Tiempo  6 horas 36 minutos

Coordenadas 3090

Fecha de subida 5 de mayo de 2018

Fecha de realización mayo 2018

-
-
2.060 m
1.066 m
0
4,6
9,3
18,59 km

Vista 43 veces, descargada 3 veces

cerca de Corumbela, Andalucía (España)

Muy buena ruta por la Maroma, circular en la que ahy que esforzarse, primero porque el desnivel que hay en el ascenso es un rompe piernas, segundo es que según te pille el día, en el que te pille una tormenta y unas nubes de lo lindo, con niebla incluida, sé te hace mas complicado, gracias al GPS, que te ayuda a controlar el terreno, y te facilita la llegada a la cima.
A pesar de todas las peripecias del tiempo, hay que agregar la dificultad que tiene algunos tramos en los que como no andes fino te puedes despistar y meterte en algún que otro lio, como es el caso del aroyo del selladero, donde unas marcas me confudierón y me hizo dar algunas vueltas, hasta encontrar de nuevo la verea que te lleva en ascenso continuo hasta el collado de don abuelo.
A partir de aqui se sale del bosque y comenzamos a andar por un pedregal que te dificulta el ascenso más si cabe, son sesenta metros lo que queda de ascenso, por lo que tienes que trazar lo mas recto el ascenso, para hacerlo mas facil, pues en mi caso, con la niebla me despisto un poco y me costo algo mas de la cuenta dar con la cima, una vez que llegas la satisfacción de conseguir el reto, contraresta las dificultades, la pena es que las nubes, el viento y, la lluvia le quito al día lo bonito de ver el paisaje que desde la cima se pueden contemplar. Bueno se reponen energias, y rapido empezamos el descenso por el Volaero y el salto del caballo, para no mojarnos mas de la cuenta, a partir de aqui hasta el mirador del Temple la lluvía nos acompaña, lo imprescindible es procurar no resbalar, pues el piso mojado hace que las piedras y raices lo hagan mas difícil.
Ya solo queda seguir hasta el punto de incio en el Robledar, con lo que ha sido una ruta y un día lleno de aventura, pero no excenta de belleza, esto es lo que tiene la montaña, en que algunas ocasiones té regala buenos momentos y otras no malas, sino especiales que te hace comprender que ella es la que manda.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta