Tiempo  3 horas 25 minutos

Coordenadas 754

Fecha de subida 15 de junio de 2017

Fecha de realización junio 2017

-
-
822 m
665 m
0
2,2
4,4
8,75 km

Vista 600 veces, descargada 17 veces

cerca de Urkiola, País Vasco (España)

Punto de partida: Puerto de Urkiola.
Espacio protegido: Parque Natural de Urkiola.
Época recomendada: Todo el año.
Elementos de interés: Santuario de Urkiola, el Toki-Alai y el entorno del Parque.
Tipo de camino: Pista de tierra que se corresponde con el PR-BI 80.
Servicios: En el mismo puerto se encuentran una serie de bares y un alojamiento rural.

Descripción del itinerario.

El Parque Natural de Urkiola fue el primer Parque Natural declarado de Euskadi, en el año 1989. Abarca el conjunto de montes del Duranguesado, desde Belatxikieta en Amorebieta hasta Tellamendi en Aramaio. El Parque reparte su superficie entre los territorios de Bizkaia y Álava, a los que corresponde el 85% y el 15% respectivamente.

Iniciamos nuestro itinerario en la parada de bus junto al restaurante Bizkarra en un día de calor pero con una niebla importante. Nuestro fin era dar un paseo fácil y sencillo por el parque, por lo que tampoco nos ceñimos a las balizas del PR-BI 80 (figuras 1 y 2).

En primer lugar nos dirigimos hacia el mirador de las 3 Cruces, no sin antes pasar por la primera ermita que veríamos, la del Santo Cristo (figuras 3 y 4), una de las cuales marcaba la entrada al imponente Santuario de Urkiola.
Siguiendo el camino llegamos a nuestra primera meta, el mirador, desde donde no vimos absolutamente nada, solo las tres cruces (figura 5).

Volvemos a nuestro lugar de inicio. Hemos hecho un kilómetro. Ahora partimos hacia otra ermita, en esta ocasión la de Santa Apolonia (figuras 6, 7 y 8). El camino está perfectamente señalizado así como pavimentado. Discurre por un extenso hayedo. Esta pequeña ermita, si mal no recuerdo, está dedicada a Santa Cristina.

Proseguimos por el camino que nos lleva hasta el Santuario, el cual, debido a la niebla, tampoco se veía. En este lugar, tomamos el camino que conduce a Urkiolaguirre, un pequeño monte que alcanza los mil metros de altitud (figura 9). Este punto coincide con la cota más alta del itinerario. Nos quedamos en 822 metros debido a la espesa niebla que nos dificultaba el camino. Decidimos dar la vuelta en el inicio del bosque de pinos volviendo por una pista. No recomiendo subir hasta arriba pues el desnivel se incrementaría en demasía.

De nuevo en el Santuario, tomamos una nueva dirección. En esta ocasión nos dirigimos a realizar el recorrido botánico del parque. Su inicio tiene lugar, en una pista forestal que desciende, cercana a la carretera. Este recorrido cuenta aproximadamente con 4,2 kilómetros. Descendemos pues, por la izquierda hasta llegar al primer punto de interés, una cabornera (figuras 10 y 12) rodeado por un bello hayedo (figura 11).

Seguimos descendiendo hasta llegar a la carretera. La cruzamos y tomamos la bifurcación hacia la izquierda, ascendiendo por el bosque de replantación de hayas y robles hacia el Toki-Alai, el centro de interpretación del parque (figuras 13, 14 y 15).

Ascendemos hasta los 747 metros donde finaliza por un instante el bosque y supongo (lo digo por la niebla) que llegamos a un lugar con una buena panorámica (figura 16).
Un vez aquí, comenzamos nuestro descenso (300 metros, figura 17), hasta llegar al Toki Alai, que es la casa del parque (un bonito baserri). Antes de llegar se pueden observar las obras realizadas por los pastores como las cercas (figura 18).

El centro de interpretación recoge toda la información necesaria acerca del Parque en la primera planta. Un vídeo de unos 12 minutos de duración, la historia del Parque, los diversos tipos de climas, sus montes, su fauna, su flora... (figuras 19, 20 y 21).

Nos despedimos del baserri para volver a nuestro punto de origen, donde tan solo nos quedará conocer la nevera de Urkiola, donde se almacenaba la nieve para la elaboración del hielo (figuras 22 y 23).

Impresiones.

Me impresionó la extensa señalización a lo largo de todo el parque, así como que todos los elementos de interés están restaurados y perfectamente explicados y cuidados. Algo básico y necesario, pero que en la mayor parte de Parques no ocurre. Punto a favor. Deseando volver.
Carbonera

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta