Tiempo  5 horas 43 minutos

Coordenadas 2387

Fecha de subida 2 de mayo de 2016

Fecha de realización mayo 2016

-
-
817 m
296 m
0
4,5
9,0
17,97 km

Vista 813 veces, descargada 34 veces

cerca de El Bujeo, Andalucía (España)

Ruta circular desde el Área Recreativa del Bujeo, a medio camino entre Algeciras y Tarifa, donde andaremos por las sierras del Bujeo y de Ojén. Recorreremos el sendero sobre el barranco del río de la Vega hasta el Tajo de las Escobas, el bosuq ede niebla en la cabecera del río Guadalmesí y el sendero del río Guadalmesí.

Partimos del aparcamiento del área recreativa. Si venimos desde Algeciras tenemos el acceso a nuestra derecha, mal señalizado y en mal estado, pero el aparcamiento está a escasos metros de la carretera. Desde el aparcamiento empezamos el recorrido por la pista, el Camino de la Ahumada, que sube levemente rodeando el cerro de la Sierra del Bujeo. Un paseo agradable a primera hora que pronto se coloca paralelo al barranco del río Guadalmesí. Nuestra primer punto es alcanzal el cruce de la Ahumada, para ello no dejaremos el carril, que describirá una amplia curva para salvar el río sin apenas ganar ni perder altura. Como referencia podemos tomar el solitario molino de viento, averiado, que se encuentra en el collado de la Ahumada. No lo perderemos de vista y nos acercaremos a él rápidamente.

Desde que llegamos, la zona alta de la sierra está totalmente encapotada y corre un fuerte viento de levante, seguramente es lo que nos espera en esa parte del recorrido. Así que hoy no tendremos apenas panorámicas de la costa. Situados en el cruce de la Ahumada, junto a la casetilla, tenemos varios carriles y varias opciones de recorrido. Nosotros tomaremos el que sigue por la vertiente opuesta a la que llegamos y de momento lo dejamos por otra rodada a nuestra derecha. Este camino irá bajando hasta llegar al puente que cruza el río de la Vega.

Llegados al barranco del río de la Vega, antes de cruzarlo, sale a nuestra derecha un senderillo que se adentra en el valle que forma el río a esta altura, paralelo al correr del agua en los primeros metros. En el momento que se adentra en un poblado alcornocal, el sendero se aleja del cauce y da comienzo el corto ascenso del día. Con pendientes acusadas en algunos tramos, el sendero, compartido con una bajada trialera de BTT, gana altura hasta que abandona el barranco y nos deja en un pequeño collado. Nosotros nos cruzamos con ciclistas BTT justo al finalizar el ascenso, pero vista la subida, habría que extremar la precaución estos metros de sendero para evitar algún percance, ya que el sendero se encuentra abarrotado de saltos en la bajada y nos es que bajen lentos precisamente.

Desde este collado volvemos a tener a la vista el amplio barranco del río Guadalmesí, el collado de la Ahumada y el barranco del río de la Vega a nuestras espaldas. Ante nosotros, suponemos, poruqe las nubes empiezan a quitarnos visión, las primera rocas de la subida hacia el Tajo de las Escobas. Aquí también tenemos la opción de bajar hacia el río Guadalmesí o hacia la Ahumada si queremos reducir la distancia de la circular. Aunque el fuerte viento no invita a subir, nuestra intención es completar el trayecto, así que iniciamos el último tramo de subida. A pocos metros pasamos una portilla en la alambrada y el sendero empieza a zigzagear para ganar altura. Poco antes de alcanzar el punto alto, donde se encuentran las antenas, nos encontramos una pequeña formación rocosa que nos servirá de abrigo ante el fuerte levante.

Unos metros más arriba, ya inmersos en las nubes, alcanzamos la zona de las antenas, pero el molesto viento y la falta de vistas nos hace abandonarlo rápidamente por el carril de acceso que baja en la dirección que llevamos. Unos metros de carril asfaltado, y otro de pista de tierra hasta que a nuestra izquierda aparece una cancela metálica que pasamos. Nos adentramos en un húmedo bosque por un corto tramo de sendero, que tras enlazar con una pista de tierra, nos lleva hasta los Llanos del Juncal. Nos encontramos en el punto más alejado de la ruta, desde aquí empezamos a cerrar la circular.

Buscamos un sendero a nuestra derecha, que aunque la entrada algo difusa, se encuentra totalmente definido mientras baja por el verde bosque que forma el río Guadalmesí. Un bonito sendero que va serpenteando por esta pequeña selva y salvando infinidad de correntias que van aportando al río que comenzamos a escuchar a escasos metros. Hay un punto donde el sendero vadea el cauce, fácilmente, y pasamos una angarilla. Cuando el sendero se aleja un poco más del lecho escuchamos lo que parece una pequeña cascada, así que dejamos el sendero, y unos metros campo a través nos acercamos a disfrutar de una pequeña cascada y su poza. De vuelta al sendero seguimos la bajada hasta encontranos de nuevo en el Camino de la Ahumada.

Para la parte final hemos dejado el tramo de sendero señalizado del río Guadalmesí que discurre por el barranco. Para ello giramos a la izquierda y a pocos metros nos encontramos el panel informativo y la entrada al sendero. Este sendero irá paralelo al cauce, por la ribera encajonada que forma, buen paseo como final de ruta. Llegado un punto nos encontramos el último poste indicativo que nos desvía a la izquierda en subida para volver a enlazar con el camino de la Ahumada. Desde aquí desandamos el kilómetro escaso hasta el aparcamiento del área del Bujeo.

Una ruta amena, en nuestro caso la hicimos en mediodía con la idea de pasar la tarde en la playa, con lo que se completa un día redondo montañero-playero.

Nos vemos en las montañas.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta