Tiempo  4 horas 31 minutos

Coordenadas 1062

Fecha de subida 21 de octubre de 2013

Fecha de realización octubre 2013

-
-
1.206 m
368 m
0
3,5
7,1
14,11 km

Vista 1139 veces, descargada 27 veces

cerca de Viego, Asturias (España)

Del C. D. Riberano.
Bosque de Peloño (Ponga)
Una vez llegado a San Juan de Beleño (capital del concejo de Ponga),
hemos de tomar la carretera PO-2, yéndonos a la izquierda con sentido
septentrional superando una subida de unos 3 km hasta coronar en la
collada de Llomena (cota 990 m), donde nos deja el vehículo.
En Llomena y ante el crucero de rutas, optamos por dirigirnos al Este
abordando una pista de tierra que está perfectamente señalizada. De manera
ondulante avanzamos en medio de un paraje que constituye el balcón natural
hacia las montañas del Cornión y el cordal de Ponga. Se continúa por esta
pista bordeando helechos, fresnos y acebos, encontrándonos al poco con un
camino a la derecha que se dirige hacia atrás y que obviamos. Siguiendo por
el camino principal, llegaremos a otro cruce ubicado en una pequeña
campera, donde existe una desviación a la derecha. Después, se continúa
por el camino que traíamos, el cual directamente nos conduce a la majada de
Les Bedules.
En este lugar se descubre la peña Salón, el picu Pierzu, el gran valle del
Ponga entre Taranes y La Llambria, así como las cimas del Cornión. En Les
Bedules nos encontramos también con un monolito de piedra y con una pista
hormigonada a la derecha que procede del Cabañón.
Abordando el camino de la izquierda se encuentra a los pocos metros una
fuente donde rellenar la cantimplora, ya que hasta Granceno no
encontramos otro lugar en el que repostar agua. La pista se ensancha
introduciéndose en el bosque sin perder altura. En este tramo podemos
contemplar el hayedo en todo su esplendor y, con un poco de suerte,
encontrarnos con algunos de sus múltiples ejemplares faunísticos. Al cabo de
una hora aproximadamente se llega a la collada de Granceno (punto más
alto del recorrido). Constituye una pequeña campera que delimita la Reserva
Natural Parcial de Peloño. Se localiza en el lugar un pequeño abrevadero,
como también una cabaña. Aquí merece la pena asomarnos al bosque y
contemplarlo en toda su magnitud con el cortejo de montañas que asoman en
el horizonte, como son los picos la Mora, peña Prieta, Pozúa y peña Ten, entre
otros.
El hayedo de Peloño es uno de los más extensos y mejor conservados.
Catalogado hoy como Reserva Natural Parcial, no en vano en sus más de
1.000 hectáreas de superficie se cuenta con ejemplares centenarios de
árboles, entre los que campean en ocasiones el oso pardo cantábrico y el lobo.
Completan el catálogo faunístico corzos, jabalíes, rebecos, venados, rapaces
diurnas y nocturnas, urogallo y pito negro, entre otras especies.
El bosque que tapiza el monte Peloño está enmarcado dentro de los límites
naturales de la gran depresión circular que forman El Rasu (1.617 m) al norte,
Pileñes (2.021 m) al sur, Sen de los Mulos (1.056 m) al este y el Colláu Zorro
(1.845 m) al oeste. La hidrografía está protagonizada por los cursos de agua
que forman el río Canalita o Canalina, que vierte sus aguas al río Mojizo,
afluente del Sella.
En este lugar la ruta da un giro brusco a la izquierda tomando el camino que
desciende precipitadamente a partir de la cuadra más próxima, soslayando el
desvío del collado Viances que marcha en dirección al pico Sen de los Mulos. A
partir de este punto la ruta inicia un fuerte descenso por zonas donde los
prados se entremezclan con las hayas. Nos acompaña el runruneo de las
aguas del arroyo del Cándanu, enmascarado por la tupida vegetación que lo
cubre. A la sombra del mismo avanzamos siempre por el camino principal, que
a veces parece un túnel merced a las ramas de las hayas que apenas dejan el
sol, conectamos con la pista asfaltada que comunica Viboli y puente Agüera en
un punto distante apenas 200 metros del primero. Aquí se toma la pista hacia la
derecha que prolonga el descenso y nos introducimos seguidamente en el
desfiladero del Cándanu, por donde el río y la pista cabalgan juntos y en
paralelo por la pequeña abertura que ejercen las paredes que sostienen los
picos peña Salón y peña Subes, respectivamente. A partir de aquí la carretera
franquea la peña excavando la roca a manera de un semitúnel por la margen
derecha del río. El agua, protagonista de este paisaje, muestra sus encantos
con la sucesión de cascadas que penden de las paredes del barranco.
Observamos una muy especial que está totalmente recubierta por musgo a
semejanza de un panal de miel, donde el agua se mece sobre él para dejarse
caer al río. Más adelante llegamos al cruce de La Sota, donde arranca el desvío
a Casielles y seguidamente nos introducimos en la Foz de los Andamios, de las
mismas características que la anterior. Siguiendo su curso, muy pronto nos
presentamos en el puente de Agüera, lugar enclavado en el corazón del
desfiladero de los Beyos por donde discurre el río Sella y la carretera nacional
625. Damos aquí por finalizada esta bella ruta senderista. Saludos Montañeros_JEA

Ver más external

Collado Llomena.Al S. P.R.AS-181
Cruce rectos 0.45Km
20-OCT-13 11:58:14 Mirador en La Carrera_1.57 Km
Cercado portatil ganado 1.8Km
Les Bedules.Cruce rectos SE.1.97 Km
Fuente cabaña.Les Bedules al E._2 Km
Cruce a Dr. al E. 2.9 Km
Seguir pista principal al S. 3.55 Km
Reguero en pista rectos 4.6 Km
Granceno.A Izda.NE.Camino baja_6.5 Km
Reguero bajando camino 7.9Km
Cruce bajando rectos al N. 8.25 Km
Cabaña en ruinas. 9 Km
Riega de Porciles 9.8 Km
Cruce carretera Dr.S. a Izd. Viboli_9.8 Km
Puente Sto. Domingo.R$o Voboli_10.9 Km
Pte. Carmina.Foz de C$ndano_11.1 Km
La Sota rectos.Izd. a Casielles_12.6 Km
Puente de Hüera N-625_ 14 Km

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta