-
-
1.288 m
761 m
0
4,4
8,7
17,43 km

Vista 3388 veces, descargada 74 veces

cerca de San Clemente de Valdueza, Castilla y León (España)

Esta ruta recorre el Valle del Silencio, en Ponferrada, en el sentido contrario a las agujas de reloj. Hay quien la hace al revés para, según me decían algunos caminantes que me iba encontrando, no tener que subir el Collado del Chano o de la Chana por la parte más dura. En el sentido en que yo la hice creo que se obtienen las vistas más bonitas de Peñalba en la lejanía, además de permitir llegar a este pueblo a una hora prudencial para comer y, ya que esta marcha es en cualquier caso durilla la cojas por donde la cojas, lo recomiendo. También se puede empezar a caminar en Peñalba, pero hay que acercarse en coche hacia allí y pierde su encanto. ¡Cuestión de gustos!

El caso es que dejamos el coche en la carretera que sube a Peñalba desde Ponferrada, en un apartado a la izquierda después de pasar San Clemente de Valdueza y junto a las ruinas de una ferrería, y echamos a andar por una cuestecita que va ganando altura progresivamente y que nos lleva al pueblo de Montes de Valdueza después de tres kilómetros. El pueblo no lo ves hasta que estás llegando a él y se debe a que es pequeño y alargado, bordeando un monte. Si vais con tiempo, podéis hacer la visita guiada por el monasterio de San Pedro. El camino pasa por delante de su entrada y sigue su curso ascendente hasta que llegamos al Arroyo de Pico Tuerto. A primeros de mayo llevaba bastante agua, pero se cruzaba bien. Pasado el vado nos toca pasar por un paso angosto y encarar lo más duro de la jornada: la subida al Collado del Chano. A mí me resultó muy dura, para mi nivel, ya que tras seis kilómetros de sube y baja te pilla algo cansado. Eso sí, las vistas son preciosas.

Una vez que se culmina la subida ya todo es bajar hasta que tienes que desviarte para ir a la Cueva de San Genadio, recorriendo casi un kilómetro desde el desvío. Tiene una imagen en su interior y un altar con un libro de visitas, además de curiosas peticiones que la gente deja escritas en papeles que colocan entre sus dedos. Desde la entrada se ve ya cerca Peñalba de Santiago, a donde nos dirigimos deshaciendo el camino hasta el desvío y encarando otra subidita hasta el pueblo.

Este es un lugar precioso, muy en la línea de los pueblos que se van descubriendo y reconstruyendo; en otoño tiene que ser una pasada, pues todos los bosques que lo rodean son castaños.

Una vez vistos el pueblo y la iglesia y recompuesta la figura con alimento suficiente, se toma la carretera durante algo más de un kilómetro y luego un camino a la derecha que nos lleva, pasada una fuerte bajada ya casi al final, al punto de partida.

La ruta está perfectamente señalizada con bandas de pintura roja y azul , con flechas pintadas y con círculos, de modo que es imposible perderse. La califico de moderada por el esfuerzo, ya que el desnivel acumulado tanto de subida como de bajada es considerable para nuestro nivel, pero hay que hacerla sí o sí, en primavera u otoño preferentemente.

Gracias y un saludo

2 comentarios

  • Foto de Escalateitor

    Escalateitor 14-oct-2018

    He realizado esta ruta  verificado  ver detalle

    Buena ruta y bonitos paisajes.

  • Foto de Crestas Blancas

    Crestas Blancas 14-oct-2018

    Pues si. Habría que verla con el otoño un poco más avanzado, será espectacular.

    Un saludo

Si quieres, puedes o esta ruta