Tiempo  17 minutos

Coordenadas 229

Fecha de subida 26 de julio de 2019

Fecha de realización julio 2019

-
-
1.572 m
831 m
0
2,8
5,6
11,23 km

Vista 58 veces, descargada 3 veces

cerca de Corés, Asturias (España)

CORÉS (840) (Valle del Pigüeña)-PEÑA BLANCA (1.594) (Parque Natural de Somiedo).

DATOS TÉCNICOS:

RECORRIDO: 11,6 k.
ALTURA MÁXIMA: 1.594 m.
ALTURA MÍNIMA: 840 m.
ASCENSO TOTAL: 748 m.
TIEMPO EN MOVIMIENTO: 3,25 h.
FECHA DE REALIZACIÓN: Julio de 2019.

CORÉS (840) es un lugar y parroquia del concejo de Somiedo, de cuya capital la Pola dista 18,6 km. Se accede al mismo desde AGUASMESTAS (575), pequeño pueblo ubicado en el kilómetro 28 de la AS-227 (Puente de San Martín-Puerto de Somiedo). Una carretera secundaria parte de este último y discurre paralela al VALLE DEL PUGÜEÑA dirección sur, hasta morir en Villar de Vildas (865), cabecera del citado valle, pasando antes por Corés.

El del Pigüeña es el valle más al poniente del concejo somedano, lindando con el municipio de Cangas del Narcea y el Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Ibias y Degaña. Es abrupto, de fuertes pendientes, en forma de hoz, con relieves pronunciados y modestas camperas encajonadas entre las sierras. Toma el nombre del río Pigüeña, que nace en el valle de Cereizales, en el entorno de Braña los Cuartos con antiguos corros de piedra, continúa por la famosa Pornacal -una treintena de cabañas de teito-, deja a un lado Villar de Vildas y Corés hasta Aguasmestas, donde recibe aguas del río Somiedo, para terminar desembocando en el Narcea a la altura de Puente de San Martín.

Son varias las sierras que encuadran el citado valle: PELADA, DE LOS CEREIZALES, DEL PÁRAMO y DE LA SERRANTINA, a las que haremos referencia a lo largo del recorrido, pues nuestro objetivo de hoy, PEÑA BLANCA (1.594), ubicada al este en la SIERRA DE CARBAINÉU, es atalaya privilegiada para una visión global y pormenorizada del PARQUE NATURAL DE SOMIEDO.

El declarado PARQUE NATURAL DE SOMIEDO desde 1988, con numerosas cimas que sobrepasan los 2.000 metros, se ubica en el área central de la Cordillera Cantábrica con una extensión de 29.122 hectáreas. Es también “Lugar de Importancia Comunitaria” y “Zona de Especial Protección para las Aves”, así como “Reserva de la Biosfera” según resolución de la Unesco en el 2000.

Los bosques ocupan casi la cuarta parte del parque, con predomino de las hayas en zonas de Saliencia y Valle, y abundancia de robles, fresnos, arces, tilos, acebos, tejos, abedules, castaños, encina carrasca y el quejigo o roble carrasqueño, “quercus faginea”, especie mediterránea esta última sólo existente en Somiedo y el Cares dentro de Asturias.

Significativas son también las zonas de pastos que ocupan una quinta parte del territorio y asimismo el matorral con representación de brezales, arándanos, enebros… Singularmente llamativos son sus lagos de origen glaciar, que se concentran sobre todo en el entorno de Saliencia y Valle, más lagunas, como las de la Sierra del Páramo, y turberas. Entre los mamíferos salvajes especial relevancia ha adquirido el oso pardo, pues según algunos estudios puebla el parque aproximadamente el 40 ó 50 por ciento del total de ejemplares asentados en la Cordillera Cantábrica, con notable presencia en zonas del Valle del Pigüeña.

Aparcamos el vehículo junto a la iglesia de Santa María Magdalena al lado de la carretera, desde donde ya percibimos el cordal de PEÑA BLANCA (1.594) hacia el este. Caminamos unos metros dirección Villar de Vildas, para en seguida virar al oriente atravesando el pueblo hasta encontrar una pista de uso exclusivamente ganadero a la derecha, en la parte alta del caserío. Desde los primeros pasos divisamos al norte el P. PALASTRO (1.559) y LA PATANA (1.529), techo de Tineo, marcada esta última con antenas y caseta, referentes continuos a lo largo del trayecto.

La pista, que alterna tierra y cemento, discurre en subida rumbo este a los pies de la cara norte del P. RESECHAR o RESETAR (1.413), entre tupido bosque mixto de castaños, abedules y fresnos, con proliferación de hayas en la zona alta. Caminamos en los límites de una amplia área de uso restringido por el mediodía, que alberga quizás la mayor población de osos pardos de la Cordillera. Llegamos a las primeras cabañas (K. 1,20), donde el camino gira al norte tratando de suavizar el ascenso al cordal. Al poniente, cumbres, que serán recurrentes en lo sucesivo, de la SIERRA DE SERRANTINA, con el P. FALGUEIRÚA (1.477) en la vertical de Corés.

Llegamos a una rudimentaria portilla (1.075) (K. 2). En el valle divisamos Corés (940) y Villar de Vildas (865), más allá al suroeste. Al noroeste, a los pies de las estribaciones septentrionales de la Serrantina, la aldea de LA REBOLLADA (1.150). También apreciamos en lontananza al sureste el collado CARBAINÉU (1.433), punto de paso para el acceso a nuestra cumbre de hoy. Tras algunos metros en llano, la pista de hormigón vira bruscamente en ascenso dirección a dicho collado. Abunda la vegetación de arbustos con saúcos y exuberancia de acebos.

Nueva zona llana, LOS CHANOS, para desembocar en las CABAÑAS DE FONTISIELLA o FONTICHETA (1.180) (K. 3,15), braña con diversas edificaciones, algunas restauradas, dos de las cuales a la sombra de sendos hermosos ejemplares de tilo, escenario singular, pues el caserío de las majadas suele estar escoltado por fresnos. La pista, ahora de tierra, continúa en la misma dirección dejando a nuestra izquierda FUENTE LA BRAÑA y poco después FUENTE DE PRADO BACÍN (K. 3,62) abajo a la derecha en una vaguada.

El camino se difumina al paso de pequeñas camperas rodeadas de tupida vegetación. Estamos en TUÉRZANOS. Recuperando el sendero de tierra nos aproximamos en ligero ascenso al COLLADO CARBAINÉU (1.433) (K. 4,70), extensa planicie herbosa donde pastaba una nutrida manada de vacas con algún caballo. Una amplia panorámica se abre a nuestra vista al sur con la SIERRA DEL PÁRAMO en primer término y el P. MOCOSO (1.989) de protagonista, más dosmiles clásicos somedanos en el horizonte suroriental: ALBO ORIENTAL (2.109), CALABAZOSA (2.104), ORNIZ (2.191) y SALGADA (1.989) entre otros. De la cabecera este del collado desciende una pista de tierra hacia el valle de Perlunes (1.070).

Dejando al poniente el tupido hayedo de LA CUGUREZA (1.514), encaramos la subida al cordal rumbo norte tomando un sendero marcado, que en los primeros metros discurre entre piornos, para seguidamente ascender por matorral bajo en amplio zigzag y conseguir la cima sur (1.579) (K. 5,42) de Peña Blanca. Nuevos y amplios horizontes en perspectiva. Tras la Sierra del Páramo asoman al fondo el mítico CORNÓN (2.188) más, de este a oeste, SIERRA PELADA (Canseco, 1949; Cornín, 1.962), SIERRA DE LOS CEREIZALES (Cogollo de Cebolléu, 2.084; Cogollo, 1.965) y SIERRA DE LA SERRANTINA (Fanarrionda, 1.884; Chandurrio, 1.887; Tableiros, 1.789).

Seguimos caminando sin problemas por el cordal unos doscientos metros para alcanzar la cumbre principal (1.594) (K. 5,68), roca caliza, de la peña marcada con rudimentario hito de piedras. Hermosa panorámica del Valle del Pigüeña al poniente con sus pueblos. A lo descrito se añaden nuevos horizontes por el este con el CAMÍN REAL DE LA MESA ( Michu, 1.762) y MACIZO UBIÑAS (Rueda, 2.152; Ubiña Grande, 2.417).

Regresamos haciendo el descenso por la cómoda cara norte de peña Blanca, teniendo enfrente LOS COLLAOS (1.529) y ALTO VILDÉU (1.539) con PEÑA MANTECA (P. Urro, 1.513) en el horizonte septentrional. Bajamos hasta un coqueto y precioso collado (1.478) (K. 6,17), escoltado por arbustos y matorral disperso con predominio de acebos de formas caprichosas. El sendero continúa hacia el norte. Nosotros, en giro de 180º, seguimos una vereda rumbo sur, que desciende transversalmente por la cara oeste de Peña Blanca hasta las inmediaciones del Collado Carbainéu. Pero a la altura de Tuérzanos, zona de aisladas camperas, la abandonamos acortando el recorrido, para incorporarnos a campo través al itinerario de ida (K. 7).

Ruta fácil de recorrido medio, que discurre siempre por pistas o senderos, y desnivel asequible que se afronta paulatinamente. Exuberante vegetación en brañas y collado, donde proliferan curiosas manchas de acebo de estructura cerrada, más el predominio de las hayas en zonas de uso restringido, cobijo de la cabaña osera. Soberbias panorámicas desde las cimas del cordal, que abarcan valles, sierras y los míticos dosmiles ya visitados en ocasiones anteriores. Una vez más el Parque Natural de Somiedo no defrauda.
CABAÑAS
PORTILLLA
LOS CHANOS
CABAÑAS DE FONTISIELLA
TUÉRZANOS
COLLADO CARBAINÉU
PEÑA BLANCA SUR
PEÑA BLANCA NORTE
PEÑA BLANCA CARA NORTE
PEÑA BLANCA CARA OESTE

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta