.

Tras dejar el coche en una explanada de tierra junto a un cartel informativo, comienzo la subida al cerro del Tamboril, primer objetivo de la jornada.

Ya había subido hace meses pero sin GPS ni cámara, por lo que la experiencia quedó sin registrar. En esa ocasión subí por la ladera este del cerro, paralelo al barranco de la zorra, y la senda era solo apta para cherokis con buen olfato. Hoy subí por la pista hasta unos 100m en que hay atrochar para alcanzar la cima del cerro.




Desde el cerro, lleno de trincheras y cuevas usadas como refugio durante la guerra civil, las vistas son inmejorables. La cuerda que lo corona es pateable por senda, tras recorrerla, me dejo caer hacia el río Bermejo procurando perder la menor altura posible.




Tras bajar toca un repecho fuerte para tomar una senda que va a media ladera de la sierra de Cogollos hasta el collado de San Agustín. Este tramo es el más interesante para mi gusto de toda la ruta, por las vistas al valle de Carialfaquí/río Bermejo así cómo al del cortijo de los Asperones (sin rima). Así mismo, a medida que aparece en la lejanía el peñón de la Mata, nos damos cuenta de lo que nos queda por subir.





Desde el collado de San Agustín, sin detenerme siquiera, enfilo la subida al peñón de la Mata. Hay bastante gente y el sendero está perfectamente claro, aunque no señalizado. Al pie de la pared este comienza lo realmente duro. La subida es escalonada y con algún punto en el que el firme suelto hace que el bastón improvisado que llevo me venga de lujo... pero sólo pensar en la bajada ya me inquieta.




Tras un alto en un "campamento base", se enfila el penúltimo tramo de subida entre pedriza viva así que ojo con los tobillos.

Una segunda zona más llana presenta un primer bunker desde el que se afronta el tramo final. Ojo al coronar porque las caídas son muy considerables y el firme puede hacernos tropezar con cada paso, sobre todo si estamos cansados. MUCHO OJO.




Alargo el recorrido hacia el oeste de la cima en busca de una zanja que parece una trinchera pero que creo que es natural y unos pequeños belenes allí instalados. Ojo porque se pasa por varios puntos MUY PELIGROSOS.



También visito un refugio de unos 3m de profundidad y 2 de alto llenos de pintadas (gracias a los energúmenos) pero con un acceso complicado y peligroso. OJO de nuevo.



Para evitar la cola de bajada (nos juntamos arriba casi 15 personas), decido comer una vez en el llano. Veo un par de cabras paseando entre peñas como si fuera cualquier cosa.

La bajada la hago con mucho cuidado y bajando el centro de gravedad en un tramo de unos 50-100m en los que hay tierra suelta. El "bastón" también ayuda.

Paso por las trincheras del collado de San Agustín, las más grandes de la zona aunque no las mejor conservadas, y decido hacer la ruta circular subiendo a Linillos ascendiendo por el río Bermejo.

La bajada se hace por vereda de ganado que, lógicamente, pasa por un afloramiento de agua muy cerca de la pista que baja a Carialfaquí. Yo la cojo dirección cortijo de la Higuera, de subida a Linillos.



Alto isotónico y comienzo el ascenso entre pinos y rampas de tierra suelta. A mi derecha el río Bermejo apenas trae caudal y presenta varias presas de piedra, la mayoría en pie.



A medida que subo el verdor aumenta y, al coronar, cojo una vereda a derechas que me lleva al cortijo de Linillos. Otras veces que he estado por la zona he bajado atrochando hasta un depósito de agua que alimenta al cortijo. La variante de hoy es, sin duda alguna, más pateable e interesante.



Me asomo a ver el cortijo y prosigo por la pista hasta el coche. Me cambio de camisa y dejo el noble bastón apoyado en un árbol por si sirve a otro senderista.

Pienso que las sorpresas han terminado cuando aparece CeltaGPS en su burra. No puedo creerme la casualidad, pero es que la sierra de Huétor es un pañuelo. Nos relatamos las aventuras respectivas y quedamos en detallarlas el día siguiente en el trabajo. ¡Qué sorpresón!



Ruta dura, sin puntos de aguada y en gran parte sin sombras. Ojo a los días ventosos o con firme húmedo tanto en la cuerda del Tamboril como, sobre todo, en el peñón de la Mata.

¡Nos vemos en el campo!
Camino
Cortijo de Linillos
Río Bermejo
Parque Natural Sierra de Huétor
Parque Natural Sierra de Huétor

2 comentarios

  • Foto de Pedro cervilla

    Pedro cervilla 21-mar-2019

    Muy buena información. Gracias!

  • Foto de grabie

    grabie 21-mar-2019

    Un placer, gracias por valorar.

Si quieres, puedes o esta ruta