Tiempo  12 horas 9 minutos

Coordenadas 1324

Fecha de subida 26 de marzo de 2016

Fecha de realización marzo 2016

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.532 m
655 m
0
7,2
14
28,78 km

Vista 867 veces, descargada 44 veces

cerca de El Zarzalar, Andalucía (España)

Ruta impresionante por el corazón del Parque Natural de Cazorla. Impresionante y muy dura, pues el desnivel que hay que superar, la distancia y el tiempo de marcha necesario la hacen agotadora, además de los pasos expuestos y con cierto peligro que hay que atravesar, de modo que vaya por delante que sólo es recomendable para senderistas de verdad experimentados. Ahora bien, la recompensa merece completamente la pena, pues la belleza de todo el recorrido es insuperable.

Se parte de la piscifactoría donde el río Borosa desemboca en el Guadalquivir y se remonta el Borosa aguas arriba, en un trayecto muy famoso y transitado por mucha gente, muy bonito, con diversos arroyos que vierten sus aguas en el Borosa, hasta llegar a la cerrada de Elías, preciosa también con su tablado voladizo enganchado a las paredes para transitar por el costado y por encima del propio río. A partir de aquí la romería empieza a hacerse menos intensa, pues en este punto muchas familias se dan la vuelta. A continuación se abre un poco el valle y atisbamos ya las altas cumbres a cuyo pie se encuentran las lagunas de los Órganos y Valdeazores. Se llega así hasta la central eléctrica, a partir de la cual el camino se convierte en sendero, más empinado, y a cuyo lado el Borosa cae formando numerosas cascadas, hasta llegar a las altas paredes que cierran el valle y por entre las cuales brota la cascada más grande. Este es el punto donde el sendero gira para ascender por una pedrera hasta el acceso al primer túnel que atraviesa por el interior una de las paredes laterales. Es más que recomendable llevar un frontal, pues aunque el túnel es amplio, más de la mitad del espacio lo ocupa un canal que baja lleno de agua, el paso es estrecho y suele estar encharcado o embarrizado, y la luz que entra por los respiraderos es insuficiente en varios trechos, completamente oscuros y llenos de agua. Me ha sorprendido la cantidad de gente que hace esta ruta sin la más mínima preparación para el senderismo y que luego andan quejándose por pequeñas dificultades como esta ("Tenían que haber puesto unos tablones o algo", decían unos). Después de un pequeño trecho a la salida del primer túnel hay un segundo túnel, más corto, tras el cual llegamos ya al embalse de los Órganos, precioso, y unos cientos de metros más allá, a la laguna de Valdeazores, igualmente hermosísima. Hasta aquí la primera parte de esta ruta. La romería de los más jóvenes y deportistas llega hasta aquí, y en la primera laguna de los Órganos almuerzan algo y se dan la vuelta para regresar por el mismo camino.

La segunda parte, después de almorzar en la laguna de Valdeazores, comienza cuando, volviendo sobre nuestros pasos, atravesamos el primer túnel, pero justo pocos metros antes de la entrada al segundo tomamos una senda ascendente a la derecha, muy poco marcada aunque con un pequeño hito de piedras a su inicio. Es, para hacernos una idea, como si camináramos por lo alto de la montaña justamente por encima del primer túnel que hemos pasado en el camino de ida: por eso sobre el mapa se ven juntas varias líneas del track en ese trecho. Esta parte en que se recorren los cintos al pie de los grandes cortados de las cumbres es grandiosa, es como ir por unos balcones asomados desde gran altura a la inmensidad de la sierra, y además de las vistas magníficas y de la sensación de altura, los propios parajes por los que transcurre la ruta son preciosos; me ha encantado especialmente la primera bajada al cortijo del Haza, de amplias praderas verdes por donde fluyen hasta tres arroyos distintos y donde avisté ciervos que huyeron ladera arriba. Pero atención, porque esta es también la parte más expuesta de la ruta: en varias ocasiones la senda pasa muy cerca de los cortados que caen en picado al valle del Borosa y es necesario extremar toda precaución, muy especialmente en las vertientes de umbría de cada una de las cumbres por cuyo pie se pasa, que pueden estar muy húmedas, y en estas fechas de marzo incluso he tenido que cruzar varios neveros que aún se conservaban, así que cuanto más seco sea el tiempo para hacer esta ruta, mejor. Estoy de acuerdo con lo que indican otras personas que han compartido también esta misma ruta u otras parecidas: no la calificaría directamente como peligrosa, pero sí que se hace necesario recomendar máxima prudencia. Dentro de esto, la senda es una maravilla, pero eso sí, muy dura: hay que pasar al menos cuatro "toboganes" de sube y baja, bastante o muy duros, hasta llegar al Tranco del Perro e iniciar el descenso: la subida primera por el borde del Picón del Haza, la subida al pie del Castellón (¡dura!), la subida al Puntal de las Cabras (también considerable) y la subida ya algo más suave hasta el pie del Pico del Águila, donde se toma el desvío para bajar por el Tranco del Perro hasta el collado de Roblehondo. El paso del Tranco del Perro está muy encajonado entre dos picos, pero es fácil localizarlo y seguirlo.

Y a partir del collado de Roblehondo empieza lo que podríamos llamar la tercera parte de la ruta, que consiste en un prolongado descenso que pasa junto a varios cortijos abandonados y a lo largo del cual puede disfrutarse de magníficas vistas sobre las cumbres y los cintos por los que hemos pasado unas horas antes, así como sobre todo el valle del río Borosa desde gran altura y en general de toda la sierra de las Villas en la vertiente opuesta del río Guadalquivir, tras la cual se irá poniendo poco a poco el sol en el atardecer del final de ruta.



Distancia recorrida: 28,8 km
Altura Mínima: 655m
Altura Máxima: 1532m
Ganancia Altitud: 2446m

2 comentarios

  • Foto de Joanibus

    Joanibus 16-abr-2019

    He realizado esta ruta  verificado  ver detalle

    Preciosa la ruta hasta el nacimiento del río Borosa, pero imposible encontrar el camino de regreso circular, pero aunque tuvimos que regresar por el mismo sendero fue espectacular.

  • Foto de Antonio Ruiz 99

    Antonio Ruiz 99 17-abr-2019

    Hola Joanibus, muchas gracias por tu valoración, me alegro de que te haya gustado, el valle del Borosa no defrauda. El resto del recorrido en circular es igualmente espectacular, aunque por un terreno muy duro. El arranque de la senda está a la salida del primer túnel (a la ida, o justo antes de entrar al segundo túnel si se va en dirección de regreso), y está muy poco marcada, es una subida algo abrupta, pero bueno, ya si eso para otra ocasión :-) Saludos.

Si quieres, puedes o esta ruta