Tiempo  3 horas un minuto

Coordenadas 905

Fecha de subida 19 de junio de 2017

Fecha de realización mayo 2017

-
-
1.607 m
1.346 m
0
1,8
3,6
7,14 km

Vista 227 veces, descargada 9 veces

cerca de Los Canos, Andalucía (España)

Fecha de realización: 06/05/2017

Bonita ruta circular en un entorno de gran belleza en la Sierra Nevada almeriense. Se puede decir que se divide en dos tramos, uno más fácil y agradable, que transita junto al Arroyo Ubeire y el Río Nacimiento y otro más duro y monótono que se divide entre campo a través y pista. Para hacer la misma me he basado en la del usuario “Indalobici” (https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=3743908) al que le mando las gracias desde aquí. En nuestro caso la hicimos en sentido contrario, lo que aumenta la dificultad. El duro tramo de campo a través hace que eleve la dificultad del recorrido de fácil a moderado.

La totalidad del recorrido se desarrolla en el término municipal de Fiñana y nos moveremos entre los 1340 y los 1600 msnm. La vegetación predominante será el pinar de repoblación, el encinar y la vegetación de ribera. El Cerro del Almirez y otras cumbres cercanas serán una constante referencia en el horizonte en buena parte del recorrido.

Partimos del Refugio del Ubeire, que gestionado por el Ayuntamiento de Fiñana (se puede reservar telefónicamente o por internet), se encuentra ubicado en un idílico lugar, el cual se embellece aún más por la presencia esta magnífica construcción en piedra, antiguos cortijos restaurados y habilitados para uso y disfrute de los aficionados a la montaña. Junto al mismo encontramos un panel indicativo del sendero señalizado del Ubeire, con cuyo trazado coincide en los primeros 4 km del sendero realizado. Puntualizar que en el lugar de inicio del sendero sólo hay un aparcamiento reservado a las personas alojadas en el refugio y el acceso por pista hasta el mismo está cerrado con cadena, por lo que si no se está alojado en el refugio habrá que iniciar el sendero en un punto anterior, justo en el comienzo de esta pista que desciende al refugio, donde se halla la cadena. En esa intersección hay espacio suficiente para aparcar. La longitud del trazado no se verá ampliada ya que la ruta a pie también pasa por ese punto, poco antes de terminar la ruta circular.

El primer tramo transcurre en ligero descenso por un paraje muy agradecido, primero junto a antiguos campos de cultivo, después ya junto al precioso arroyo de Ubeire, que habremos de cruzar por puentes de madera hasta en seis ocasiones. Despues de los cinco primeros puentes, pasaremos por el cortijo del Rosal y seguidamente tras cruzar el Arroyo del Rosal, llegaremos al cortijo del Recodo (ambos en ruinas), desde el que tendremos vistas del cortijo del Doctor. Tras pasar por una era, cruzaremos el sexto puente del Arroyo de Ubeire, poco antes ya de que este se convierta en el río Nacimiento tras añadir las aguas procedentes del Arroyo del Estepar. En este tramo descrito, podremos contemplar desde no demasiada distancia una pequeña cascada formada en el descenso del Ubeire.

Tras cruzar el último puente, ya caminando por la ladera en la margen derecha del Río Nacimiento, empezamos un tramo en la que la cubierta arbórea es escasa y eso es debido a un incendio que tuvo lugar en 2009. No obstante, en estas fechas primaverales, el paisaje de un verde resplandeciente y plagado de flores, no ve mermada su belleza.

Tras haber caminado a lo largo del 4 km, el sendero cambia radicalmente su trazado y deja de ser amable y sencillo para volverse más duro y algo monótono. En este punto abandonamos el sendero señalizado, cambiamos la orientación de N a SE y comenzamos el ascenso campo a través por la ladera, en un pasillo entre el pinar en duro ascenso, durante 1 km. En esta distancia ascendemos 225 metros, pasando de los 1365 a los 1590 msnm, por lo que puede ser algo duro si se va con menores o gente poco acostumbrada a estos lares. No obstante el caminar no deja de ser eso mismo, no hay que trepar ni hacer nada arriesgado, por lo que dosificando el esfuerzo y descansando si es necesario, se sube sin mayor problema.

Una vez completado el kilómetro de ascenso, llegamos a la pista que sube desde Fiñana por la que ya habremos pasado si se ha venido en coche. Desde aquí el recorrido ya siempre es por pista, por tanto más monótono. No obstante, las vistas son espectaculares, con la cuerda de Sierra Nevada de frente, con el Almirez, todavía con algo de nieve, presidiendo y abajo, el valle formado por el río Ubeire, con el refugio en lo hondo. Llegado el momento, tras algo más de 1,5 km abandonamos esta pista principal y cogemos el pedregoso ramal que baja hasta Ubeire en 500 metros.

En resumen, una ruta más que atractiva y con muchos alicientes, el principal, conocer uno de los parajes más bellos de la sierra nevada almeriense, por lo que recomiendo acompañar el sendero de uno o dos días en el refugio para disfrutar de la paz y belleza de este entorno único.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta