Tiempo  2 horas 28 minutos

Coordenadas 872

Fecha de subida 16 de octubre de 2018

Fecha de realización octubre 2018

-
-
285 m
-7 m
0
2,4
4,8
9,57 km

Vista 141 veces, descargada 10 veces

cerca de Elexalde, País Vasco (España)

Ruta que bordea por los encrestados acantilados de la costa ubicada al norte de esta población vizcaína, en el entorno del cabo Billano, con zonas de paisaje muy atractivas y llamativos vestigios de fortificaciones y otras instalaciones costeras.

Arranca la ruta desde una parada de autobús a las afueras de Górliz. Bajamos de ahí a su playa y recorremos ésta en parte hasta desviarnos por unas escaleras construídas al efecto para facilitar el seguimiento de este itinerario costero, señalizado con las marcas blanqui-rojas propias de un GR.

Empezamos a ganar altura por una empinada vereda abierta entre todo un bosque impenetrable, aprovechando pequeños claros para asomarnos al paisaje que ya se domina tanto hacia la playa como hacia mar abierto, en los bordes de los abruptos acantilados. Encontramos un saliente habilitado como mirador y otra pequeña planicie amueblada como diminuto área de descanso.

Enseguida desembocamos en un gran prado, el de una Granja Foral dedicada a la mejora de la ganadería autóctona. Bordeamos su linde costera hacia la punta Aizkorri, por cuya cuerda montañosa descendemos para visitar las ruinas de un fortín construido allí en el s. XVIII para defender la bahía.

Afrontamos luego una fuerte subida hacia el alto de Larragan, siempre siguiendo la cuerda costera de los acantilados, y continuamos caminando junto al vallado granjero hasta enlazar con la carretera que conduce al faro de Górliz, nuestro siguiente objetivo. Este faro, ubicado frente al cabo Billano, es de construcción reciente y modélico en su estilo, funcional y de mucha altura. En su vertiente de acantilado se conservan restos de un entramado defensivo de baterías de costa, ya hace mucho en desuso, una de cuyas piezas se mantiene en su ubicación para curiosidad general.

Después de visitar y fotografiar todo este conjunto, proseguimos en ascenso hacia el alto de Leorran primero y el monte Ermua a continuación. En este último, de 289 m de altitud y cota cimera de nuestra ruta, nos sorprende encontrar dos puntos señalizados con sendos vértices geodésicos, uno semi escondido en un lateral del camino y otro sobre una especie de refugio de piedra.

A partir de estas alturas, que nos brindan bellas panorámicas costeras en las que destaca el islote rocoso de este cabo, iniciamos el descenso bordeando prados y atravesando espeso boscaje; nos deleita un bello caserío muy bien conservado que encontramos al paso y caminamos luego por una senda trazada sobre el suelo de roca blanca que conforma estas laderas y nos lleva de nuevo hasta la barriada de Górliz donde iniciamos la ruta, poniendo fin a la misma.
Todo un conjunto de este tipo de fortificaciones defensivas ya en desuso se puede visitar en la vertiente de acantilado al pié del faro de Górliz.
Nos llama la atención este caserío que encontramos junto a nuestro camino, por su belleza y buen estado de conservación.
Con sus 289 m de altitud, constituye la cota más elevada de nuestra ruta. A destacar la existencia de dos puntos señalizados con vértices geodésicos, una curiosidad.
Marcan el inicio del recorrido GR señalizado en parte de esta ruta.
Construido en los años 90 del pasado siglo y modélico por su estilo de construcción y altura de su lugar de ubicación.
De 218 m de altitud, primera elevación en el camino que conduce al monte Ermua.
A medio camino hacia los primeros acantilados de la ruta.
Advierte sobre el peligro de derrumbes en esta parte de nuestra ruta.
Ubicado poco antes de llegar a los primeros acantilados.
Se construyó en el s. XVIII en la punta de este saliente costero, para defensa de la bahía.
Singularidad de este monte, señalizado con dos vértices geodésicos.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta