• Foto de Circular por O Cajicar
  • Foto de Circular por O Cajicar
  • Foto de Circular por O Cajicar
  • Foto de Circular por O Cajicar
  • Foto de Circular por O Cajicar

Tiempo  2 horas 10 minutos

Coordenadas 771

Fecha de subida 9 de abril de 2013

Fecha de realización abril 2013

-
-
1.354 m
987 m
0
1,7
3,5
6,92 km

Vista 2179 veces, descargada 85 veces

cerca de Borau, Aragón (España)

BORAU - BARRANCO FUENDELABÉ- CAjICAR- PISTA LAS BANCAS - CASETA PIQUERO - CERRO CRUZETA - BORAU

Desde la curva cerrada de la carretera en dirección a Aisa que pasa por encima del barranco de Fuendelabé, comenzamos el camino por una pista asfaltada que a los 100 metros continua sin asfaltar nada más cruzar a la otra margen del pequeño barranco.
La pista sin asfaltar en sus primeros compases tiene un suave desnivel, pero va ganando altura poco a poco mientras se adentra en la umbría y ascendiendo en paralelo a un antiguo muro que antaño delimitaba las fincas particulares. Este, en ocasiones desaparece entre pinos, bojes, aliagas y algún erizón, hasta llegar al Quejigar que da nombre a este "paco", ascendiendo por una "trocha" mejor marcada para llegar a la Pista de las Blancas. No es difícil continuar el sendero marcado si estamos pendientes de las marcas de sendero local que podemos encontrar en rocas y árboles.
El siguiente tramo del recorrido se hace por pista asfaltada mayormente, a nuestra izquierda podemos ir observando el camino realizado, y el pequeño barranco de Fuendelabé que antiguamente fue mucho más utilizado para las labores ganaderas. Hoy en día nos puede costar encontrar hasta algunos de los abrevaderos que los locales hicieron para sus reses.
Más adelante, y disfrutando de las preciosas panorámicas que tenemos a nuestro alrededor, llegamos a la Caseta Piquero, pequeño refugio donde podemos hacer un descanso antes de bordearlo por su derecha y comenzar la bajada por el conocido Zerro Cruceta.
Continuamos por una pista bien marcada con balizas de pintura en sus laterales, árboles o incluso en el suelo, hasta llegar a una señalización que nos va a llevar por antiguos campos donde podremos ver un par de cabañas de falsa cúpula, a punto de terminar por ser derruidas por completo.....
Así, y mayormente por una pista sin asfaltar que a tramos iremos perdiendo por el paso de los años y el desuso, llegaremos al espolón del cerro en dirección a la Villa de Borau, siempre visible al final de nuestro recorrido.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta