Tiempo  8 horas 26 minutos

Coordenadas 4077

Fecha de subida 7 de enero de 2018

Fecha de realización enero 2018

-
-
1.261 m
356 m
0
4,8
9,7
19,32 km

Vista 327 veces, descargada 21 veces

cerca de Sant Martí d'Albera, Occitanie (France)

Larga excursión por la Serra de l'Albera, siguiendo en buena parte del camino el trazado del GR10, la ruta transpirenaica francesa, y con ascensión al Puig Neulós, el punto culminante de l'Albera, con 1.245 m.
El punto de partida es el refugio-gîte d'ètape del Col d'Ullat, un punto estratégico donde podemos pernoctar todo el año aunque en temporada baja no hay servicio de comidas. Desde el refugio bajamos a la carretera, situada a pocos metros y allí mismo encontramos un camino señalizado (es el GR10) que sube por el bosque en dirección a la cresta fronteriza. Llegamos a esa cresta, frontera entre Francia y España, y podemos contemplar el panorama de la vertiente sur de l'Albera. Al final de nuestro tramo de cresta ya vemos la cumbre del Puig Neulós, muy visible con sus grandes antenas.
Seguimos por la cresta pero al poco rato encontramos un sendero a la derecha con una señalización que indica el Pou de Neu, una curiosa construcción de piedra semienterrada conde antiguamente se almacenaba nieve y hielo con fines comerciales.
Volvemos a la cresta y en pocos minutos llegamos a la cumbre del Puig Neulós (1.245 m). Gran panorama sobre el Ampurdán y el Rosellón. Bajamos en dirección sudeste entre un bosque de hayas hasta encontrar el refugio libre de la Tanyareda, pequeño pero bien acondicionado, propiedad del Club Alpino Francés (CAF). El camino sigue ahora durante un largo trecho, siempre marcado como GR10, la cresta fronteriza, en bajada con algunas pequeñas remontadas. Pasamos por diversos collados, en general poco marcados, y en algunos tramos el camino se aparta ligeramente de la cresta para evitar alguna cumbre secundaria.
Poco después de pasar el Coll de Pal el camino se aparta de la cresta e inicia una fuerte bajada por la vertiente norte. Bajamos unos metros pero pronto abandonamos el GR10, que se dirige ya hacia Banyuls, fin de su recorrido, tomando un sendero que flanquea hasta recuperar la cresta fronteriza por la que seguimos bajando, ahora siguiendo claramente el filo de la cresta, hasta llegar, poco antes del Coll de Banyuls, al refugio libre del mismo nombre.
Es un refugio muy bien acondicionado aunque libre, propiedad del Centre Excursionista Empordanès. Se construyó rehabilitando un antiguo búnquer y es bastante cómodo aunque no hay agua. Únicamente hay una cisterna donde con suerte puede haber agua, si ha llovido recientemente. A pocos metros del refugio hay una carretera que cruza la frontera justamente por aquí, el Coll de Banyuls.


Más información en mi blog: BLOG DE MUNTANYA

Ver más external

Antigua instalación donde se almacenaba la nieve cuando nevaba en invierno. Esa nieve se mantenía en ese gran depósito y se prensaba con su propio peso, compactándose. Después esa nieve se comercializaba en los pueblos y ciudades próximos. Era un comercio muy importante en determinadas épocas, ya que en verano o primavera se fabricaban helados, un auténtico lujo cuando no existían los frigoríficos.
Punto culminante de l'Albera, con grandes antenas en su cumbre. Gran panorama sobre el Ampurdán y el Rosellón.
Refugio libre. Propiedad del CAF. 12 plazas. Renovada en 2003, actualmente (2018) se encuentra en buen estado aunque con pocas comodidades. Hay chimenea. También hay agua en una fuente próxima. El punto negativo es que se llega en coche y eso hace que pueda estar completa y también afecta a asu concervación y limpieza.
Nosotros la encontramos totalmente seca (enero 2017) aunque por las instalaciones que hay (valla para protegerla de las vacas y abrevadero de plástico) se supone que en otras épocas del año funciona.
pequeña surgencia prácticamente seca
Propiedad del Centre Excursionista Empordanès. El refugio se inauguró en 1994. Se trata de un antiguo búnquer de las antiguas líneas defensivas del Pirineo, que ya se solía utilizar como abrigo de emergencia hasta que en 1994 el CEE lo rehabilitó totalmente convirtiéndolo en un magnífico refugio, libre pero bien acondicionado. Aunque según la web del CEE tiene 12 plazas, creemos que tiene algo más, quizá 18 o 20. Hay chimenea, que funciona perfectamente (tiraje perfecto). También hay mesa y bancos. El punto débil es el agua, ya que sólo hay una cisterna pero nosotros la encontramos seca. Muy cerca, en el torrente que pasa junto al refugio, hay una pequeña represa artificial que en temporada de lluvias puede proporcionarnos agua. El refugio es accesible por carretera, ya que está a muy pocos metros del coll de Banyuls por donde discurre una pequeña carretera internacional.
Hay una muga grande y una cruz grabada en una piedra.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta