Tiempo en movimiento  5 horas 28 minutos

Tiempo  6 horas 59 minutos

Coordenadas 2947

Fecha de subida 27 de enero de 2019

Fecha de realización enero 2019

-
-
994 m
224 m
0
4,2
8,3
16,69 km

Vista 101 veces, descargada 11 veces

cerca de Covadonga, Asturias (España)

Precaución porque hay zonas de cotoya , en los que hay que fiarse del track , porque no hay camino marcado.
Y depende de la época del año mucho barro
Salimos de Covadonga tomar a la derecha la senda que sube a la vega de Orandi.
En la parte baja la senda gana altura con cortas zetas.
Una vez nos metamos en el hayedo de la zona alta del Monte Auseva la senda empieza a realizar una travesía hacia la izquierda, buscando el Colladín de Orandi.
Alcanzamos el Colladín de Orandi (533 m) Cruzamos el collado e iniciamos el descenso hacia la vega de orandi,la cueva donde se sume el río Las Mestas, el mismo que forma la cascada bajo la Santa Cueva
Poco después continuamos ruta. De momento toca seguir hasta Las Mestas (560 m), por lo que remontamos valle arriba el marcado sendero que forma parte del GR-202 "Ruta de la Reconquista". A la derecha dejaremos la Vallina la Iglesia, que permite el ascenso a la cumbre de la Peña Sienra, un buen mirador de la zona
Tras haber cruzado el río a la margen izquierda, a la altura del puente de Las Mestas abandonamos el GR-202 y nosotros lo hacemos a la derecha, pasando entre las fincas y cabañas de Las Mestas, mientras vemos al fondo el valle de Tresllué.
Enseguida nos metemos en el primer marrón del día. En nuestro caso optamos por seguir la senda que sube hacia el collado Cebéu por el centro del valle, por la Vallinona, en la vertical de las fincas de Las Mestas. Esta senda está totalmente perdida y nos cuesta un triunfo ganar la zona alta del valle, donde el hayedo deja zonas más limpias por donde cruzar. Parece mejor opción, tomar a la derecha del valle y desde Las Mestas dirigirse hacia El Pedrayu y ganar desde ahí la collada Cebéu.
De todas formas, tras varios intentos y no pocas vueltas, siguiendo lo que queda del sendero original, conseguimos ganar la zona alta de la Vallinona, próxima ya al collado Cebéu, en medio de un precioso hayedo. Allí mismo giramos a la derecha para ganar unos metros más y salir a la senda que llega desde Pedrayu.
Ya por buena senda recorremos los últimos metros que nos separan del collado Cebéu (751 m), entre la Sierra Los Torneros al sur y la Peña Cebéu al norte
Cruzamos el collado, pero justo en él, tomamos a la izquierda buscando la senda que casi en horizontal atraviesa el hayedo que se abre en la ladera norte de la Sierra Los Torneros. Cuesta dar con ella en los primeros metros, pero una vez estemos ya en pleno bosque aparecerá, cada vez más marcada.
De hecho una vez salgamos del hayedo, la senda sigue durante buena parte de su recorrido sobre buenas armaduras sobrevolando el valle que, a la derecha, baja hacia la Vega l´Agua y que será por donde regresaremos
La senda cruza la cresta de la Sierra Los Torneros y damos vista al siguiente tramo a recorrer. Bajaremos hasta salir a la buena senda que desde Següencu sube a los puertos y por la que nos acercaremos a la majada de Narves, desde donde subiremos hasta el collado en el que se asienta la majada Vizcalluenga.
De momento bajamos por Cuesta Beceña al Camín del Puertu de Següencu, un camino ancho y muy pisado que cruzando toda la Sierra de Covadonga, va pasando de majada en majada y que en última instancia alcanza el Puente Pelabarda para después remontar hacia Vega la Piedra.
Recorremos el Camín del Puertu durante un corto tramo, mientras vamos viendo la zona alta de la Sierra de Covadonga, con las Peñas Santas asomando por encima de ella.
Sin embargo, enseguida dejamos la senda. A nuestra derecha se abre un amplio jou en el que se asienta la majada de Narves, sobre la que se vislumbra la collada en la que se localiza Vizcalluenga y a donde debemos dirigirnos.
Las cabañas de Narves (720 m) se sitúan a la derecha de la vega, en la ladera de la peña Los Gamonales.
Sin darnos cuenta tomamos por una senda que, a la derecha, gana las últimas cabañas de Narves donde muere.
Alcanzamos las primeras cabañas de Vizcalluega, que dejamos a nuestra derecha, siguiendo por un sendero que gana el collado (803 m),
Y es que los Porros de Vizcalluenga son eso, una serie de porros, de pequeños coteros de altitud similar
Y allí llegamos poco después (935 m), cuando el día se nos ha metido en brumas, lo que nos van a limitar mucho las vistas, como esta con la siempre identificable Mota Cetín a la derecha y detrás, hacia la izquierda el Vízcares, Maoñu, Los Tornos y La Llambria.
Pero las verdaderas vistas de esta cumbre están hacia las cumbres del Cornión, destacando sobre la increíble entalladura de la Garganta del Dobra, ...
... que discurre unos 800 m por debajo nuestro.
Tirando de zoom vemos las cumbres de la la Torre de Santa María, Torre de la Horcada, Torre de Enmedio o la Torrezuela ...
el Cantu Cabroneru y el Valdepino, asomando por detrás de la Sierra de Valdepino ...
Al norte la Sierra del Sueve, con el Pienzu, y bajo ella destacando, Arriondas.
Bajamos todo el alargado valle hasta una pequeña vega en su base. Allí la senda se pierde. nosotros salimos de frente, pero luego nos dimos cuenta que la senda sale de la vega por la izquierda de esta. Desde un poco más abajo damos vista a la Hoya de San Vicente, en el río Dobra.
La senda gira a la derecha, buscando el descenso a las cabañas de Jucárabu, para luego remontar unos metros hasta la collada en la que se asienta Ñajuentes y por donde discurre el Camín del Puertu de Següencu, a donde tenemos que llegar (flecha).

Alcanzamos las cabañas de Jucárabu (720 m), diseminadas en una zona muy quebrada. Allí dejamos una senda que sigue a la izquierda, hacia otras cabañas, para remontar unos metros a ganar una horcada, a la derecha.

La senda pierde unos metros para luego subir a ganar ya la collada donde se localizan las cabañas de Ñajuentes, al fondo.
En la collada (715 m) tomamos contacto, de nuevo con el Camín del Puertu que llega desde Següencu, y en Por fin damos vista al collado Bustio (457 m), que se abre sobre las cabañas de Peñalba.
así bajando por los espléndidos pastizales de Peñalba, alcanzamos sus cabañas (410 m), alguna de sorprendente tamaño, hasta las que llega una buena pista desde Covadonga, con el Monte Priena al fondo.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta