Tiempo  3 horas 21 minutos

Coordenadas 1488

Fecha de subida 11 de octubre de 2014

Fecha de realización octubre 2014

-
-
1.387 m
1.092 m
0
2,6
5,2
10,49 km

Vista 224 veces, descargada 12 veces

cerca de Caserío Huenes, Andalucía (España)

Sierra Nevada, río Dílar, agua de las altas cumbres
Desde la cota de los 3.000 a la vega de Granada

Recorre la gran ladera del pico El Veleta, en Sierra Nevada. Nace a 3.000 metros de altitud, en el paraje conocido como los Lagunillos de la Virgen, pequeñas lagunitas, pastizales y borreguiles por los que discurre el agua de neveros y arroyos para formar el cauce del que se convertirá en el rio Dílar, uno de los más importantes del Espacio Natural de Sierra Nevada. Desde su nacimiento, tras la Laguna de las Yeguas, transformada artificialmente en una pantaneta, fluye hacia la vega de Granada por espacios de cortados, cañones, laderas y desfiladeros, en la cota más baja de los montes Alayos, hasta llegar a las inmediaciones de la localidad de Dílar, donde concentra algunos de los puntos para el ocio y áreas recreativas más imporantes de la sierra y el área metropolitana de Granada.



Es un río de aguas rápidas, estrecho y poco caudaloso, pero de paso contiuo de agua, que en verano se ve acrecentado por el efecto del deshielo de las grandes cumbres. Las áreas recreativas situadas a unos tres kilómetros del núcleo urbano y antes de llegar a la Central Eléctrica de Dílar, son espacios muy frecuentados por familas en primavera y verano, donde el río se convierte en una playa de interior.

Desde la central eléctrica en ascensión hacia las cumbres de la sierra (es posible llegar hasta el Veleta) el río se hace estrecho y discurre entre cañones y zonas dolomíticas, con vegetación propia de ribera, cargada de sauces, juncos, pinares, olmos y matorral, que sirven de hábitat a especies de aves como mirlos, currucas, mosquiteros, herrerillos, carboneros, y aves de más porte, en los cortados, donde se ven bandadas de grajillas, avión roquero, vencejos y golondrinas, además de rapaces. En las zonas más altas, desde 2.500 metros, se encuentran aves de alta montaña, Acentor alpino, Colirojo tizón, Collalba gris, e incluso Chova piquiroja.

Los lagunillos de la Virgen, en Sierra Nevada, a 3.000 metros de altitud, forman la laguna de Las Yeguas, que dan nacimiento al río Dílar
Nace en la parte norte de Sierra Nevada, cerca del Picacho de Veleta, de una multitud de fuentecillas, en el sitio llamado los Borreguillos, donde se encuentran varias lagunas y praderas; se aumenta con las aguas que bajan de la sierra del Caballo, que es un montón enorme de rocas peladas entre las que se distingue el cerro del Perro, y cuyas cimas están cubiertas de nieve, aun en el estío. En su curso de SE a NO baña los términos de Dílar, Otura, Gójar, Alhendín, Híjar, Las Gabias, Churriana, Ambrox y Purchil, por cuyo término desagüa en el Genil, en la vega de Granada. Además del nombre de Dílar, suele llamarse también Seco.
Tomás López (1776 – 1802).
Diccionario Geográfico de Andalucía: Granada

del Internet


http://es.wikipedia.org/wiki/R%C3%ADo_D%C3%ADlar

Ver más external

cima

Boca De La Pescá

Río

Canal de la Espartera

El canal de las arenas... y montesas Con el agua del río Dílar crea un eje vital a través de las dolomías del Trevenque y es un privilegiado mirador de la cuerda alpina de Sierra Nevada La Espartera recorre siete kilómetros de un territorio poblado de joyas botánicas únicas en el mundo y es paso obligado de fauna y senderistas que se internan en los arenales del Trevenque Por Juan Enrique Gómez y Merche S. Calle / IDEAL - Waste Magazine Tres machos cabríos de poderosas cuernas bajan hacia los prados de un viejo cortijo situado a la sombra de los Alayos. Caminan entre retamas y jarales para llegar al lugar donde cada tarde, se dan cita grupos de hembras que durante el día deambularon entre cortados y vaguadas acompañadas de sus crías, y que al crepúsculo buscan la compañía de la manada. El cortijo Sevilla, situado poco más arriba de la conocida Fuente del Hervidero, es el cruce de caminos que por diversas rutas descubren los secretos de Sierra Nevada y un punto neurálgico para el conocimiento de la gran cordillera Bética, pero también un lugar donde la fauna silvestre y doméstica encuentra alimento y refugio. El paisaje se abre hacia la cuerda de los ‘tresmiles’ de la cara oeste de la sierra. Se divisa en toda su plenitud el Trevenque, el rey de la baja montaña, e impacta la imagen alpina de los Alayos, que se alzan desde el estrecho valle y las gargantas bajo las que discurre el río Dílar. (..) Es un territorio dominado por los grandes arenales dolomíticos que descienden desde las cumbres medias hacia la Vega de Granada, en forma de ramblas y picachos semidesérticos , espacios áridos en los que crecen gran parte de las joyas botánicas de la sierra granadina, y por el que discurre, desde hace casi un siglo, el Canal de la Espartera, con la misión de llevar el agua del Dílar hasta un gran salto con el que generar electricidad. Una obra realizada por el ingeniero José Morell Cuéllar entre 1918 y 1923, que con el paso de los años se ha naturalizado con su entorno y convertido en paso de fauna y confluencia de numerosas especies, sobre todo aves que encuentran agua, y por tanto, invertebrados y vegetación con los que alimentarse. La senda de la Espartera es uno de los caminos habituales de montañeros, ciclistas y senderistas de la media montaña. Es el trazado habitual para ascender al Trevenque (2.000 metros de altitud) y el sendero para, desde el Hervidero, bajar al río Dílar y volver a la ciudad, o simplemente recorrer parte de su trazado para conocer una obra de ingeniería hidráulica única y sumergirse en la belleza de los arenales dolomíticos. La ruta de la Espartera comienza en el aparcamiento situado a 300 metros más arriba del Hervidero. El canal, es el inicio de un triple sendero que, a la izquierda, asciende hacia los carriles que conectan con el mirador del Trevenque y las sendas hacia su cumbre; a la derecha, baja hacia el cortijo Sevilla y conecta con el sendero del Búho que llevará hasta el río Dílar –discurre casi paralelo al canal pero unos metros más abajo. Y en el centro, el camino del canal, que camina junto al agua en los tramos en que el cauce está al aire y sobre él en los trazados en que se encuentra embovedado. La senda se adentra en los territorios de arenales y asciende también hacia las ramblas del Trevenque para llegar a la cumbre a través de barranqueras donde crece con una vegetación más exclusiva. Asequible En un trayecto corto, con escasas pendientes, en el que disfrutamos de la presencia del curso de agua, que hay que realizar con cuidado de no caer a su interior en los tramos en que circula al aire libre, y de no andar sobre las losas del embovedado en las que está tapado y no vemos el agua. En menos de media hora se puede llegar a un punto en el que contemplar, en toda su magnitud, los arenales que en el siglo XIX atraparon la atención de botánicos y naturalistas, que como Edmond Boissier desvelaron al mundo las maravillas de las especies nevadenses. Es posible encontrar pequeñas poblaciones de Viborera (Echium albicans); la Correhuela de Sierra Nevada y los Alfileres del Trevenque, sobre los que vuelan las mariposas Euphydrias aurinia. El canal es también el camino de las montesas. Es fácil verlas entre los riscos y cortados de esta zona de la sierra, y casi siempre en lugares cercanos al agua y protegidas por el matorral que, junto al cauce, es más verde y denso, por lo que hay más posibilidades de encontrar brotes para alimentarse. Sierra Nevada aglutina el mayor número de cabras montesas de todo el mundo, y el canal de la Espartera es uno de los principales puntos de concentración de Capra pyrenaica hispanica de todo el macizo nevadense. La Espartera es un camino de agua, una senda para la biodiversidad, y el único lugar entre kilómetros de arenales semiáridos donde aún es posible contemplar el vuelo de las golondrinas. Agua para generar electricidad en los años veinte El canal de la Espartera fue construido por José Morell entre 1819 y y 1923. Su objetivo era llevar agua desde el río Dílar hasta un punto desde el que caía en un gran salto hacia la central de Dílar donde movía turbinas que generaban electricidad que estaba destinada a la fábrica de papel que se construyó en Benalúa de Guadix. El canal, aún en uso, tiene 7.035 metros de largo con 47 puentes. Discurre por una canalización de 1,10 m. de ancho y un metro de profundidad, según los datos recogidos por Manuel Morell, hijo del ingeniero autor del canal, en www.esparterariodilar.com. http://waste.ideal.es/canaldelaespartera.htm
Cascada

Cascada Rio Dilar

....
Collado de montaña

Cerro Sevilla

Río

Cruzar Rio 1

Río

Cruzar Rio 2

Río

Cruzar Rio 3

Río

Cruzar Rio 4

Río

Cruzar Rio 5

Río

Cruzar Rio 6

Río

Cruzar Rio 7

Intersección

Desvio 1

Intersección

Desvio 2

Intersección

Desvio 3

Intersección

Desvio 4

Waypoint

Edificio

fuente

Fuente Del Hervidero

https://www.facebook.com/pages/Restaurante-Fuente-Del-Hervidero-Casa-Macareno/184163368375447
parquing

Inicio Final Parking

cima

Picacho Alto 1718 m

Waypoint

Sala Bombas

Waypoint

Sala de Turbina

Río

Toma del Canal

El Canal de la Espartera es una obra colosal que data de 1917; el director del proyecto fue el ingeniero D. José Morell Cuellar que simultaneó la obra con la Central de Diechar. Se proyectó como iniciativa de la la fábrica de pasta de esparto para papel Ntra. Sra. de las Angustias, de capital granadino, que a la vez que construía sus instalaciones en Benalúa de Guadix, previó asegurarse el suministro de fluido eléctrico mediante el aprovechamiento de un salto de agua en Dílar y el consecuente montaje de una línea de alta tensión hasta el pié de fábrica. Tras tomar agua del río Dílar en la zona del Barranco de Aguas Blanquillas el canal recorre 7035 metros de longitud precisando de 47 puentes para atravesar toda la zona del Cortijo Rosales, Trevenque, Cortijo Sevilla, Cortijo Parejo y Boca de la Pescá para finalmente caer en picado hasta la central eléctrica.
cima

Trevenque 2012 m

El pico Trevenque es una montaña situada en la cara noroeste de Sierra Nevada (España), entre los términos municipales de Dílar y Monachil, (provincia de Granada). El Trevenque tiene una altura de 2.079 metros. La cima de este pico dolomítico es accesible a pie por dos rutas (desde el Oeste y desde el Sudeste). La ascensión es asequible y puede realizarse sin material técnico de montañismo pero la parte final de las dos veredas que conducen a la cumbre es muy escarpada. Desde la cumbre pueden verse todos los tresmiles occidentales de Sierra Nevada, desde el Pico Veleta hasta el Cerro del Caballo. Durante la ascensión es frecuente el avistamiento de cabras monteses (Capra pyrenaica). Por su popularidad y su silueta destacada en la zona exterior de Sierra Nevada, el Trevenque es conocido como "el rey de la baja montaña". Geológicamente, pertenece al llamado Complejo alpujárride y, dentro de él, al llamado Manto del Trevenque. Este manto es fundamentalmente dolomítico, con un alto grado de tectonización, manifestado en trituraciones con recristalización, con roca pulverulenta (catacalasita). El Trevenque sirve de cabecera a los siguientes a los siguientes cursos fluviales: Por el Este, al Arroyo Aguas Blanquillas; por el Oeste, el Barranco del Búho, que se abre paso por entre los Arenales del Trevenque, ambos son afluentes del Río Dílar; y por el Norte, al Arroyo de Huenes, tributario del Río Monachil. En la falda Norte del Trevenque, en la cabecera del Huenes, se encuentra el Jardín Botánico de la Cortijuela. http://es.wikipedia.org/wiki/Trevenque
panoramica

Vistas 1

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta