Tiempo en movimiento  2 horas un minuto

Tiempo  3 horas 21 minutos

Coordenadas 1831

Fecha de subida 25 de febrero de 2019

Fecha de realización febrero 2019

-
-
859 m
675 m
0
2,7
5,4
10,71 km

Vista 49 veces, descargada 6 veces

cerca de Colmenar del Arroyo, Madrid (España)

Hoy me propongo una ruta corta, siguiendo la que hizo mi amigo Antotemo, por estos bellos parajes de las estribaciones de la no menos preciosa sierra oeste de Madrid.
Colmenar del Arroyo es un pueblo con algo más de 1.600 habitantes, una superficie de 5,5km2 y una densidad de población de 32h./km2.
Encuadrado en los sesmos de Segovia, la aldea estaba encuadrada en el de Casarrubios. Obtendría el titulo de villa en 1.626 bajo el reinado de Felipe IV.
Comienzo la caminata en la parada del bus 642 que hay al lado del ayuntamiento e iglesia parroquial.
Lo primero que hago es acercarme a visitar los puentes de la Fragua y del Caño, ambos de origen medieval aunque uno reconstruido sobre las ruinas de otro anterior y por tanto más actual. No tenemos problema alguno de saber la verdadera historia porque está muy bien explicada en el panel informativo instalado al respecto.
Me sorprende un poco que el arroyo va tomando distintos nombres dependiendo del lugar por donde vaya discurriendo. En honor a la verdad no se me ocurrió preguntar a ningún paisano que sería quien mejor lo supiera, por lo que no me atrevo a poner nombre de arroyo alguno.
Desde aquí me dirijo a visitar lo que queda, (solo la espadaña), de la iglesia de San Vicente cuyo origen se remonta a la época del románico y que está en el cementerio municipal.
Ya en campo abierto tomo la cañada de Talavera y entre El Conjuro, Prado Cercado y la Corchera me dirijo a las minas de Nuestro Padre Jesús o de Palomeque. La explotación de estas minas quizá sea anterior a los Reyes Católicos. La última propiedad correspondió a la Compañía Minera Asturiana hasta que a mediados del XX.
En estos lugares se alcanza la máxima cota de hoy, a partir de ahora todo es en suave descenso o en llano.
Un poco más adelante nos topamos con la senda que va desde Zarzalejo hasta el pantano de San Juan coincidente con un tramo del GR-10, cuyo recorrido seguiremos girando a nuestra izquierda.
Caminamos por unas dehesas muy bellas, aunque es invierno los olores de las distintas especies vegetales, el vuelo de las rapaces, el suave tintineo de los cencerros del ganado o el breve canto de cualquier otro plumífero, nos hacen olvidar que estamos a pocos metros de la vorágine humana que llaman progreso.
Dejamos que la senda siga su camino hacia Navas del Rey y nosotros giramos a la izquierda por las Umbrías. Un poco más adelante tras pasar una puerta, giramos de nuevo a la izquierda para andar por el camino del Tejar.
Poco a poco vamos dejando a nuestra espalda El Chorranco, La Navaza, La Cotilla, El Chaparral y el Conjuro antes de encontrarnos con la conducción de agua de Picadas-Valmayor.
Al llegar al Caserío de Viñuelas nos damos cuenta de que estamos a punto de encontrarnos con el camino de ida. Desde aquí hasta la parada del bus son unos cuantos metros de coincidencia.
Preciosa ruta diseñada para hacerla en cualquier época del año. Le prometidí a mi nieto, el andarín, que voy a traerle esta primavera y de paso a ver si alguno de los otros se anima o tal vez la peque.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta